Temas & Noticias



Macron: «El mundo y Europa necesitan hoy más que nunca una Francia fuerte»

Macron: «El mundo y Europa necesitan hoy más que nunca una Francia fuerte»

Macron: «El mundo y Europa necesitan hoy más que nunca una Francia fuerte»

«El mundo y Europa necesitan hoy más que nunca una Francia fuerte y segura de su destino», ha indicado el nuevo presidente galo en su primer discurso

El nuevo presidente francés, Emmanuel Macron, ha afirmado este domingo en su primer discurso tras asumir el cargo que «los franceses han elegido la esperanza y el espíritu de conquista». «El mundo y Europa necesitan hoy más que nunca una Francia fuerte y segura de su destino, que porte la voz de la libertad, que sepa inventar el futuro», ha indicado. 

Además, Macron ha señalado que «Europa será refundada y relanzada» porque “protege” a los ciudadanos. En su primer discurso, Macron aseguró que Europa «lleva por el mundo nuestros valores» y señaló que «Francia es fuerte cuando es próspera».

Macron ha insistido en que será necesaria «una Europa más eficaz, más democrática, más política, porque es un instrumento de la potencia y la soberanía» de su país, y dijo que trabajará para conseguirlo.

El presidente electo ha destacado que su victoria el pasado día 7 frente a Marine Le Pen fue una muestra de que los franceses habían optado por «la esperanza y el poder de conquista», e hizo continuas alusiones indirectas a que lo que representaba la líder ultraderechista era el repliegue del país y la renuncia a su dimensión internacional.

Por eso su mensaje fue que «el mundo y Europa necesitan más que nunca a Francia, una Francia fuerte que lleve alta la voz de la libertad y de la solidaridad, de una Francia que sepa inventar el futuro».

Tras señalar que en la actualidad «todo el mundo es interdependiente, vecino», avanzó que en política internacional «Francia velará por estar siempre del lado de la libertad, de los derechos humanos” para “construir la paz de forma duradera».

Macron dijo ser consciente de la responsabilidad que le ha confiado el pueblo francés y explicó que lo que se haga no solo tendrá consecuencias sobre la generación actual sino también sobre las venideras, y por eso consideró que «hay que construir el mundo que la juventud merece».

Devolver la confianza a los franceses

Partiendo de la constatación de que «desde hace décadas» Francia duda de sí misma y de sus capacidades, su mandato estará guiado por dos exigencias: devolver a los franceses la confianza en sí mismos -«un trabajo lento, exigente, pero indispensable»- y convencerles de que el país «lleva en su seno todos los recursos para figurar en primera línea de las naciones».

«Francia solo es fuerte si es próspera» y «solo es un modelo para el mundo cuando es ejemplar», afirmó Macron, quien hizo hincapié en que no va a «ceder en nada» de su programa de reformas, empezando por la flexibilización del mercado laboral que quiere adoptar este mismo verano por decreto.

No obstante, junto a sus propuestas liberales, señaló que «se fortalecerá la solidaridad nacional» para proteger a los que «se sienten olvidados» de la globalización.

Traspaso de poderes

El discurso de Macron fue el momento con mayor carga política de todo el ceremonial del traspaso de poderes, que comenzó a las 10.00 de la mañana con su llegada al Elíseo donde le estaba esperando Hollande, con el que estuvo reunido una hora para la transmisión de los códigos de las armas nucleares y algunas otras informaciones confidenciales.

Luego vino una secuencia pública con la proclamación oficial de los resultados de la segunda vuelta de las presidenciales por el presidente del Consejo Constitucional, Laurent Fabius, la recepción del collar de Gran Maestro de la Orden Nacional de la Legión de Honor y un homenaje a la bandera en el jardín del palacio, con el ruido de fondo de 21 salvas de cañón para marcar el momento.

En un vehículo militar

Macron ascendió a bordo de un vehículo militar descapotable los Campos Elíseos de París, en el tradicional desfile posterior a la toma de posesión del cargo, que tuvo lugar poco antes en el Elíseo.

El nuevo jefe del Estado, que a sus 39 años se convirtió en el más joven en acceder a ese puesto en la historia, saludó a los cientos de ciudadanos que desde las dos aceras de la avenida acudieron al desfile.

Aunque se había especulado con que lo hiciera en un coche civil, como sus antecesores, finalmente Macron optó por hacer el desfile en el vehículo de reconocimiento y apoyo, construido por una filial de Renault, con el que suelen realizar el desfile el día de la fiesta nacional del 14 de julio.

Rodeado de la guardia republicana a caballo y en moto, el nuevo presidente retrasó el desfile a causa de la lluvia que caía en la capital francesa y esperó un momento de calma para hacerlo.

Macron llegó hasta el Arco del Triunfo, situado en uno de los extremos de los Campos Elíseos, donde cumplió la tradicional ceremonia de homenaje a la tumba del soldado desconocido, su primer acto como jefe de Estado fuera del Elíseo. 

Se espera que Macron, que ya ha designado a parte su equipo para el Elíseo, nombre al primer ministro y al Gobierno el lunes, si bien la continuidad del Ejecutivo está condicionada a la decisión que tome el Parlamento surgido de las elecciones legislativas del próximo junio, que podrían dar lugar a una nueva cohabitación.

Su exjefe de gabinete, nuevo secretario general de la Presidencia

El nuevo presidente francés, Emmanuel Macron, ha nombrado este domingo a Alexis Kohler, el que fuera su jefe de gabinete en su etapa de ministro de Economía (2014-2016) como secretario general del Elíseo, una figura clave como responsable de la administración de la presidencia.

Kohler, de 44 años, sustituye en el puesto a Jean-Pierre Jouyet, amigo personal del presidente saliente, François Hollande, que en el pasado había formado parte del Gobierno del conservador Nicolas Sarkozy.

El nuevo secretario general del Elíseo, que estudió como Macron en la elitista Escuela Nacional de la Administración (ENA), tiene una sólida formación económica: ha trabajado en la dirección general del Tesoro, en el Fondo Monetario Internacional y en la Agencia de Participaciones del Estado, la entidad que gestiona las empresas con capital público.

Macron le nombró jefe de gabinete cuando llegó al Ministerio de Economía, en el que Kohler ya había trabajado previamente como director adjunto de gabinete de Pierre Moscovici, actual comisario europeo de Asuntos Económicos.

El nuevo presidente nombró director de gabinete en el Elíseo a Patrice Strzoda, de 64 años, también diplomado por el ENA, y que ha sido prefecto (delegado de Gobierno) además de director de gabinete del actual primer ministro, Bernard Cazeneuve.

Philippe Etienne, de 61 años, hasta ahora embajador en Berlín, será el nuevo asesor diplomático de Macron, tras haber pasado por las legaciones de Belgrado, Moscú, Bucarest y la Unión Europea, y de haber formado parte de varios equipos ministeriales.

El joven Ismaël Emelien, de 30 años, el hombre que se ha encargado de diseñar la estrategia de la campaña electoral de Macron, fue nombrado consejero especial del presidente.

La composición del Gobierno debió aplazarse 24 horas con el fin de “verificar” que nadie del nuevo gabinete tenga cuestiones fiscales sin resolver o conflictos de intereses que manchen la imagen de gobierno “irreprochable” que prometió el nuevo mandatario. Con este fin han trabajado intensamente la Dirección General de Finanzas Públicas y en la Alta Autoridad para la Transparencia de la Vida Pública.

ABC, Madrid

Social

Para leer en familia



Ver mas artículos

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Loving Vincent - Trailer 2016 (web)
¿Qué es la felicidad?
el collar

Humor

El ex presidente argentino Fernando De La Rua le pidió al fotógrafo oficial de la Casa de Gobierno que todos los años le sacara una foto sentado en el sillón de su despacho para ver cómo se envejece en el poder. No llego a cumplir los 2 años de gobierno, porque renuncio a su cargo durante una crisis institucional.

--------------------------------------------------------------------------------

El Presidente mexicano Calles, consultó en 1929 con su par norteamericano sobre quién consideraba conveniente para sucederlo en la Presidencia de la República: Pascual Ortiz Rubio, José Vasconcelos, el general Pedro Rodríguez Triana o el Licenciado Aarón Sáenz. El presidente norteamericano contestó:

- “I don’t know”

Lo que Calles supuestamente interpretó como: “Aarón no”, con lo cual resultó favorecido Pascual Ortiz Rubio.

---------------------------------------------------------------------