Temas & Noticias



Trancas y Barrancas

Trancas y Barrancas

Trancas y Barrancas
diciembre 22

Alfredo Bryce Echenique anuncia el tercer tomo de sus memorias.

Elige un rincón del bar y sorbe un vodka tonic. Desde Arequipa –y mientras su juicio por los plagios continúa su curso– Alfredo Bryce Echenique aborda a Lima y a sus limeños.

Hay quienes dicen que, salvo la obra de Bryce, en el Perú no se escriben grandes historias de amor.

Sí pues. Y tampoco ha salido otro escritor que escribe como habla.

El monólogo interior de Joyce… ¿A qué se debe eso?

No sé, me lo encontré en el camino. Era mi manera de decir.

Una forma de ser europeo.

Sí, sí. Y allí apareció el humor, que fue el gran ausente en la literatura latinoamericana. Los grandes escritores del boom hablaban solo de su país y no del lugar donde vivían, que era París.

Se iban a París a hablar sobre Sudamérica.

Claro, y yo un poco que rompo con eso. Cortázar fue el primero que empezó a escribir sobre Francia.

Ustedes pretendían escribir sin complejos sobre Europa, como Borges.

Claro, ningún complejo. Yo pasé la valla. La vi mucho en Francia. Había mucha efervescencia política latinoamericana, pero me parecía ridículo que quisieran hacer una revolución desde París.

Ahora la influencia es más anglosajona. Y española.

Lo que me llama a mí bastante la atención es que los escritores más jóvenes ahora se van a Madrid. Ya no quieren irse a París y ahora se van a Madrid.

Creo que es un tema simplemente editorial.

Se ha cumplido una cosa que solté un día por ahí y que no gustó mucho. A ‘la ciudad luz’ se le han quemado los plomos.

Antes todos escribían sobre las dictaduras y los países latinoamericanos. Ahora los escritores jóvenes hablan de sus padres, sus familias, sus problemas personales. ¿Bryce hizo escuela?

Bueno de lo poco que he leído hay muy buenos escritores jóvenes, como Jorge Eduardo Benavides, quien tiene un libro precioso sobre Arequipa: El enigma del convento (Alfaguara, 2014. Después está Renato Cisneros con la novela La distancia que nos separa (Planeta, 2015) donde habla sobre su padre.

¿Y qué piensa del Perú actual, del país que ahora se describe en los libros?

Pues yo veo una sociedad muy enfrentada entre sí. El Perú, para mí, son unos cuantos paisajes y unos cuantos amigos, realmente.

La patria al final son tus amigos…

Exacto. Exactamente, eso es muy cierto.

¿Qué piensa del Presidente?

Me parece que será un buen presidente si lo dejan gobernar. Le van a hacer la vida imposible a Kuczynski.

¿Y qué piensa de los ex presidentes? Esta figura del expresidente en el extranjero es muy Bryce para algunos.

Decían que los expresidentes eran como un jarrón chino. No se pueden romper por el valor que tienen pero nadie sabe dónde ponerlos tampoco.

¿Tiene rutinas para escribir, como Vargas Llosa?

Sí, sí. Lo mío es una rutina. Corrijo mucho. Siempre escribo después de almuerzo y hasta la noche. Es difícil por la hora de la siesta, pero a esa hora escribo bien. Tengo una novela en mente. También la continuación de mis memorias Permiso para vivir y Permiso para sentir. Se llamará Permiso para retirarme.

¿Habrá más cuentos?

Probablemente sí.

¿Es cierto que cuando ganó el Premio Nacional de Literatura (1972) Velasco le dijo “entre usted y yo hemos acabado con la oligarquía”?

Sí, sí.

Hoy hay una nueva clase alta. ¿Hace falta una nueva crítica como la de Un mundo para Julius (1970)?

Es una clase que ya no pretende entrar a los viejos salones del Club Nacional. Ellos tienen su mundo.

Carlos Cabanillas. CARETAS, Perú, 15-12-2016

Social

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II
Lo que está detrás de la ideología de género (Benigno Blanco)
Loving Vincent - Trailer 2016 (web)

Humor

En el 449, el emperador Valentín III, enemigo acérrimo de Atila, condenó al exilio a su propia hermana, Honoria. Ésta, en venganza, entregó su anillo a un oficial de los hunos para que se lo mostrara a su jefe como prueba de que ella era hermana de su enemigo. Atila entendió que la joya era una oferta de matrimonio y, desgraciadamente para Honoria, dijo “sí quiero”.
------------------------------------------------------

Hessy Taft, una guagua de padres judíos, apareció en las portadas de las revistas nazis y en los afiches del Tercer Reich al ganar el concurso “Modelo de raza Aria”.

Todo sucedió porque el fotógrafo, sin la autorización de los padres, envió la foto al concurso pensando que sería una buena lección que lo ganara una niña judía como modelo del ario perfecto. --------------------------------------------------------