Temas & Noticias



Los Papeles de Camilo José Cela

Los Papeles de Camilo José Cela

Los Papeles de Camilo José Cela
marzo 30

Dibujo de Eduardo Westerdahl para Los Papeles de Son Ardamans

El Círculo de Bellas Artes acoge Cela – Literatura y arte, un paseo por la relación entre la literatura y las artes plásticas gestada en la revista Papeles de Son Armadans del escritor con la presencia de acuarelas, litografías, esculturas, dibujos y originales nunca antes expuestos. 

En 1959 Camilo José Cela tuvo la osadía de enviar a Marc Chagall un cuadro pintado por Manuel Viola. En principio puede parecer una historia sin más enjundia pero el lienzo de Viola emulaba el estilo del maestro y Cela se lo hacía llegar, mediante un destinatario, para que este confirmara que era un original. Chagall, entonces ya un anciano malhumorado, entró en cólera y escribió en el lienzo que se trataba de una obra falsa, la firmó y añadió: “La firma es falsa”. Por si no quedaba claro ya. Esta obra es una de las que se muestran en Cela – Literatura y arte. La pintura a través de Papeles de Son Armadans, exposición en la que el Círculo de Bellas Artes propone un paseo por la relación entre la literatura y las artes plásticas de la revista del escritor con la presencia de acuarelas, litografías, esculturas, dibujos y originales nunca antes expuestos. 

“Fue una de las primeras revistas que durante el franquismo se abrió al mundo con testimonios de exiliados como Luis Cernuda, María Zambrano, Dámaso Alonso y Rafael Alberti”, señala Juan Barja, director del Círculo. Los Papeles de Son Armadans, revista fundada en Mallorca en 1956, publicó 276 números a lo largo de 23 años bajo la supervisión del escritor de La familia de Pascual Duarte. “Es la primera vez que se exponen originales que ponen de manifiesto la relación entre el arte y la literatura que desarrolló Cela con la revista”, apunta Camilo José Cela Conde, hijo del escritor y presidente de la Fundación Charo y Camilo José Cela. 

Originales de Picasso, Miró, Tàpies, El Paso y textos de Zambrano, Vicente Aleixandre, Max Aub y Azorín muestran esa relación que Cela cultivó con la vanguardia de su tiempo. “La revista dio cabida a autores y artistas muy diversos en un momento en particular difícil, tras el fin de la guerra civil. Allí se publicaban textos de los exiliados y se daba la bienvenida a colaboraciones en otras lenguas de España”, apunta Cela Conde. El gallego y el catalán eran esas lenguas hoy oficiales del país. 

camilo-jose-cela

Imágenes de Picasso para Papeles de Son Ardamans

Uno de los artistas con quien estrechó lazos fue con Miró. Existía una admiración mutua que unía la timidez de uno con la seguridad del otro. De hecho, el primer número de homenaje que realizó la revista fue al pintor catalán, una edición que se abrió con entrevista. Dicen que fue una entrevista maravillosa y es que tanto las preguntas como las respuestas fueron obra de Cela. Miró era casi imposible de entrevistar ya que tras queda pregunta se paraba largo rato a pensar para terminar respondiendo con un monosílabo. Cuando Cela le envió el borrador el pintor quedó contento y le pidió que respondiera por él a las entrevistas que le llegaban de diferentes partes del mundo.

Otro de los pintores con quien estrechó lazos fue Picasso con quien llegó a realizar tres libros que se muestran en el Círculo de Bellas Artes. “Queríamos sacar el lado más desconocido de Cela y por eso para la selección nos hemos centrado en la relación con Picasso”, anota María Toral, comisaria junto a Cela Conde de la muestra. No fue una conexión fácil pero finalmente, una vez puestos en contacto, la amistad fue productiva. Además, la revista tuvo actividad editorial con la publicación de Joan Miró. Dibujos y litografías y, fruto de la relación de amistad con Picasso, Trozo de piel, Dibujos y escritos y Gavilla de Fábulas de amor fueron ilustradas, en un estilo infantil, por el pintor del Guernica. 

camilo-jose-cela

Imágenes de Miró para Papeles de Son Ardamans

No obstante, Dalí fue uno de los grandes ausentes en la revista y Cela Conde lo explica así: “Me lo he preguntado muchas veces pero me consta que no fue una relación estrecha. De hecho recuerdo una vez que mi padre me invitó a comer un cocido en el Ritz y tan solo había dos mesas reservadas. La nuestra y en la otra estaban Dalí y Gala y no se saludaron. De hecho Dalí le hablaba al camarero en francés obligando al camarero a contestarle en el mismo idioma”. Pero la madre de Cela Conde conservaba un dibujo pornográfico de Dalí por lo que algo de relación hubo. También recuerda una carta que Max Aub mandó a su padre en la que hablaba, no demasiado bien, del pintor. Cela se la envió a Dalí pero este no contestó. Por eso, Cela Conde, sabe que “no fue una relación estrecha y es una pena que a causa de ello no haya un número especial de Papeles de Son Armadans sobre el pintor surrealista”, añade. 

Discrepancias en la sala aparte, la razón de ser de la revista “era la amistad”. Era 1956, época en la que la familia vivía en Mallorca y la supervivencia de la revista “tiene que ver con la habilidad que Cela tenía de engañar a sus amigos”, bromea Cela Conde. “Consiguió que muchos abogados, médicos, artistas y amigos se suscribieran a las páginas sin saber si habría un segundo número, los trabajadores accedieron a trabajar los primeros meses gratis y la imprenta divulgó el primer número a coste cero”, amplía. De los 3.000 ejemplares que distribuían “2.500 eran para los suscriptores”. Pero cuando, tras 23 años dirigiendo los Papeles, Cela perdió el interés en ella, cerró una de las primeras revistas que ponía relacionaba el arte y la literatura. 

Saioa Camarzana @scamarzana

EL CULTURAL, España, 23-03-2017

Social

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II
Lo que está detrás de la ideología de género (Benigno Blanco)
Loving Vincent - Trailer 2016 (web)

Humor

En el 449, el emperador Valentín III, enemigo acérrimo de Atila, condenó al exilio a su propia hermana, Honoria. Ésta, en venganza, entregó su anillo a un oficial de los hunos para que se lo mostrara a su jefe como prueba de que ella era hermana de su enemigo. Atila entendió que la joya era una oferta de matrimonio y, desgraciadamente para Honoria, dijo “sí quiero”.
------------------------------------------------------

Hessy Taft, una guagua de padres judíos, apareció en las portadas de las revistas nazis y en los afiches del Tercer Reich al ganar el concurso “Modelo de raza Aria”.

Todo sucedió porque el fotógrafo, sin la autorización de los padres, envió la foto al concurso pensando que sería una buena lección que lo ganara una niña judía como modelo del ario perfecto. --------------------------------------------------------