Temas & Noticias



Las razones detrás del violento “regreso” de la CAM a los mega atentados en la Araucanía

Las razones detrás del violento “regreso” de la CAM a los mega atentados en la Araucanía

Las razones detrás del violento “regreso” de la CAM a los mega atentados en la Araucanía

Año electoral, impunidad de la justicia, “mano blanda” de las autoridades, liberación del líder Héctor LLaitul y el intento por hacer fracasar la mesa de diálogo del Gobierno son algunas de las razones que estarían detrás de la quema de 19 camiones a seis kilómetros de Temuco. Durante este gobierno se ha generado la mayor cantidad de hechos…

En la madrugada del domingo, cuatro personas encapuchadas y fuertemente armadas asaltaron a un carabinero de guardia, lo inmovilizaron, y de inmediato le prendieron fuego a 19 camiones, siete rampas y una bodega, ubicadas apenas a seis kilómetros de Temuco.

Este atentado terrorista ha sido mencionado como uno de los más violentos que han sacudido a la región durante los últimos 20 años, cuando se cometió el primero de los incendios de camiones en la cuesta Lumaco en 1997.

La autoría fue reconocida de inmediato por la Coordinadora Mapuche Arauco Malleco (CAM), y uno de sus brazos armados, el Órgano de Resistencia Territorial “Wenteche Katrileo”, conocida como una de las principales y más violentas ORT.

Pero, ¿por qué la CAM ha retornado con tanta fuerza y comete ahora uno de los más grandes  atentados?

De hecho, desde el retorno de la democracia el número de atentados ha ido en aumento, y durante los tres años del gobierno de Michelle Bachelet suma 597 hechos de violencia indígena, casi la misma cifra que los 609 que hubo durante los seis años de gestión de Ricardo Lagos, la cifra más alta. Cuando gobernó Patricio Aylwin apenas hubo 37 de estos hechos, según un registro pormenorizado que realiza Libertad y Desarrollo. (Ver infografía al final del artículo)

El Líbero” conversó con cinco especialistas sobre la violencia en la Araucanía, quienes entregan diversas razones, desde que en años electorales hay más virulencia, hasta que ha habido mano blanda de las autoridades, se liberó a su líder histórico, Héctor Llaitul, y  que buscan hacer fracasar la mesa de diálogo del gobierno.

El senador de la región, Alberto Espina, le pidió al gobierno declarar de inmediato “estado de emergencia” para poder enfrentar a los “grupos terroristas que operan en la región y que hasta ahora no se ha logrado su identificación, sanción y condena”.

En su opinión, dichos atentados son hechos de “grave alteración pública” que justificarían la invocación de la excepción jurídica que contempla la Constitución  y que se aplica en otros países.

Espina plantea que la “debilidad que ha existido para enfrentar” a dichos grupos “hacen que se sientan más envalentonados para continuar sus atentados. Se tiene que aplicar una mano más rigurosa y más fuerte”.

Por ello, critica al Ejecutivo por no haber presentado querellas criminales en contra de la CAM y los ORT (Órganos de Resistencia Territorial) que ejecutan y reconocen la autoría de los violentos atentados. “¿Qué explica o justifica que el gobierno no se haya querellado contra ellos? Nada. Si no hay acciones concretas sienten que tienen el camino despejado para seguir cometiendo esos delitos”, afirma el senador Alberto Espina.

El ex intendente de la Araucanía, Andrés Molina, atribuye la mayor belicosidad de la CAM a la liberación hace pocos meses de su dirigente Héctor Llaitul, quien salió de prisión luego de ser condenado a 14 años de cárcel por realizar diversas quemas y hacerle una emboscada al fiscal Mario Elgueta en 2008.

De hecho, ya en libertad, Llaitul ha mantenido su lenguaje confrontacional, y su discurso de que “la lucha sigue”.

La CAM se volvió a articular. Hoy aparecen nuevamente y tratan de darle un contexto más político en el escenario adportas de juicios y a acuerdos de la mesa de diálogo que se vienen realizando para buscar una solución”, señala Molina.

La ex autoridad también vincula los robos de bancos y cajas de compensacion que ha habido en los últimos meses, y que no se habían visto con tal magnitud. “No descarto (ni aseguro) que haya una relación clara entre los robos y el financiamiento con estos atentados”, señala.

Además, afirma que muchas veces los hechos de violencia se producen cuando la institucionalidad está a punto de resolver algún problema, por ejemplo la compra de un campo, y entonces un grupo quema iglesias para que no se logre dicho acuerdo. “Ellos no quieren que haya tranquilidad”, afirma Molina.

La  mirada de dos dirigentes mapuches

Venancio Coñuepan Mesías, director ejecutivo de la Fundación Chile Intercultural, pide hacer una separación entre la CAM y las organizaciones satélites “para comprender mejor el fenómeno”.

La primera tiene una estructura, estrategia y líderes conocidos, mientras las mencionadas ORT son inorgánicas, clandestinas y se desconocen sus miembros.

Por lo que he investigado, estos grupos reivindican nuevas demandas pero son descolgados de la CAM, que  no tiene control sobre ellos. El año pasado hicieron atentados entre Biobío y Los Lagos, quemando campos, casas e iglesias. Es un grupo bastante violento”, sostiene Coñuepan.

Hugo Alcaman, presidente de la Corporación de Profesionales Mapuches, (Enama),  sostiene que las acciones violentas de la CAM han sido sistemáticas en el tiempo y que no parecen obedecer a algo en especial. El hecho quizás más relevante, a su juicio, es que este año se cumplieron 20 años desde la primera quema de un camión, período en que no se ha avanzado en los derechos del pueblo mapuche.

Hay una tremenda jurisprudencia internacional que nos reconoce derechos como pueblos y en Chile no avanzamos, y eso nos preocupa. Desgraciadamente hay grupos como la CAM que no creen en los gobiernos ni el Estado y han decidido usar la violencia. La pregunta es qué pasa con los niños que han nacido y crecido en un ambiente de violencia y allanamiento”, señala Alcaman, quien critica la ineficacia de los policías durante las dos últimas décadas.

En tanto, Claudio Rosas, ex coordinador de la Araucanía de la Secretaría de Comunicaciones del gobierno pasado, plantea que durante los años electorales la violencia recrudece en la zona, con el objetivo de instalar las reivindicaciones históricas del pueblo mapuche en la agenda política, y en los eventuales programas de gobierno de los candidatos.

Estamos ad portas de un proceso de elecciones, donde se imponen las temáticas mapuches reivindicatorias a través de acciones comunicacionales que utilizan la violencia como vía de difusión. Los años previos a las elecciones ha ocurrido lo mismo. Es un patrón sistemático innegable. Ellos se manifiestan justo cuando los candidatos comienzan a hacer sus programas de gobierno, instalando el tema en la agenda nacional e internacional”, señala Rosas.

A su vez, agrega que los atentados grandes tienen una operación logística, militar y comunicacional  cuyo objetivo no es solo local. “Habría que poner atención a la cobertura que se da a estos hechos en el contexto internacional. Sin duda, es una actividad terrorista planificada y organizada”, plantea.

cam

Uziel Gómez. EL LÍBERO, 14-03-2017

 

Social

Para leer en familia



Ver mas artículos

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Lo que está detrás de la ideología de género (Benigno Blanco)
Loving Vincent - Trailer 2016 (web)
¿Qué es la felicidad?

Humor

Cuando el Presidente Ramón Barros Luco removió a un gobernador provincial por no cumplir cabalmente con sus deberes, el funcionario le envió un telegrama diciendo:

-Las sociedades obreras y las personas más importantes me piden que me quede

A lo que el presidente contesto con un simple:

-No les haga caso.

---------------------------------------------------------------------

En una de sus tantas correrías nocturnas, Manuel Rodríguez Erdoíza era perseguido por un piquete de Talaveras de la Reina, lo que le obligó a refugiarse en una iglesia. Cuando el capitán de los Talaveras llamó a la puerta del templo, un fraile franciscano le abrió la puerta y lo recibió con mucha amabilidad.

Después de la búsqueda, los soldados se retiraron previa bendición del fraile... que no era otro que el mismísimo Manuel Rodríguez.

---------------------------------------------------------------------