Temas & Noticias



Las vacaciones de Francisco: Descansa en el Vaticano y prepara las próximas grandes citas

Las vacaciones de Francisco: Descansa en el Vaticano y prepara las próximas grandes citas

Las vacaciones de Francisco: Descansa en el Vaticano y prepara las próximas grandes citas

De nuevo Francisco pasa el verano sin salir del Vaticano. No viajará a Castel Gandolfo para descansar unos días como hicieron sus predecesores.

 

Durante el mes de julio sus actividades se han reducido al mínimo. Ni encuentros oficiales ni catequesis públicas semanales. Su única aparición pública se limita a los domingos a las 12.00, para rezar el ángelus con los peregrinos.

Francisco disminuye, por tanto, el frenético ritmo de encuentros oficiales aunque no deja de trabajar. En septiembre le espera un largo viaje a Colombia que debe preparar. El país está inmerso en un discutido proceso de paz que pretende poner fin a la guerra contra el narcotráfico. En los últimos 30 años se ha cobrado más de 20.000 vidas. Por eso todos sus gestos y palabras serán mirados con lupa.

Por eso aunque el Papa disminuya su actividad exterior en este período el pontífice aprovecha para trabajar de puertas para adentro, con tranquilidad

ROME REPORTS

Social

Video de la semana

Video Recomendado

Párroco: "Tenemos que mirar para adelante, decir que es la parroquia de Karadima es tendencioso"
Reabren la joya barroca de la Ópera del Margrave
Psiquiatra Marian Rojas Explica Que Es La Ideología De Genero
LA DEVOCION MARIANA DE UN SANTO

Humor

Durante un viaje en avión a Chicago, un amigo del multimillonario Philip Knight Wrigley (1894-1977) le preguntó que por qué seguía promocionando los chicles que fabricaba su empresa si esta ya era la más exitosa de todos los tiempos en todo el mundo. Wrigley le respondió:

—Por la misma razón que el piloto de este avión deja los motores en marcha cuando ya estamos en el aire.

----------------------------------------------------------

Al devolver un original no solicitado a un autor novel, el sabio estadounidense Samuel Johnson (1709-1784), sin más miramientos, le dijo:

—Su manuscrito es a la vez bueno y original; pero la parte que es buena no es original, y la parte que es original no es buena.

-----------------------------------------------------