Temas & Noticias



Un jefe en pañales

Un jefe en pañales

Un jefe en pañales

Sugerente película de animación sobre la imaginación infantil y la figura del príncipe destronado, contada con gran sentido del humor.

Tim cuenta en primera persona, más adelante sabremos por qué, cómo fue y qué supuso el nacimiento de su hermanito, cuando él tenía siete años y había reinado felizmente en un hogar en el que sólo había tres personas: sus padres y él. El nuevo bebé apareció como un intruso cuya misión consistía en arrebatarle el amor de sus padres y relegarle al olvido.

La nueva película de Tom McGrath, autor de la saga Madagascar, adapta un libro de Marla Frazee que tiene tres interesantes ideas de fondo: la imaginación infantil, el príncipe destronado y cómo los animales domésticos sustituyen a los niños en los hogares modernos. Con gracia vemos cómo Tim pasa de la sorpresa al rechazo del bebé, para después descubrir que el mejor regalo que puede tener un niño es un hermano. La fantasía que construye para convertir al hermanito está a caballo entre aquellos Mira quién habla y Cigüeñas, y formalmente debe mucho a Megamind, también de McGrath.

Además de la calidad de la animación, que mezcla oportunamente imagen en 3D generada por ordenador con algunos dibujos sencillos realizados a mano, los dos puntos fuertes de esta cinta son su ritmo y la facilidad que tiene para parodiar numerosas situaciones de la vida cotidiana. También son acertados sus guiños a escenas clásicas del cine de aventuras que, llevadas al mundo de los bebés funcionan siempre. Este recurso al humor permite transmitir las ideas principales con facilidad. El punto más débil es el acabado del guion, que solo cuenta con dos personajes bien definidos: Tim y su hermanito, mientras que el resto son simples figurantes. Se echa en falta un soporte más sólido y se puede soñar con lo que habría podido dar de sí esta historia.

Fernando Gil-Delgado. ACEPRENSA, 12-04-2017

Social

0 Comentarios

Sin comentarios!

No hay comentarios por el momento ¿Quieres agregar uno?.

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Opus Dei: first words of Monsignor Ocáriz, new Prelate
¿Qué es la ideología de género?
ORACIÓN POR LOS SACERDOTES + UN TESTIMONIO ESPECIAL

Humor

En 1932, el entonces alcalde de Nueva York, James John Walker pronunció un brindis irrepetible al cumplirse el segundo centenario del nacimiento de George Washington:

-En memoria del hombre que supo ser el primero en la guerra, el primero en la paz y el primero en el corazón de sus conciudadanos…

Pero, animado por el vino, continuó:

-Lo que no comprendo es cómo, gustándole tanto ser el primero en todo, se casó con una viuda.

---------------------------------

El mariscal de Francia y presidente de la República, Patrice Maurice Mac·Mahon era un hombre que no brillaba por su inteligencia. Un día, mientras visitaba un hospital, se detuvo ante la cama de un soldado enfermo y se interesó por él.

-¿Qué tiene?- preguntó.

-Fiebre tifoidea tropical- le respondió un médico.

-Mala cosa– replicó Mac·Mahon -O se muere uno o se vuelve tonto. Lo sé porque la tuve cuando estaba en Argel.

…………………………………………………………