Temas & Noticias



Muere actor cómico Jerry Lewis a los 91 años

Muere actor cómico Jerry Lewis a los 91 años

Muere actor cómico Jerry Lewis a los 91 años

Ha fallecido en su casa de Las Vegas junto a su familia y por causas naturales

 

Jerry Lewis, el célebre cómico de las décadas de los cincuenta y sesenta, protagonista de «El botones» (1960) o «El profesor chiflado» (1963), falleció hoy en Las Vegas a los 91 años, confirmó la oficina de su representante.

John Katsilometes, el columnista del diario Las Vegas Review-Journalreported, había adelantado minutos antes que el actor había fallecido en su casa a las 16.15 GMT. En junio, el actor fue hospitalizado en Las Vegas por una infección del tracto urinario, lo último en un largo historial de problemas de salud, como el ataque al corazón del que se repuso en 2006.

Lewis alcanzó por primera vez la gloria junto a Dean Martin, con el que desde 1946 triunfó en todos los escenarios para formar una de las parejas más memorables del humor estadounidense.

Durante los siguientes 10 años, ambos protagonizaron numerosos filmes cómicos como «My Friend Irma» (1949), «El cantante loco» (1951), «¡Qué par de golfantes!» (1953), «Cómicos en París» (1955) y «Juntos ante el peligro» (1956), recaudando varios millones de dólares.

Tras años de intenso trabajo y éxitos, las diferencias entre ambos empezaron a surgir y en 1956, después de su película «Loco por Anita», hicieron su última aparición conjunta.

Lewis dejó en gran medida el mundo del cine a finales de los años 60 y fue más activo con su teletón anual para recaudar fondos para la Distrofia Muscular coincidiendo con el Día del Trabajo en Estados Unidos, en el que se calcula que recaudó más de 2.450 millones antes de ser relevado en 2011.

ABC España, 20-08-2017

Social

Video de la semana

Video Recomendado




JUAN PABLO II
Párroco: "Tenemos que mirar para adelante, decir que es la parroquia de Karadima es tendencioso"
Reabren la joya barroca de la Ópera del Margrave

Humor

Hacia 1770, la moda de las pelucas empolvadas de la aristocracia francesa e inglesa habían alcanzado tal magnitud, que las pelucas podían alcanzar 1,2 metros de alto, y se decoraban hasta con pájaros embalsamados, réplicas de jardines, platos de fruta o barcos a escala.

La falta de higiene (no se las quitaban por semanas o meses) y el volumen de estas pelucas ocasionaba que no sólo piojos y pulgas las infestaran, sino que hasta pequeños ratones hicieran de ellas su hogar.

------------------------------------------