Temas & Noticias



Kate Winslet y Leonardo Di Caprio repiten diálogos de “Titanic” cuando están solos

Kate Winslet y Leonardo Di Caprio repiten diálogos de “Titanic” cuando están solos

Kate Winslet y Leonardo Di Caprio repiten diálogos de “Titanic” cuando están solos

La artista habla de cómo es la amistad que tiene con el actor desde hace 20 años.

 

Aunque han pasado veinte años desde que Leonardo DiCaprio y Kate Winslet saltaran a la fama con la película “Titanic”, los dos intérpretes siguen manteniendo una estupenda relación -el protagonista de “El lobo de Wall Street” incluso acompañó al altar a la actriz en su boda con Ned Rocknroll en 2012- que les lleva a reunirse cada vez que sus agendas se lo permiten. (Galería Kate Winslet y Leonardo DiCaprio: 15 fotos para 20 años de amistad).

Como ha desvelado la ganadora al Óscar por “The Reader”, cuando ella y su buen amigo se juntan, como hicieron hace una semana durante sus vacaciones en Saint Tropez, siempre florecen recuerdos de su primera experiencia juntos en la película de James Cameron, y acaban repitiéndose los románticos diálogos que Jack y Rose se dedicaban en la película de 1997. (Ver En imágenes: 19 años del estreno de “Titanic”).

“No te gustaría saber la última conversación que hemos tenido, fue tan divertida… me reí demasiado. Nos dijimos: ‘¿Te imaginas que el mundo se enterase de las estupideces que nos decimos?’. No te voy a contar exactamente de lo que hablamos, pero sí, estamos muy, muy unidos y a veces nos decimos frases de ‘Titanic’ el uno al otro, simplemente porque podemos y nos parece divertidísimo”, dijo Kate Winslet a la edición británica de la revista Glamour.

Pese a ser una de las profesionales más respetadas de la industria gracias a la diversa filmografía que construyó tras el taquillazo que protagonizó junto a DiCaprio, la intérprete de 41 años siempre ha pensado que debería haber trazado un “plan B” por si el mundo del cine le hubiera acabado jugando una mala pasada.

“Debería haber contado con una carrera de respaldo, porque en el caso de que todo se hubiera ido al carajo, me habría quedado sin nada. Tuve una idea sobre ser peluquera, pero le corté el lóbulo de la oreja a un amigo mientras intentaba cortarle el pelo. Le vi hace poco y le dije lo mucho que lo sentía, a lo que él me contestó: ‘Sí, todavía se puede ver la cicatriz, ¡pero ahora estoy orgulloso de ella, Kate!'”, comentó.

EL ESPECTADOR, Colombia, 25-08-2017

 

Social

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II
Lo que está detrás de la ideología de género (Benigno Blanco)
Loving Vincent - Trailer 2016 (web)

Humor

Hacia 1770, la moda de las pelucas empolvadas de la aristocracia francesa e inglesa habían alcanzado tal magnitud, que las pelucas podían alcanzar 1,2 metros de alto, y se decoraban hasta con pájaros embalsamados, réplicas de jardines, platos de fruta o barcos a escala.

La falta de higiene (no se las quitaban por semanas o meses) y el volumen de estas pelucas ocasionaba que no sólo piojos y pulgas las infestaran, sino que hasta pequeños ratones hicieran de ellas su hogar.

----------------------------------------------------

Cuando los conquistadores ingleses llegaron a Australia se asombraron al ver unos extraños animales que daban saltos increíbles.

Inmediatamente llamaron a uno nativos e intentaron preguntarles mediante señas qué era eso.

Al notar que siempre decían “Kan Ghu Ru” adoptaron el vocablo inglés “kangaroo” (canguro). Los lingüistas determinaron tiempo después que los indígenas querían decir “No le entiendo”.

----------------------------------------------------