Temas & Noticias



Las Inocentes

Las Inocentes

Las Inocentes

Director: Anne Fontaine. Guion: Sabrina B. Karine, Pascal Bonitzer, Anne Fontaine, Alice Vial. Intérpretes: Joanna Kulig, Lou de Laâge, Agata Buzek, Agata Kulesza, Anna Próchniak.100 min. Adultos. (SV)

 

La directora luxemburguesa Anne Fontaine ha recuperado la historia de una doctora francesa de la Cruz Roja que en 1945, recién terminada la II Guerra Mundial, atendió a una congregación de monjas polacas violadas por soldados soviéticos, lo que derivó en unos embarazos que constituían un drama y un dilema para las religiosas. El film se inspira en los diarios de la doctora, entregados por su sobrino a los responsables de la película para dar a conocer su historia.

Estamos ante un film incómodo, por el tema y por la puesta en escena, fría, áspera, inquietante… como quizá no podía ser de otra manera. Aun así, es interesante, aunque solo sea porque se basa en un dramático suceso real. No es una película de tesis, ni trata de demostrar nada. Simplemente indaga en el recorrido interior que tiene que pasar cada religiosa ante la experiencia traumática que está viviendo. Unas sucumben, otras no; unas son fuertes, otras débiles; algunas reorientan su vocación, otras no… todo en el contexto social y religioso de los años cuarenta, muy distinto del que podría darse hoy.

En fin, un retablo dramático en el que nosotros, como la doctora, no podemos más que ser testigos silenciosos y compasivos, sin juzgar.

Juan Orellana. ACEPRENSA

Social

Para leer en familia



Ver mas artículos

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Psiquiatra Marian Rojas Explica Que Es La Ideología De Genero
LA DEVOCION MARIANA DE UN SANTO
Asombroso lo que hizo
Intervención Cerro San Cristóbal

Humor

Doña María Manuela Kirkpatrick, condesa de Montijo, acudía a todos los actos sociales que se celebraban con el propósito de ‘colocar’ a sus hijas Francisca y Eugenia.

Durante una recepción en el Palacio del Elíseo, en 1849, el Presidente de la República Francesa, futuro Napoleón III, fijó sus ojos en su benjamina Eugenia, y quedó prendado de ella.

En un encuentro posterior, el maduro pretendiente quiso ir más allá con la joven, a la que llevaba 18 años de diferencia, y le preguntó cómo podría llegar hasta su alcoba. Sin inmutarse, Eugenia de Montijo contestó: -Por la Iglesia.

El 30 de enero de 1853, él ya convertido en Emperador de los franceses, Napoleón III y la bella española se casaron en la catedral de Notre Dame.

---------------------------------------------------------