Temas & Noticias



¿Por qué se desatan los cordones de los zapatos?

¿Por qué se desatan los cordones de los zapatos?

¿Por qué se desatan los cordones de los zapatos?

Una investigación revela las fuerzas que provocan que los nudos del calzado se deshagan por sí mismos

Ya sea mientras caminamos o mientras corremos, los cordones de los zapatos tienen una fastidiosa tendencia natural a desatarse. Ahora, científicos de la Universidad de California en Berkeley (EE.UU.) han descubierto la combinación de fuerzas que, tarde o temprano, acaba con los nudos más fuertes.

Al andar o correr, la fuerza con la que cada uno de nuestros pasos golpea el suelo repercute en los cordeles del calzado. El impacto contra el pavimento estira y afloja alternativamente los nudos, mientras el vaivén provoca latigazos en los extremos libres de los cordones. En conjunto, el movimiento es como una mano invisible que tira una y otra vez del lazo hasta que termina deshaciéndose. Es lo que concluyen los investigadores en un artículo publicado hoy en la revista Proceedings of the Royal Society A.

“Si puedes empezar a entender el lazo de los zapatos, puedes comenzar a aplicarlo a otras cosas, como el ADN o microestructuras, que fallan bajo fuerzas dinámicas”, declara en un comunicado de la Universidad de Berkeley Christopher Daily-Diamond, coautor de la investigación. Además, añade, “es el primer paso para entender por qué ciertos nudos son mejores que otros, algo que nadie había hecho realmente”.

LA VANGUARDIA, Barcelona, 12-04-2017

Social

Para leer en familia



Ver mas artículos

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

LA DEVOCION MARIANA DE UN SANTO
Asombroso lo que hizo
Intervención Cerro San Cristóbal
Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller

Humor

El productor de cine norteamericano de origen polaco, Harry Warner, cofundador de Warner Brothers dijo en 1927:

-¿Cine hablado? Pero ¿quién diablos querría oír hablar a los actores?

----------------------------------------------------

Durante un banquete en la corte de Versalles, madame Recamier y madame de Staël quedaron sentadas a cada lado de un joven dandi. El, por hacerse el galante e ingenioso dijo:

- Aquí estoy sentado entre la belleza y la sabiduría.

-Exacto, le contestó la escritora, y sin poseer ninguna de las dos.

-----------------------------------------------

Un desconocido pidió entrevistarse con George Bernard Shaw para pedirle dinero.

-Somos de la misma familia, dijo el desconocido. Ambos descendemos de Adán y Eva.

-Aquí tiene, le dijo el escritor, pasándole una moneda. Si cada uno de sus parientes le da lo mismo, usted será mucho más rico que yo.

-----------------------------------------------