Temas & Noticias



CANTOS DE SIRENA AL MAS, A LA IC Y AL PC

CANTOS DE SIRENA AL MAS, A LA IC Y AL PC

CANTOS DE SIRENA AL MAS, A LA IC Y AL PC

Lillian Calm escribe: “Ignacio Walker agregó que ese partido, es decir, el comunista, ‘tiene una historia muy respetable en Chile porque no estamos ni en Corea del Norte, ni en Cuba ni en Venezuela’. En ese minuto me quedé de piedra”.

La otra noche, ya medio dormida, seguí haciendo zapping por si algún programa de televisión llegara a interesarme. Desperté bruscamente con unas declaraciones de Ignacio Walker en el programa Tolerancia Cero. El ex Canciller y ex presidente de la Democracia Cristiana, con cantos de sirena hacia el MAS y la Izquierda Ciudadana (ambos pro chavismo),  enfatizó que nunca la DC iría en un pacto electoral con Chile Vamos, porque “no somos un partido de derecha o centro derecha”. Y fundamentó su axioma diciendo que la DC nació de la Falange Nacional, como ruptura del viejo Partido Conservador.

Perfecto. Se entiende que los democratacristianos traten de definirse a sí mismos como quieran y por supuesto están en todo su derecho, pero luego sin ningún tapujo el mismo Walker declaró, al recordarle uno de los panelistas que los DC están con el Partido Comunista en la Nueva Mayoría (y, precisamente, cuando Andrés Zaldívar había citado días antes a Bernardo Leighton, quien habría dicho que hay que pactar con Dios o con el diablo, pero la DC no puede ser humillada), que “yo no soy anticomunista en ningún sentido” (nadie le pide que lo sea).

Ignacio Walker agregó que ese partido, es decir, el comunista, “tiene una historia muy respetable en Chile porque no estamos ni en Corea del Norte, ni en Cuba ni en Venezuela”.

En ese minuto me quedé de piedra y no por lo que pueda pensar el senador Walker en su fuero íntimo, sino porque no entiendo que esas declaraciones suyas se contradigan con otras anteriores pronunciadas por él mismo.

Aproveché el intermedio publicitario para apagar el televisor y procurar dormirme. No pensaba volver sobre el tema, pero en todos estos días, ya van más de diez, al tomar palco frente al ofuscamiento en que se encuentran los camaradas de Walker, o mejor dicho ante el numerito protagonizado por los demócrata cristianos, recordé otras palabras suyas muy distintas a las que sostuvo en ese programa.

Entonces se refirió a una entrevista que dio Sebastián Larraín a “La Tercera” y a la cual ya me he referido en columnas anteriores. Pero vale la pena que la siga comentando y quizás lo haré muchas veces más. “Sebastián Larraín” es la chapa tras la cual actuaba o se escondía el hoy diputado y presidente del Partido Comunista Guillermo Teillier, quien cohabita con Walker en la Nueva Mayoría.

Leo que quien se hacía llamar Sebastián Larraín fue el jefe militar del Partido Comunista (así se lo presenta en esa entrevista de “La Tercera”, del ya lejano 2013) y como tal supervisaba las acciones del Frente Patriótico Manuel Rodríguez. Se dice textualmente que era “una especie de ministro de Defensa de una fuerza subversiva que en los años ‘80, entre muchas otras operaciones que pretendían desestabilizar el régimen militar, ejecutó el atentado a Pinochet y la internación de arsenales por Carrizal Bajo”.

Le preguntaba el periodista Juan Cristóbal Peña:

—¿Autorizó usted el atentado a Pinochet?

—Sí, por supuesto. Fue una decisión del partido (ésa fue su respuesta).

El periodista insistía:

—¿Y los asaltos a bancos y financieras también eran aprobados por el partido?

Teillier respondía (y está textual):

—Nosotros no hicimos asaltos a bancos, que yo recuerde. A armerías sí, eso era aceptado. Ese tipo de cosas son de cajón que las tenían que hacer. Evidente. También, asaltos a camiones con pollos que se repartían en poblaciones. Ahora, yo le quiero decir que el Frente actuaba con bastante responsabilidad. Lo que pasa es que acciones de este tipo traen consecuencias. Hay pérdidas de vidas, riesgos, los que estaban metidos en eso sabían en lo que estaban.

Como me gusta archivar curiosidades tengo declaraciones del senador Ignacio Walker ante esas mismas confesiones de Teillier: “Siempre fuimos críticos de esta política de propiciar todos los métodos de lucha, incluidos los métodos militares y paramilitares, la creación del FPMR, que después se autonomizó, con los hechos de sangre que el país conoce. No entiendo este afán de revivir una política militar como la del PC, que fue un error de principio a fin”.

Asimismo, en otro artículo, el entonces presidente de la Democracia Cristiana, Ignacio Walker, cuestionó la “nula autocrítica” del timonel del PC, Guillermo Teillier, quien habría reconoció haber autorizado el atentado contra Augusto Pinochet en 1986 y que el Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR) “ayudó a dar una salida política a la dictadura”. Agregó que “esa política militar y paramilitar que fue proclamada oficialmente por el PC no hizo más que servir de pretexto a la dictadura de Pinochet para ejecutar mayores acciones represivas”.

Pero no nos pongamos graves. Agreguemos nosotros la nota amena al recordar que Walker no fue el único que salió al paso de las declaraciones de “Sebastián Larraín”, alias Teillier o viceversa. El entonces senador y presidente de Renovación Nacional, Carlos Larraín, también se refirió a… Sebastián Larraín. Comentó: “Eligió un muy buen apellido para hacer maldades; cuando estoy con él lo embromo, le digo hola tocayo. Pero tiene un olor a pólvora salvaje y yo no tengo ningún olor a pólvora. No hablaré sobre esto con él porque intercambiamos las menores palabras posibles, hablamos pero lo rigurosamente necesario no más…”.

Lillian Calm

Periodista

Temas y Noticias

 

Social

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Lo que está detrás de la ideología de género (Benigno Blanco)
Loving Vincent - Trailer 2016 (web)
¿Qué es la felicidad?

Humor

La Reina Isabel de Inglaterra, tras su apariencia tan formal, esconde un agudo sentido del humor. Durante una partida de caza, un pájaro pasó volando muy cerca y le hizo una herida en el cuello. Al verla sangrar, el guardia de seguridad pensó que le había llegado un balazo y abalanzándose sobre ella le hizo respiración boca a boca.

- Creo que él y yo llegamos a conocernos bastante bien, comentó la Reina al relatar el incidente.

--------------------------------------------------------------------

En otra ocasión visitó una exposición de cuadros de Lucien Freud, donde la mayoría representaba desnudos.

-¿No la pintó Freud a usted también Majestad?- le preguntó el curador de la muestra que la acompañaba.

- Sí, respondió Isabel, pero no como a ellos….

--------------------------------------------------------------------