Temas & Noticias



Los empresarios catalanes prevén un «colapso económico» si Cataluña se independiza

Los empresarios catalanes prevén un «colapso económico» si Cataluña se independiza

Los empresarios catalanes prevén un «colapso económico» si Cataluña se independiza

Josep Bou alerta de que la debacle secesionista ha supuesto que las sociedades catalanas hayan dejado de ingresar 1.000 millones de euros y advierte de que la deslocalización de empresas dejaría en una situación de éxodo a la comunidad

El presidente de Empresarios de Cataluña, Josep Bou (en la foto), ha señalado este miércoles que si Cataluña alcanza la pretendida independencia entraría en una situación de «colapso económico». Del mismo modo, ha afirmado que según sus previsiones el PIB caería entre un 16 y un 20 por ciento mientras que el desempleo se dispararía hasta alcanzar una tasa del 42 por ciento.

Según Bou, la debacle secesionista, que según sus palabras es un «camino hacia la nada», ya ha tenido consecuencias negativas en la economía catalana, como indican los datos de deslocalización de empresas, y que ha supuesto que 1.000 millones de euros se hayan dejado de ingresar, según ha manifestado.

«Sabemos perfectamente que la deslocalización se convertiría en un éxodo, Cataluña entraría en un colapso económico», ha afirmado en una entrevista con Radio Nacional recogida por Ep.

El presidente de Empresarios de Cataluña ha explicado que de momento la inversión extranjera «va funcionando bien» porque el proceso independentista tiene «nula credibilidad» en el exterior. No obstante, ha apuntado que la inversión extranjera es la mitad en Cataluña con respecto a la Comunidad Autónoma de Madrid.

ABC, España, 13-09-2017

Social

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Asombroso lo que hizo
Intervención Cerro San Cristóbal
Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II

Humor

A comienzos de siglo XVIII reinó en Prusia un hombre muy temperamental. Federico Guillermo tenía la costumbre de pasear sin escolta por las calles de Berlín. Cuentan que cuando encontraba alguien que le desagradara, lo que ocurría con frecuencia, no dudaba en golpearlo con su bastón. Por esa razón cuando la gente lo veía a lo lejos, prudentemente huía lo más rápido posible.

En cierta ocasión, como de costumbre, el rey avanzaba golpeando el suelo con su bastón. Un berlinés, tomado por sorpresa, tratando de huir del monarca, se ocultó en un portal. Ahí lo sorprendió Federico Guillermo, y lo increpó de inmediato:

- Eh, tú, ¿A dónde vas?

El pobre hombre, que temblaba de miedo, le indicó con la cabeza una la puerta.

- ¿Vives ahí?, lo interrogó.

El hombre hizo un gesto de negación.

- ¿Es la casa de un amigo tuyo? Volvió a preguntar.

- No, Majestad.

El rey lo miró con sospecha,

-Entonces, ¿por qué entras en ella?

El hombre tuvo miedo de que se le considerara como ladrón, así que confesó:

- Lo hacía para evitar encontrarme con su Majestad. Federico Guillermo lo miró extrañado.

- ¿Y por qué quieres evitarme?

Bajando la vista, decidió decirle la verdad:

- Porque tengo miedo de su Majestad.

Al escuchar esto, Federico Guillermo montó en una de sus famosas rabietas. Agarró al infeliz por el cuello, lo sacudió violentamente, y lo increpó:

- ¿Cómo te atreves a tener miedo de mí? ¡Soy tu rey, así que tienes que amarme! ¡Ámame, desgraciado! ¡Te ordeno que me ames!

----------------------------------------------------------------