Temas & Noticias



La abogada que se vio con el hijo de Trump afirma que le pidió información sobre los demócratas

La abogada que se vio con el hijo de Trump afirma que le pidió información sobre los demócratas

La abogada que se vio con el hijo de Trump afirma que le pidió información sobre los demócratas

La abogada rusa que se reunió con el hijo mayor del presidente de Estados Unidos (en la foto), Natalia Veselnitskaya, ha asegurado que su intención nunca fue entregar información relativa a la excandidata presidencial Hillary Clinton, aunque sus interlocutores sí que parecían esperar «muy fervientemente» datos controvertidos sobre el Partido Demócrata.

 

«No tenía ninguna información perjudicial o sensible sobre Hillary Clinton. Nunca fue mi intención tenerla», ha explicado Veselnitskaya, en una entrevista a NBC News, en relación a un encuentro destapado por «The New York Times» y al que Donald Trump Jr. supuestamente acudió sabiendo que Moscú quería ayudar a su padre.

El yerno del presidente, Jared Kushner, y el entonces jefe de campaña, Paul Manafort, también estaban en el encuentro con la abogada, que tuvo lugar en junio de 2016 en la Torre Trump de Nueva York. Tanto el hijo del mandatario como la Casa Blanca han restado importancia a esta cita, de la que el Kremlin también se ha desmarcado.

La abogada ha asegurado que es «bastante posible» que sus interlocutores «esperasen» información referente al Comité Nacional Demócrata (DNC, por sus siglas en inglés). «La querían de forma tan ferviente que sólo podían oír lo que querían», ha añadido, después de subrayar que su único interés era hablar de la Ley Magnitsky y del veto a las adopciones.

Según Veselnitskaya, Trump Jr. sólo le planteó una pregunta antes de interrumpir abruptamente la reunión: «Si tenía algún registro financiero que probaría que los fondos utilizados para patrocinar al DNC procedían de fuentes inapropiadas».

La abogada ha explicado que era el hijo de Trump quien llevaba la voz cantante y que ni siquiera le llegaron a presentar a Manafort y Kushner. Este último abandonó la sala «entre siete y diez minutos» después del inicio de la reunión -que duró entre 20 y 30 minutos-, mientras que el antiguo jefe de campaña se limitó a hablar por teléfono, según esta versión.

La otra parte

El abogado del hijo de Trump, Alan Futerfas, alegó el lunes que su cliente «no tenía constancia de qué información específica, en caso de haberla, sería discutida» durante la reunión. En este sentido, ha descrito las informaciones publicadas en medios como «mucho ruido y pocas nueces» y ha cargado contra Veselnitskaya, a la que desvincula del Gobierno ruso.

Se trata del primer encuentro confirmado entre miembros del círculo cercano de Trump y una persona de nacionalidad rusa durante la campaña, lo que ha reavivado las dudas sobre las relaciones que habría mantenido el equipo del magnate con Moscú. Varias comisiones del Congreso y una investigación especial liderada por el exdirector del FBI Robert Mueller intentan dirimir la veracidad o alcance de estos lazos.

Trump Jr. se ha ofrecido a aclarar a la Comisión de Inteligencia del Senado las dudas suscitadas y este martes, en Twitter, ha recriminado a los medios y a los demócratas su dedicación «extrema» a la polémica. «Si esta reunión sinsentido es todo lo que tienen después de un año, entiendo la desesperación», ha ironizado.

ABC, España, 11-07-2017

Social

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Asombroso lo que hizo
Intervención Cerro San Cristóbal
Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II

Humor

A comienzos de siglo XVIII reinó en Prusia un hombre muy temperamental. Federico Guillermo tenía la costumbre de pasear sin escolta por las calles de Berlín. Cuentan que cuando encontraba alguien que le desagradara, lo que ocurría con frecuencia, no dudaba en golpearlo con su bastón. Por esa razón cuando la gente lo veía a lo lejos, prudentemente huía lo más rápido posible.

En cierta ocasión, como de costumbre, el rey avanzaba golpeando el suelo con su bastón. Un berlinés, tomado por sorpresa, tratando de huir del monarca, se ocultó en un portal. Ahí lo sorprendió Federico Guillermo, y lo increpó de inmediato:

- Eh, tú, ¿A dónde vas?

El pobre hombre, que temblaba de miedo, le indicó con la cabeza una la puerta.

- ¿Vives ahí?, lo interrogó.

El hombre hizo un gesto de negación.

- ¿Es la casa de un amigo tuyo? Volvió a preguntar.

- No, Majestad.

El rey lo miró con sospecha,

-Entonces, ¿por qué entras en ella?

El hombre tuvo miedo de que se le considerara como ladrón, así que confesó:

- Lo hacía para evitar encontrarme con su Majestad. Federico Guillermo lo miró extrañado.

- ¿Y por qué quieres evitarme?

Bajando la vista, decidió decirle la verdad:

- Porque tengo miedo de su Majestad.

Al escuchar esto, Federico Guillermo montó en una de sus famosas rabietas. Agarró al infeliz por el cuello, lo sacudió violentamente, y lo increpó:

- ¿Cómo te atreves a tener miedo de mí? ¡Soy tu rey, así que tienes que amarme! ¡Ámame, desgraciado! ¡Te ordeno que me ames!

----------------------------------------------------------------