Temas & Noticias



Después de 11 años, Buenos Aires tiene un nuevo cinco estrellas

Después de 11 años, Buenos Aires tiene un nuevo cinco estrellas

Después de 11 años, Buenos Aires tiene un nuevo cinco estrellas
junio 15

El 8 de junio abrió sus puertas en Puerto Madero el Alvear Icon, del grupo Sutton; la construcción demandó una inversión de US$ 140 millones

Después de once años, la ciudad de Buenos Aires sumará un nuevo hotel cinco estrellas. El grupo Sutton, dueño del hotel Alvear, inauguró el Alvear Icon Hotel & Residences, que se levanta en el dique III de Puerto Madero y cuya construcción demandó una inversión de US$ 140 millones.

Se trata de una torre de 33 pisos que sumará 159 habitaciones y suites, con una oferta muy fuerte en materia gastronómica. En la empresa explicaron que en una primera etapa serán inaugurados, además de las habitaciones, el lobby bar, el restaurante Sunny Yard, un wine bar y un centro de convenciones para 1200 personas.

Además, a lo largo del año seguirá el cronograma de aperturas con nuevas ofertas gastronómicas, incluyendo un restaurante panorámico, The Grand View, en el piso 31.

El hotel de los Sutton en Puerto Madero forma parte de un proyecto mixto más ambicioso, que combina la hotelería con algunas muy selectas residencias, que se comenzaron vendiendo en el pozo a US$ 4000 el metro cuadrado y que hoy cotizan por encima de los US$ 11.000.

En forma paralela, los Sutton también avanzan con la construcción del edificio Alvear Tower, en el dique 2 de Puerto Madero. Se trata de una torre de lujo de 54 pisos, que se convertirá en la más alta de América del Sur. Su construcción demandará el desembolso de otros US$ 200 millones y estará terminada a mediados de 2018.

La llegada del Alvear a Puerto Madero se inscribe en un proceso de reactivación de las inversiones que vive el barrio más nuevo de la ciudad. Entre los proyectos más importantes sobresale el SLS Lux, que está levantando The Related Group, del desarrollador argentino Jorge Pérez, que incluye dos torres residenciales que sumarán 119 unidades y que ya se están comercializando a un precio de 9500 dólares el metro cuadrado. Por su parte, hace unas semanas el empresario Eduardo Costantini anunció una asociación creativa con Alan Faena para proyectar Oceana Puerto Madero, dos torres de viviendas con una plaza pública frente al Faena Hotel. Costantini adquirió el lote que le pertenecía al empresario hotelero por US$ 44 millones e invertirá otros US$ 120 millones en el emprendimiento.

Cambio de tendencia

La inauguración del Alvear Icon llega para romper con una sequía de casi once años en materia de aperturas de hoteles de lujo en territorio porteño. El último antecedente había sido el Park Hyatt Buenos Aires, que se levanta en el Palacio Duhau y abrió sus puertas en julio de 2006.

En el medio sí se concretaron otras aperturas de cinco estrellas aunque no en la Capital Federal, sino cruzando la avenida General Paz, como en los casos del Hotel InterContinental, que se instaló en Nordelta, y del Sofitel, de Cardales.

Alfredo Sáinz. LA NACIÓN, Buenos Aires

Social

Para leer en familia



Ver mas artículos

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Psiquiatra Marian Rojas Explica Que Es La Ideología De Genero
LA DEVOCION MARIANA DE UN SANTO
Asombroso lo que hizo
Intervención Cerro San Cristóbal

Humor

Un irlandés entra a un bar en Dublín y pide tres shops de cerveza, se sienta en un rincón y toma un trago de cada shop por turnos.

Cuando pide otros tres shops, el barman le advierte que es mejor que beba de uno solo a la vez, porque la cerveza después de servida pierde su sabor. El irlandés responde:

-Verá, somos 3 hermanos y dos se han ido a Australia. Cuando se fueron, prometimos beber en esta forma para acordarnos de los tiempos en que lo hacíamos juntos.

Esta rutina se repite durante varios meses, hasta que un día el irlandés pide solo 2 shops. Pensado en lo peor, el barman se acerca y le dice:

-No quiero inmiscuirme en su pena, pero quería darle mis condolencias.

El irlandés parece confundido al principio, pero luego replica alegremente:

-¡Ah no! Todos están bien. Lo que pasa es que yo dejé de tomar.

---------------------------------------------------