Temas & Noticias



LAS OFERTAS DE MI ISAPRE

LAS OFERTAS DE MI ISAPRE

LAS OFERTAS DE MI ISAPRE

Lillian Calm escribe: “Sin ir más lejos, en el Día Internacional de la Mujer recibí un mail de mi isapre digno de la más absurda de las publicidades. Y conste que mi isapre parece que es excelente, aunque cubre todas las prestaciones… menos las que yo necesito”.

Día a día vivo acosada por mails publicitarios. Hoy no me voy a referir a los telefónicos, pues también recibo demasiadas llamadas de mis “ejecutivas” (eso dicen ser), la mayoría con acentos que delatan que se han conectado desde los más diversos países de América Latina para ofrecerme promociones únicas y demases.

Pero asimismo están los acosos vía mail que desbordan mi correo y por supuesto en ellos todos me tratan de “tú”.

En un principio los eliminaba de inmediato, hasta que decidí guardar algunos porque su tontera llega a tal extremo que bien me podían servir para escribir algunas columnas.

Sin ir más lejos, en el Día Internacional de la Mujer recibí un mail de mi isapre digno de la más absurda de las publicidades.

Y conste que mi isapre parece que es excelente, aunque cubre todas las prestaciones… menos las que yo necesito.

Sí. Tuve que ponerme unas inyecciones intravitreas de Avastín en los ojos, nada de agradables, pero gracias a ellas y a la pericia de mi médico oftalmólogo sigo viendo normal. Sin embargo mi isapre no me las reembolsa. Tampoco el procedimiento, que no es simple.

Asimismo tuve que recurrir a una exitosa infiltración de células madres en el tobillo (casi experimental, porque sólo se suelen aplicar en caderas y rodillas), y la misma cantinela. Hago copy paste de la frase que acabo de escribir unas líneas más arriba: mi isapre no me las reembolsa.

Esta vez tuve buen cuidado de escribirle previamente a un altísimo ejecutivo de la isapre. Le expliqué mi caso y le puse textualmente: “Estoy afiliada a XX (de pura buena persona por ahora no pongo el nombre de la susodicha) desde su fundación y me extraña que en casi todas las pocas oportunidades en que he recurrido a ella para procedimientos mayores, ésta no responde”.

Por supuesto que el que jamás me respondió fue el alto ejecutivo. Se hizo el sordo.

Pero casi de inmediato me llegó vía mail (pensé que era su respuesta) una atractiva publicidad de la isapre en que me ofrecía un cuantioso porcentaje de rebaja en todo lo que tuviera que ver con el acné. Pero resulta que como yo no tengo acné no pude hacer uso de la apetecible ganga.

Otro punto: yo soy soltera y como, en mis tiempos, las solteras no teníamos guagua, tampoco  le he devengado a mi isapre pago alguno por concepto de maternidad.

Y ahora viene lo que ocurrió el Día de la Mujer (perdón, en el Día Internacional de la Mujer… me faltaba la palabra “Internacional”), lo que ya fue el récord. Cuando yo acababa de cancelar una suma considerable debido a lo que no me pagó la isapre por concepto de mi reciente infiltración, recibí otro mail de ésta digno de una columna.

Transcribo:

Hoy hacemos un reconocimiento a las mujeres que nos inspiran con su esfuerzo, dedicación y compromiso, y un homenaje especial con aquellas que han hecho historia.

¿Con cuál de estas mujeres te identificas?

Envía tu respuesta a XX con tu datos y  participa por un increíble masaje Full Body Antiestrés + Reflexología en Bow Spa o una Big Box Relax”.

Confieso que hubiera preferido que me pagaran el procedimiento antes que el masaje Full Body Antiestrés + Reflexología en Bow Spa o una Big Box Relax, ¡y al que más encima hay que postular!

Reflexiono:

¿Cuánto invierten las isapres – en vez de dedicar ese presupuesto a prestaciones que van con el adelanto de la medicina- craneando estas publicidades insólitas, con premios a los que se accede señalando si uno se identifica más con Mme. Curie, Florence Nightingale, Coco Chanel o Frida Kahlo?

Al menos yo, con ninguna de ellas, aunque sin duda las cuatro tienen el mérito de no haber estado afiliadas a mi isapre.

¡Y pensar que yo elegí esa isapre desde su fundación porque la encontraba la más seria entre las posibles!

Y los bancos para qué decir: también me tienen loca con publicidad y más publicidad (por supuesto sin letra chica) a través del mail y de los mensajes vía celular. Que me relaje. Que tengo un crédito pre aprobado, que “disfrute” de no sé qué, que… ¿hasta dónde vamos a llegar?

¿Será capaz el nuevo proyecto de ley de regular la protección y el tratamiento de los datos personales, como han sostenido las altas autoridades? Está por verse.

En todo caso por mi parte debo reconocer que al terminar de escribir esta columna me siento mucho más aliviada que si me hubiera ganado el masaje Full Body Antiestrés + Reflexología en Bow Spa o una Big Box Relax.

Sí. Y ahora manos a la obra: tengo que ponerme a limpiar el computador de toda, de absolutamente toda, esta publicidad invasiva. Y, más encima, tonta.

POST SCRIPTUM: Antes de despacharla, le leí esta columna a una amiga y quedó muy apenada. Está afiliada a la misma isapre que yo y por alguna equivocación, me imagino, no recibió el mail ofreciéndole un increíble masaje Full Body Antiestrés + Reflexología en Bow Spa o una Big Box Relax.

Lillian Calm

Periodista

Temas y Noticias

 

Social

Para leer en familia



Ver mas artículos

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II
Lo que está detrás de la ideología de género (Benigno Blanco)
Loving Vincent - Trailer 2016 (web)

Humor

Archibald Leach, un joven inglés aspirante a actor, fue rechazado en numerosas ocasiones por ser demasiado delgado. Años después fue contratado por 450 dólares semanales y se le cambió el nombre por el de Cary Grant.

------------------------------------------------

En siglos pasados, el oro se recetaba como medicina. Las personas pudientes masticaban láminas de oro o lo espolvoreaban sobre las comidas como condimento. Los médicos del rey de Francia Luis XII (1601-1643) le hacían beber grandes cantidades de oro líquido para mejorar su maltrecha salud. A juzgar por la muerte relativamente temprana del rey, el remedio no surtió el efecto esperado.

----------------------------------------------------