Temas & Noticias



La carta de Evo Morales al Papa

La carta de Evo Morales al Papa

La carta de Evo Morales al Papa

En una conferencia de prensa, el Presidente de Bolivia, Evo Morales, dio a conocer que envió una carta al Papa Francisco para que intercediera en la liberación de los nueve funcionarios de su gobierno que fueron detenidos en marzo acusados de contrabando. “Le ruego interponer sus buenos oficios para la pronta solución de este caso”, indicó.

En la misiva, el Mandatario altiplánico expuso los hechos que a su parecer están ocurriendo en ambos países y aseguró que se trata de una “arbitraria detención y enjuiciamiento por parte de Chile de nueve funcionarios bolivianos que realizaban tareas de lucha contra el contrabando en un incidente fronterizo con ese país vecino”.

Sin embargo, de acuerdo a la justicia chilena, los funcionarios debían quedar en prisión preventiva mientras se les investigue por los eventuales delitos de robo con intimidación, porte de armas ilegales y contrabando.

Además, denunció que hubo un excesivo uso de la fuerza por parte de Carabineros y los acusó de haber provocado lesiones físicas de consideración a los detenidos.

La situación continúa agravándose, debido a que en ocasión de la visita de familiares a los nueve detenidos, éstos fueron sujetos a una revisión personal excesiva, discriminatoria y abusiva, tanto en el puesto de control fronterizo en Colchane, como en el ingreso al Centro Penitenciario de Alto Hospicio”, señala en la carta.

LA TERCERA, 10-05-2017

Social

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Asombroso lo que hizo
Intervención Cerro San Cristóbal
Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II

Humor

A comienzos de siglo XVIII reinó en Prusia un hombre muy temperamental. Federico Guillermo tenía la costumbre de pasear sin escolta por las calles de Berlín. Cuentan que cuando encontraba alguien que le desagradara, lo que ocurría con frecuencia, no dudaba en golpearlo con su bastón. Por esa razón cuando la gente lo veía a lo lejos, prudentemente huía lo más rápido posible.

En cierta ocasión, como de costumbre, el rey avanzaba golpeando el suelo con su bastón. Un berlinés, tomado por sorpresa, tratando de huir del monarca, se ocultó en un portal. Ahí lo sorprendió Federico Guillermo, y lo increpó de inmediato:

- Eh, tú, ¿A dónde vas?

El pobre hombre, que temblaba de miedo, le indicó con la cabeza una la puerta.

- ¿Vives ahí?, lo interrogó.

El hombre hizo un gesto de negación.

- ¿Es la casa de un amigo tuyo? Volvió a preguntar.

- No, Majestad.

El rey lo miró con sospecha,

-Entonces, ¿por qué entras en ella?

El hombre tuvo miedo de que se le considerara como ladrón, así que confesó:

- Lo hacía para evitar encontrarme con su Majestad. Federico Guillermo lo miró extrañado.

- ¿Y por qué quieres evitarme?

Bajando la vista, decidió decirle la verdad:

- Porque tengo miedo de su Majestad.

Al escuchar esto, Federico Guillermo montó en una de sus famosas rabietas. Agarró al infeliz por el cuello, lo sacudió violentamente, y lo increpó:

- ¿Cómo te atreves a tener miedo de mí? ¡Soy tu rey, así que tienes que amarme! ¡Ámame, desgraciado! ¡Te ordeno que me ames!

----------------------------------------------------------------