Temas & Noticias



Las frases que auguran, quizás, tiempos más contemporáneos

Las frases que auguran, quizás, tiempos más contemporáneos

Las frases que auguran, quizás, tiempos más contemporáneos

IDEA exhibió este año un progreso respecto de ediciones anteriores, con un cambio en el clima y en el perfil de los disertantes; una síntesis de los destacados

Los empresarios tienen razones para celebrar. Asistieron al mejor Coloquio de los últimos años. Ayer, a las 18, cuando años atrás muchos acostumbraban estar ya en camino a Buenos Aires, el auditorio estaba lleno. Desde el atril, cinco legisladores de diferentes partidos enfatizaban la necesidad de alcanzar acuerdos sobre reformas de fondo. ¿Estaremos ante el fin de la polarización? La sociedad mira expectante.

Bajo el lema “Transformándonos”, en IDEA este año cambió todo: el tono, los temas, el perfil de los disertantes y, por ende, el entusiasmo de los más de mil asistentes que colmaron los salones en cada una de las charlas del foro empresario más importante del país.

Hubo un gran progreso: menos gente cabildeando en los pasillos y mucha más atención en los mensajes de quienes fueron invitados a hablar. Oradores de origen muy diverso, bien diferente de años anteriores, alguno de ellos ajenos a la vida empresaria convencional, caras nuevas con experiencias conmovedoras, autores de epopeyas deportivas, con historias de vida tan duras como aleccionadoras. Temas de fondo -educación y justicia, entre otros- y relatos mínimos, pero portadores de valores esenciales. Capitostes de la industria y unicornios de las puntocom pronunciándose sin ambigüedades sobre la Argentina actual y los cambios que se necesitan.

Hubo grandes retos también. ¡Las cosas que tuvieron que escuchar los empresarios! Y, lo mejor de todo: esas amonestaciones públicas fueron recibidas en general con espíritu de fair play, como si no hubiera derecho al pataleo, actitud de aprendizaje e incluso aplausos. Si todo cambio comienza con la simple intención de escuchar, entonces misión cumplida.

Cincuenta disertantes dejaron un sinfín de expresiones originales, muchas de ellas valientes, directas al grano. Vale la pena rescatar algunas de las más aplaudidas, que trazan una pintura de los temas que sobrevolaron los tres días:

“Si queremos construir, la pregunta es qué estamos dispuestos a resignar” (del basquetbolista argentino de la Generación Dorada Juan Ignacio “Pepe” Sánchez).

“Soy súper optimista sobre la Argentina que viene, se están haciendo cambios de fondo. Si prosperan, este país va a cambiar para siempre. Pero la agenda laboral es muy difícil porque mira al pasado. El modelo laboral que tenemos es imposible que les genere empleo a los chicos que están estudiando” (del creador de MercadoLibre, Marcos Galperin).

“Este año Techint incorporó 3000 personas, para lo cual tuvimos que hacer miles de entrevistas porque los problemas de formación son gravísimos, las deficiencias de la realidad educativa marcan un problema de gobernabilidad a largo plazo” (del líder de Techint, Paolo Rocca).

“Hoy hay que aprender y desaprender. Hoy mi único miedo es hacer siempre lo mismo” (de Jessica Schwartzman, ex analista de cuentas a pagar, que fue reemplazada en su trabajo por un robot. Actualmente forma parte de Robótica Process Automation Team de Accenture).

“No puedo creer que gente que tenga tanta plata sea tan cobarde. Nos faltaron los empresarios durante el kirchnerismo y no estuvieron. Seguro hubo excepciones pero mayoritariamente no, había que plantarse” (del periodista Jorge Lanata).

“En los últimos 50 años tuvimos 22 presidentes, una guerra, 50 ministros de Economía, 5 monedas, 16 cuasimonedas y tres grandes crisis económicas. En ese período la Argentina creció un 2,2 por ciento anual contra el doble de los países del Mercosur. Perdimos el camino y nos descarrilamos como sociedad, perdimos la cultura del trabajo y el respeto por el otro y por las normas de convivencia ciudadana. Debemos abrazar la agenda de transformación, con la capacidad de elevarnos y dejar las miserias de lado” (del titular del Coloquio y presidente de Dow Argentina, Gastón Remy).

“Hay que entender cuáles son las limitaciones del otro. Es fundamental hacer un trabajo de docencia para que se entienda cómo se deben hacer las transformaciones. Después de un diálogo en el que muchas veces nos peleamos duro, hoy logramos aumentar la productividad un 70 por ciento” (del presidente de YPF, Miguel Gutiérrez, al explicar los resultados del acuerdo alcanzado con los sindicatos petroleros para la exploración de Vaca Muerta).

“El diálogo estuvo ausente por más de diez años, pero hoy eso se está acomodando por obra del gobierno actual. En nuestro sector se ha llegado a humanizar el trabajo, la gente está bien, se ha preservado la paz social. Y lo nuestro no ha sido una flexibilidad laboral” (del sindicalista petrolero Guillermo Pereyra, al refrendar las palabras de Gutiérrez).

“Tenemos que pasar a una etapa de reformas en la que cada uno tiene que ceder un poco. Si los que tenemos poder no estamos dispuestos a ceder nada, digámosle a la gente que no vamos a hacer nada para que cada uno viva un poco mejor” (del jefe de Gabinete, Marcos Peña).

“Los millennials como generación tenemos que incorporar una nueva manera de construir, entre todos los partidos y sectores, suponiendo que el otro tiene algo para aportar a través de su mirada distinta” (de la joven María Migliore, gerenta general del Instituto de la Vivienda de la Ciudad de Buenos Aires, en un panel con representantes de distintos partidos políticos).

“El Consejo de la Magistratura, que en 2007 y 2010 había decidido no hacer una auditoría sobre las causas federales penales, el año pasado decidió hacerla. Buena parte de las causas tiene una demora de más de 5, 10 y 15 años de antigüedad. Y las condenas son muy inferiores a las causas que concluyen por prescripción” (de Miguel Piedecasas, vicepresidente del Consejo de la Magistratura).

“A través de la auditoría, vamos a denunciar a aquellos jueces que cajonearon expedientes para evitar la corrupción” (del presidente del Colegio de Abogados de Buenos Aires, Guillermo Lipera).

“Vamos a entrar en una etapa de reformismo permanente. Llegó la hora de hacer las cosas” (del presidente de la Nación, Mauricio Macri).

Palabras que, además de hechos inminentes, auguran quizá momentos de mayor apertura y aceptación, que dejen en evidencia viejas intransigencias, de cara a una sociedad que espera, fatigada, la llegada de otros tiempos, menos rancios, más contemporáneos.

Columna de Fernán Saguier.

LA NACIÓN, Argentina, 14-10-2017

Social

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II
Lo que está detrás de la ideología de género (Benigno Blanco)
Loving Vincent - Trailer 2016 (web)

Humor

En el 449, el emperador Valentín III, enemigo acérrimo de Atila, condenó al exilio a su propia hermana, Honoria. Ésta, en venganza, entregó su anillo a un oficial de los hunos para que se lo mostrara a su jefe como prueba de que ella era hermana de su enemigo. Atila entendió que la joya era una oferta de matrimonio y, desgraciadamente para Honoria, dijo “sí quiero”.
------------------------------------------------------

Hessy Taft, una guagua de padres judíos, apareció en las portadas de las revistas nazis y en los afiches del Tercer Reich al ganar el concurso “Modelo de raza Aria”.

Todo sucedió porque el fotógrafo, sin la autorización de los padres, envió la foto al concurso pensando que sería una buena lección que lo ganara una niña judía como modelo del ario perfecto. --------------------------------------------------------