Temas & Noticias



“Un monstruo viene a verme”, “El hombre de las mil caras” y “Tarde para la ira”, favoritas a los Goya

“Un monstruo viene a verme”, “El hombre de las mil caras” y “Tarde para la ira”, favoritas a los Goya

“Un monstruo viene a verme”, “El hombre de las mil caras” y “Tarde para la ira”, favoritas a los Goya
diciembre 15

La gala de entrega de los premios del cine español, que se celebra el próximo 4 de febrero, se anuncia como una de las más disputadas de los últimos años

Serán unos Goya muy disputados. Esta mañana, Javier Cámara y Natalia de Molina han leído las candidaturas a las 28 categorías de los premios del cine español, y todo presupone una gala con trofeos muy repartidos el próximo 4 de febrero. Un monstruo viene a verme, de Juan Antonio Bayona, ha logrado 12 candidaturas, El hombre de las mil caras, de Alberto Rodríguez, y Tarde para la ira, de Raúl Arévalo, 11 selecciones, y 1898. Los últimos de Filipinas, de Salvador Calvo, nueve candidaturas.

El principal galardón, el de mejor película, lo disputarán Un monstruo viene a verme, Tarde para la ira, El hombre de las mil caras, Julieta, de Pedro Almodóvar (que defiende siete categorías), y Que Dios nos perdone, de Rodrigo Sorogoyen (candidata en seis apartados).

Bayona en Hawai: “Los gobiernos pasan, la cultura permanece”

Desde Hawai, a 11 horas de huso horario de la península Ibérica, J. A. Bayona responde por teléfono. El cineasta está localizando para Jurassic World 2, que empieza a rodar a finales de febrero, “justo después de los Goya”. Sobre las 12 candidaturas de su Un monstruo viene a verme, Bayona se declara “feliz”. “He notado mucho cariño de la profesión con este filme, incluso más que con las anteriores, que ya lo sentí”. Mirando sus candidaturas, Bayona, que siempre ha tenido a niños en papeles protagonistas en sus tres películas, efectivamente echa de menos a Lewis MacDougall, imposibilitado por las reglas de la Academia a ser seleccionado. “Siempre he estado en contra de esa norma. Si les exigimos el mismo esfuerzo a los demás, ¿por qué no premiarles igual?”. Bayona ha ganado ya dos veces el Goya a la mejor dirección… con sus dos largometrajes. Y ahora vuelve a ser finalista en ese apartado. ¿Se lo llevará? “Yo estoy feliz por mi equipo. Ha sido una película muy difícil de hacer, y estoy contento con haberla acabado y con la respuesta de la gente. Todas las candidaturas me hacen feliz, pero especialmente con las de la gente del equipo que nunca lo ha ganado, como el director de fotografía Óscar Faura, la productora Belén Atienza -mi mano derecha- o el músico Fernando Velázquez”. Del resto de los rivales, comenta: “Ha sido un año buenísimo para el cine español en cuanto a calidad. Impresionante. Y eso me da mayor alegría”. No tanto la posibilidad de una inminente reducción del ivazo cultural a todos los espectáculos excepto al cine. “Tiene que bajar.  Los gobiernos pasan, la cultura permanece”.

¿Vendrá Sigourney Weaver a los Goya? “Pues eso espero. Yo estoy ahora compaginando la preproducción de Jurassic World 2 con la promoción del estreno de Un monstruo viene a verme en EE UU, y Sigourney se ha volcado también con nosotros. Siempre ha venido a todos los eventos”.

A mejor dirección compiten Alberto Rodríguez, Pedro Almodóvar, Sorogoyen y Bayona. En dirección novel están Nely Reguera por María (y los demás), Salvador Calvo, Raúl Arévalo y Marc Crehuet, por El rey tuerto.

En la categoría a mejor actriz protagonista estarán Emma Suárez, por Julieta, Carmen Machi, por La puerta abierta, Penélope Cruz, por La reina de España, y Bárbara Lennie, por María (y los demás). Llama la atención la ausencia de Adriana Ugarte en este apartado. En la Academia, Agustín Almodóvar y Esther García, de la productora El Deseo, explicaron que habían debatido mucho antes de la presentación de las posibles selecciones y que decidieron que Suárez y Ugarte competirían ambas en actriz principal. “Además de ella, echamos de menos candidaturas a Rossy de Palma, Daniel Grao o a José Salcedo por su montaje”, explicó García. “Pero estamos muy contentos con nuestras siete nominaciones”, apostillaba Almodóvar.

Por parte de Un monstruo viene a verme, sus productores, Sandra Hermida y Álvaro Augustín explicaron su felicidad “en un año muy difícil”. “Llevamos ya 4,5 millones de espectadores y sentimos el cariño”, contaba Augustín. “Bayona está en Hawái preparando la segunda parte de Jurassic World, y por eso estamos aquí”. Desde el escenario de la Academia, ambos reivindicaron la labor del niño protagonista, Lewis MacDougall, que no puede ser candidato al tener menos de 15 años durante el rodaje, límite de edad que la institución pone para ser seleccionado.

A mejor actor protagonista, Tarde para la ira tiene dos intérpretes seleccionados, Antonio de la Torre y Luis Callejo, que disputarán su cabezón contra Roberto Álamo, por Que Dios nos perdone, y Eduard Fernández, por El hombre de las mil caras.

El equipo de El hombre de las mil caras estuvo representado por tres de sus productores, Mercedes Gamero, Francisco Ramos y José Antonio Félez, y por el actor Carlos Santos, que con su interpretación de Luis Roldán compite a actor revelación contra Raúl Jiménez (Tarde para la ira), Ricardo Gómez (1898. Los últimos de Filipinas), y Rodrigo de la Serna (Cien años de perdón). “Siento que está siendo un gran año para mí. Es mi primera nominación y estoy muy ilusionado”, contaba Santos, que también actúa en uno de los taquillazos de la temporada, Villaviciosa de al lado.

EL PAÍS, España, 14-12-2016

Social

Para leer en familia



Ver mas artículos

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Psiquiatra Marian Rojas Explica Que Es La Ideología De Genero
LA DEVOCION MARIANA DE UN SANTO
Asombroso lo que hizo
Intervención Cerro San Cristóbal

Humor

Un irlandés entra a un bar en Dublín y pide tres shops de cerveza, se sienta en un rincón y toma un trago de cada shop por turnos.

Cuando pide otros tres shops, el barman le advierte que es mejor que beba de uno solo a la vez, porque la cerveza después de servida pierde su sabor. El irlandés responde:

-Verá, somos 3 hermanos y dos se han ido a Australia. Cuando se fueron, prometimos beber en esta forma para acordarnos de los tiempos en que lo hacíamos juntos.

Esta rutina se repite durante varios meses, hasta que un día el irlandés pide solo 2 shops. Pensado en lo peor, el barman se acerca y le dice:

-No quiero inmiscuirme en su pena, pero quería darle mis condolencias.

El irlandés parece confundido al principio, pero luego replica alegremente:

-¡Ah no! Todos están bien. Lo que pasa es que yo dejé de tomar.

---------------------------------------------------