Temas & Noticias



La primera persona en España a la que el Supremo le permitió cambiarse de sexo: “No me ofende el bus de Hazte Oír”

La primera persona en España a la que el Supremo le permitió cambiarse de sexo: “No me ofende el bus de Hazte Oír”

La primera persona en España a la que el Supremo le permitió cambiarse de sexo: “No me ofende el bus de Hazte Oír”
marzo 09

Charlotte Goiar, primera mujer a la que el Supremo le permitió cambiarse de sexo.

Nació con sexo de varón y el Supremo le reconoció el derecho al cambio de sexo, por tener el síndrome de Harry Benjamin, y ahora es mujer, pero no sólo no se siente ofendida por el autobús de los niños con pene, sino que le parece una “salvajada” que lo censuren. Cuenta su historia para Actuall.

Charlotte Goiar (Vigo, 1972) sabe lo que es vivir con cerebro de mujer y cuerpo de hombre. Nació con genitales masculinos, pero con un trastorno genético, denominado Síndrome de Harry Benjamin (por el doctor Harry Benjamin), de suerte que no se correspondía el sexo neurológico con el anatómico.

Vivió un verdadero calvario: le hicieron bulliyng en el colegio, sus dos hermanos varones le decían “vete de casa, maricón”, estuvo más de 20 años con antidepresivos, e incluso llegó a pensar en suicidarse.

Consiguió cambiarse quirúrgicamente de sexo a los 43 años, en 2015, después que el Tribunal Supremo reconociera ese derecho.

Pero a pesar del largo y doloroso viaje que ha hecho de un sexo a otro, Charlotte, en cuyo DNI figura ahora Sexo: F, no se siente ofendida por el autobús de HazteOir.org y su mensaje: “Los niños tienen pene, las niñas tienen vagina, que no te engañen”. Por la sencilla razón de que “eso es lo normal, lo anormal sería al revés” afirma refiriéndose a la campaña que Chrysallis lanzó en el País Vasco y Navarra, con el mensaje “hay niñas con pene y niños con vulva”.

Usted no se siente ofendida por el autobús que dice “los niños tienen pene y las niñas tienen vulva”

No, porque eso es lo normal. Lo anormal sería decir lo contrario.Es decir, la publicidad de los niños transexuales de País Vasco y NavarraEfectivamente eso es lo anormal.

Los niños con pene y las niñas con vulva son el 99% de la población”

-Anormal ¿por qué? ¿porque es la excepción, porque numéricamente es irrelevante?

Porque no llega al 1% de la población. Y los niños con pene y las niñas con vulva son el 99%, es decir casi toda la población. Y, si tenemos en cuenta que quienes sufren estos síndromes congénitos terminan adecuando físicamente su sexo a la normalidad, nos acercamos al 100% de la población.

-Entonces usted no cree que decir eso pueda ser delito de odio

Lo único que hace el autobús de HazteOir.org es manifestar una realidad anatómica, física, médica, una realidad biológica y científica del 99% de la población, es decir, casi toda la población. Pero es que además, para un niño con síndrome de Harry Benjamin lo normal es tener pene, así como vulva para una niña, por ello sufren por carecer de sus propios órganos genitales que corresponden a su sexo sentido.

Y además la Constitución Española garantiza la libertad de expresión en cuanto a ideología, religión, etc., por lo que no entiendo a qué viene tanta condena por parte de todos hacia esto, cuando es lo normal.

-Usted misma es una de esos casos rarísimos de Incongruencia de Género

Así es. Tengo el síndrome de Harry Benjamin (por el médico Harry Benjamin), y está reconocido como una enfermedad rara por la Organización Mundial de la Salud desde los años 60. Se debe a la alteración de un gen en el feto en la primera fase de la gestación cuando se produce la diferenciación sexual.

Y es muy excepcional: se da únicamente en 1/30.000 bebés con genotipo XY y en 1/100.000 bebés con genotipo XX, en la cual la diferenciación sexual a niveles neurológico y anatómico no se corresponden. Así, una niña nacida con esta condición, parece ser un niño al nacer, su sexo cerebral es femenino pero su anatomía externa es masculina -genitales  masculinos-.

-¿Usted nació con genitales masculinos?

Pero muy pequeños, con hipogonadismo, con deficiencia de hormonas masculinas. Durante la infancia viví como un niño pero me sentía niña y hasta los 16 años no se lo confesé a mi madre.

-¿Cómo se lo tomó?

Me aceptó, aunque le costó. Me apoyó siempre. Entonces acudí al endocrino y me diagnosticó el síndrome y a los 17 comencé a vestir con ropa de chica. Tomaba estrógenos (femeninos) y antiandrógenos (contra la hormona masculina)… pero no me operé para la reasignación de sexo hasta los 42 años, en 2015.

-¿Por qué tardó tanto?

Porque hasta 2007, la legislación prohibía que el Ministerio cubriese las operaciones de reasignación genital. Hasta el año 2013 el Tribunal Supremo no me reconoció el derecho para operarme con cargo a la sanidad pública. Obligó a la Xunta de Galicia a la intervención. He tenido una larga batalla judicial para conseguir que me reconociesen como mujer.

Un cambio de sexo no es como tomarse una coca-cola, como nos quiere hacer ver el lobby LGTB”

-¿Se siente mejor?

Mucho más aliviada, aunque un cambio de sexo no es como tomarse una coca-cola, como nos quiere hacer ver el lobby LGTB. Es un fardo psicológico, tremendo que has sufrido durante muchos años, y lógicamente requiere de un tiempo de cuidado psicológico y físico posterior a la cirugía para poder recuperarte plenamente.

-¿Se considera transexual?

Prefiero no ser definida como transexual, sino como mujer. Eso es lo que figura en mi DNI. Creo que transexual es una etiqueta ambigua y politizada por el lobby LGTB. Sólo hay dos posibilidades en la biología humana demostradas científicamente: hombre o mujer, no hay término medio, ni cinco mil identidades sexuales más como quieren hacernos creer.

-¿Quiere decir que la etiqueta ‘transexual’ tiene algo de arma política?

Creo que el lobby LGTB se aprovecha de ello para imponer sus postulados. A mí ninguna asociación LGTB me ha ayudado en mi lucha por cambiarme de sexo y en mi problema personal. Únicamente lo han hecho mujeres, como yo.

-Si no le entiendo mal, Ud. distingue entre gente que tiene trastornos de identidad sexual, que son minoría, y otros que no son auténticos transexuales, por una moda política y cultural de la Ideología de Género ¿Es así?

Efectivamente. Hay una minoría de la población que padecemos ese tipo de trastornos (menos del 1% de la población). Y luego están los homosexualistas, las asociaciones de gays, lesbianas y trans, que acaparan subvenciones, y hacen política y quieren imponer sus postulados a la sociedad. No es lo mismo.

Se puede afirmar que la vasta mayoría de personas que se autodefinen a sí mismas como “transexuales” no padecen Transexualismo (Trastorno de Identidad de Género).

Pero los LGTB han logrado manipular el término transexual y ampliarlo, usándolo sin rigor científico. Dentro de esta definición de “transexual” se incluyen ahora personas travestis, transgéneros, bigéneros, andróginos, “free spirit”, trigéneros, y un largo etcétera de individuos con la más diversa expresión de género -no confundir con identidad de género-.

Los mayores perjudicados de esta maniobra política de los LGTB son las personas enfermas con Trastorno de Identidad de Género pues el tratamiento digno de su patología se ve frivolizado por leyes LGTB que descentralizan la atención especializada ya organizada para atender estos casos.

-¿Cree que a los LGTB no les interesa la suerte de los enfermos de Trastorno de Identidad de Género?

El interés que tienen por esos pacientes es prácticamente nulo, porque lo que a la Ideología de Género le interesa es destruir el esquema binario (varón y mujer).

-O sea que les manipulan…

Claro. Lo de los LGTB es ideología, moda… Lo enfermos de Trastornos de Desarrollo Sexual no somos una moda, ni una ideología, ni una elección. Y esos síndromes son raros, no son la norma.

Todo niño tiene derecho a un padre y a una madre”

-¿Es usted partidaria del matrimonio homosexual?

Yo personalmente soy partidaria de que existan uniones de hecho, pero que no llamen matrimonio, porque sólo es entre un hombre y una mujer. Y así lo dice la Constitución española.

¿Y de que los homosexuales puedan adoptar hijos?

Todo niño tiene derecho a un padre y a una madre.

-Sin embargo en las aulas ya están impartiendo a los escolares contenidos LGTB

Eso me parece un adoctrinamiento forzado del que naturalmente estoy totalmente en desacuerdo.

La Ideología de Género no es ciencia, carece de base científica, está fuera de toda realidad”

-¿Por qué exactamente?

Porque la Ideología de Género no es ciencia, es ideología, carece de fundamento ni base científica alguna, está fuera de toda realidad. Y porque se impone por la fuerza, es inconstitucional. No entiendo cómo se permite esto en los colegios, es un horror.

-De eso está informando HazteOir.org a los padres con el libro ¿Sabes lo que quieren enseñarle a tu hijo en el colegio?

Me parece muy bien y muy necesario pues la situación es gravísima con lo que pretenden imponer en el programa educativo. Los padres tienen derecho, el deber y la consciencia de elegir la educación de sus hijos y a que no les adoctrinen con dogmas políticos del lobby homosexual.

Alfonso Basallo. ACTUALL, 03-02-2017

 

Social

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Lo que está detrás de la ideología de género (Benigno Blanco)
Loving Vincent - Trailer 2016 (web)
¿Qué es la felicidad?

Humor

En la tienda:

-Señorita, ¿dónde están las ofertas?

- En el sótano, señora.

-¿Y qué hago, subo o bajo?

-------------------------------------------------------------------

Se acerca la vendedora a una pareja que examina unas ollas de marca, muy caras.

-¿Los puedo ayudar en algo?

-Si nos ayuda a pagarlas, las llevamos.

-------------------------------------------------------------------

Pregunta un cliente al llegar al segundo piso de la tienda:

-Perdón, ¿están abiertos hoy día?

---------------------------------------------------------------------

En el supermercado.

-Señor, ¿tiene cobertura?

- Sí. En el pasillo 14 está todo para repostería.

-Pero, ¿podré llamar?

-¿Cómo?

- ¿En el pasillo 14 hay cobertura para celulares….?

-------------------------------------------------------------------