Temas & Noticias



Aborto libre

Aborto libre

Aborto libre
febrero 16

Estas situaciones, dramáticas todas, podrán con toda consistencia apelar a los mismos argumentos que ahora se dan para las tres causales en cuestión.

Pocas semanas tras la aprobación del aborto en tres causales, se alzarán voces solicitando que se despenalice también el aborto en otras circunstancias como, por ejemplo, ante la falla en el método anticonceptivo de una madre que no tiene recursos para criar otro hijo sin grave perjuicio para los que ya tiene; para la mujer que enviudó sin siquiera saber que estaba embarazada; la que acaba de enterarse de que tendrá su cuarto hijo con una malformación congénita compatible con la vida (aunque no con una vida autónoma), o la que descubrió la infidelidad de su pareja cuando ya esperaba un hijo.

Estas situaciones, dramáticas todas, podrán con toda consistencia apelar a los mismos argumentos que ahora se dan para las tres causales en cuestión. Y aunque -si fuera el caso- don Carlos Peña no quisiera legitimarlas, no podría más que reconocer que el Estado no puede obligar a las personas a realizar acciones supererogatorias, y en circunstancias tan adversas llevar a término un embarazo supera lo que es debido. Si el senador Ignacio Walker quisiera oponerse, se lo obligará a considerar exclusivamente el sufrimiento de la mujer, igual como hace ahora, y posiblemente contra sus principios se verá forzado a admitir también la legalización del aborto en más causales y circunstancias.

Cuando se dice que el actual proyecto de ley abre la puerta al aborto libre, no se quiere decir que todos quienes apoyan este proyecto estén de acuerdo con el aborto libre. Solo se quiere decir que al olvidar que se está dando muerte a otro ser humano, se acaba toda posibilidad de argumentar racionalmente en contra de una ampliación indefinida de causales. Se acaba, al menos, para quienes en el futuro aspiren a ser consecuentes.

M. Alejandra Carrasco

EL MERCURIO, 13-02-2017

Social

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

¿Qué es la felicidad?
el collar
Los arboles más bellos y hermosos del mundo

Humor

El mariscal de Francia y presidente de la República, Patrice Maurice Mac·Mahon era un hombre que no brillaba por su inteligencia. Un día, mientras visitaba un hospital, se detuvo ante la cama de un soldado enfermo y se interesó por él.

-¿Qué tiene?- preguntó.

-Fiebre tifoidea tropical- le respondió un médico.

-Mala cosa– replicó Mac·Mahon -O se muere uno o se vuelve tonto. Lo sé porque la tuve cuando estaba en Argel.

--------------------------------------------------------

En 1932, el entonces alcalde de Nueva York, James John Walker pronunció un brindis irrepetible al cumplirse el segundo centenario del nacimiento de George Washington:

-En memoria del hombre que supo ser el primero en la guerra, el primero en la paz y el primero en el corazón de sus conciudadanos…

Pero, animado por el vino, continuó:

-Lo que no comprendo es cómo, gustándole tanto ser el primero en todo, se casó con una viuda.

------------------------------------------------------