Temas & Noticias



Hidratarse y tomar poca sal puede ayudar a evitar un cólico nefrítico en pacientes renales

Hidratarse y tomar poca sal puede ayudar a evitar un cólico nefrítico en pacientes renales

Hidratarse y tomar poca sal puede ayudar a evitar un cólico nefrítico en pacientes renales

Hidratarse correctamente y tomar poca sal son algunas de las claves aportadas por el doctor del ICUA de Clínica Cemtro, Luis Llanes, para evitar que los pacientes renales sufran un cólico nefrítico durante el verano.

 

Y es que, los cálculos renales se originan por la concentración de diversas soluciones químicas en la orina. Así, según ha explicado el experto, cuando se produce un desequilibrio en la cristalización de las sales minerales presentes en la orina, debido a la densidad de los solutos presentes, aparece el problema.

“Primero arena, y después piedras, van surgiendo silenciosamente hasta que, al final, acaban obstruyendo las vías urinarias. Bajan desde el riñón hasta la vejiga por el uréter, dando lugar al temido cólico nefrítico”, ha argumentado, para avisar de que la ingesta abusiva de sal se presenta aquí como una de las causas que originan la afección.

Y es que, según ha relatado, si a una solución salina acuosa pura la vamos añadiendo una sal, inicialmente se irá disolviendo hasta que alcance una cantidad a partir de la cual no se va a disolver más, y comenzará a precipitar formando cristales. Esto es lo que se llama el producto de disolución termodinámico y significa que la solución está saturada de soluto.

“A medida que aumenta la concentración de la sal se alcanza el punto en el que no puede disolverse más cantidad de sal, a pesar de los inhibidores, y se forman los cristales. La manera de evitarlo no es sólo disminuir la cantidad de cloruro sódico en la dieta, sino aumentar el volumen diario de líquido, una recomendación que cobra especial relevancia en verano. A más calor, y debido a los mecanismos de termorregulación, resulta más fácil que la orina se concentre al extraer parte de su agua. La hidratación es, pues, una de las claves no sólo para evitar el cólico nefrítico, sino también para impedir que comience el proceso de formación de piedras”, ha señalado.

Por ello, ha destacado la importancia de  estar lo “suficientemente” hidratados para evitar la precipitación de sales cálcicas y tener una dieta variada, baja en sal y carnes rojas. Asimismo, para los enfermos de cálculos renales, ha aconsejado  más que un volumen de ingesta líquida, un volumen de diuresis (producción de orina) superior a los 1500 cc/día, y esto se consigue con diferentes cantidades de líquidos ingeridos.

En cuanto al calcio, el doctor ha asegurado, que, si bien el 70 por ciento de los cálculos renales en la orina son de calcio, el mantenimiento de la salud ósea debe ser la motivación principal de consumo.

“Aunque históricamente, se ha recomendado la disminución del consumo de calcio para disminuir el calcio urinario y prevenir el riesgo de recurrencia de las piedras, la pauta actual es que consuma como alimento hasta la cantidad diaria recomendada de 1000 mg/día en hombres y mujeres premenopáusicas, y los 1200 mg/d de mujeres postmenopaúsicas y varones mayores de 70 años, y evitar en lo posible los suplementos, salvo que a pesar de una correcta ingesta se demuestre que tiene una baja densidad mineral ósea. De igual manera, se aboga por la reposición de la vitamina D en pacientes litiásicos”, ha añadido.

La explicación reside en que, paradójicamente en los enfermos con piedras, a pesar de que una ingesta alta de calcio aumenta el calcio urinario, ésta también lleva aparejada una reducción de la eliminación urinaria del oxalato ( la otra parte de los cálculos) porque ambos se unen en el intestino y se eliminan.

Si los controles dietéticos no son suficientes sería necesario recurrir a la medicación y, por último, a la intervención. “Habrá que operar cuando los cálculos producen síntomas de dolor, infección o sangre en la orina, o cuando alcanzan cierto tamaño. Este puede variar dependiendo de su localización en el riñón o en el uréter, lo que va a dificultar su expulsión espontánea o producir un deterioro del riñón afectado”, ha zanjado.

EUROPA PRESS

Social

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II
Lo que está detrás de la ideología de género (Benigno Blanco)
Loving Vincent - Trailer 2016 (web)

Humor

En el 449, el emperador Valentín III, enemigo acérrimo de Atila, condenó al exilio a su propia hermana, Honoria. Ésta, en venganza, entregó su anillo a un oficial de los hunos para que se lo mostrara a su jefe como prueba de que ella era hermana de su enemigo. Atila entendió que la joya era una oferta de matrimonio y, desgraciadamente para Honoria, dijo “sí quiero”.
------------------------------------------------------

Hessy Taft, una guagua de padres judíos, apareció en las portadas de las revistas nazis y en los afiches del Tercer Reich al ganar el concurso “Modelo de raza Aria”.

Todo sucedió porque el fotógrafo, sin la autorización de los padres, envió la foto al concurso pensando que sería una buena lección que lo ganara una niña judía como modelo del ario perfecto. --------------------------------------------------------