Temas & Noticias



¿Por qué la Puerta de Brandenburgo no se iluminó en duelo por el atentado de Barcelona?

¿Por qué la Puerta de Brandenburgo no se iluminó en duelo por el atentado de Barcelona?

¿Por qué la Puerta de Brandenburgo no se iluminó en duelo por el atentado de Barcelona?

Al día siguiente de los atentados terroristas de Barcelona y Cambrils, la Puerta de Brandemburgo de Berlín no se iluminó con los colores de la bandera de España, cuando este emblemático monumento ha exhibido en otras ocasiones la enseña de países afectados por el terrorismo, en señal de solidaridad y de duelo.

Las autoridades de la capital de Alemania argumentan la ausencia de la bandera española en el hecho de que Barcelona no está hermanada con Berlín. Por otra parte, todas las banderas alemanas, berlinesas y europeas de edificios oficiales, entre ellos el Reichstag, ondearon a media asta.

La Puerta de Brandemburgo –construida entre 1788 y 1791 por Federico Guillermo II de Prusia- ha sido iluminada con los colores de las respectivas banderas nacionales tras los últimos ataques terroristas en París, Bruselas, Londres y Estambul, ciudades todas ellas que forman parte del elenco de 17 ciudades hermanadas con Berlín (en la lista figura también Madrid). Y también se hizo por supuesto tras el atentado islamista del pasado diciembre contra el mercadillo navideño de Breitscheidplatz, en Berlín, en el que murieron doce personas.

Las autoridades de la capital de Alemania argumentan la ausencia de la bandera española en el hecho de que Barcelona no está hermanada con Berlín

Pero también se ha hecho al menos dos veces con ciudades no hermanadas. Así, el pasado enero la bandera israelí se proyectó sobre la puerta de Brandemburgo después del atentado con un camión que arrolló y mató a cuatro soldados en Jerusalén. Y en 2016 el monumento se vistió con los colores de la bandera del arco iris –símbolo de lesbianas, gais, bisexuales y transexuales (LGBT)- después del ataque a tiros en un club gay de Orlando (Estados Unidos), en el que murieron 49 personas. En esos dos casos eran “lugares con los que Berlín tiene una relación especial”, según razonó en aquel momento el Senado (gobierno regional) de Berlín. (Berlín es ciudad-Estado, y su alcalde tiene también rango de presidente regional.) En el caso de Orlando, la iluminación llegó tras las ásperas críticas de la comunidad homosexual de Berlín.

En estricta aplicación de la norma municipal, la bandera francesa no se proyectó sobre la puerta de Brandemburgo tras el ataque en julio de 2016 de un islamista con un camión en Niza que causó 86 muertes; ni tampoco se vieron los colores de la enseña canadiense cuando el pasado enero un neonazi mató a seis personas a tiros en una mezquita en Québec; ni lució la bandera rusa tras el mortífero ataque al metro de San Petersburgo el pasado abril. Como ahora con Barcelona, también en esos casos hubo quejas por la omisión.

El alcalde gobernador de Berlín, el socialdemócrata Michael Müller, defiende la política de iluminar la puerta sólo con ciudades hermanadas, o en casos muy excepcionales. Son criterios que el Senado puso en su día por escrito. Müller acudió el miércoles 23 a la embajada de España a firmar en el libro de condolencias (también ha habido un libro de condolencias en la delegación del Govern en Alemania), y ha recordado que “en Berlín viven muchos españoles, con quienes los berlineses comparten duelo por las víctimas”. En la reja de la embajada, y en consulados e institutos Cervantes de toda Alemania, han aparecido flores.

LA VANGUARDIA, Barcelona

Social

Para leer en familia



Ver mas artículos

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Lo que está detrás de la ideología de género (Benigno Blanco)
Loving Vincent - Trailer 2016 (web)
¿Qué es la felicidad?

Humor

Cuando el Presidente Ramón Barros Luco removió a un gobernador provincial por no cumplir cabalmente con sus deberes, el funcionario le envió un telegrama diciendo:

-Las sociedades obreras y las personas más importantes me piden que me quede

A lo que el presidente contesto con un simple:

-No les haga caso.

---------------------------------------------------------------------

En una de sus tantas correrías nocturnas, Manuel Rodríguez Erdoíza era perseguido por un piquete de Talaveras de la Reina, lo que le obligó a refugiarse en una iglesia. Cuando el capitán de los Talaveras llamó a la puerta del templo, un fraile franciscano le abrió la puerta y lo recibió con mucha amabilidad.

Después de la búsqueda, los soldados se retiraron previa bendición del fraile... que no era otro que el mismísimo Manuel Rodríguez.

---------------------------------------------------------------------