Temas & Noticias



Sully no se habría rodado sin ayuda de… ¡Harrison Ford!

Sully no se habría rodado sin ayuda de… ¡Harrison Ford!

Sully no se habría rodado sin ayuda de… ¡Harrison Ford!
noviembre 17

Capitan Chesley “Sully” Sullenberger con Harrison Ford

Sin Han Solo el intrépido Luke Skywalker jamás habría destruido la Estrella de la Muerte. Ahora, otro heroico piloto tiene que darle las gracias a Harrison Ford.

Frank Marshall, productor de Sully, la historia del artífice del Milagro en el Hudson, ha desvelado que la gestación del film comenzó gracias a Indiana Jones. “Le dio a Sully mi número de teléfono, y así fue como empezó todo”.

A Harrison Ford, gran apasionado de los aviones, el presidente Obama le invitó junto a Chesley Sullenberger, conocido como Sully, a una cena de pilotos en la Casa Blanca. “Eso fue hace seis o siete años”, rememora Marshall. “El capitán llamó la atención de Ford hablándole de su libro de memorias. Le preguntó si podía transformarse en una película, así que Harrison le sugirió que me llamara a mí”. Ford y Marshall mantienen una enorme amistad desde que colaboraron en la saga del aventurero del látigo.

Al parecer, Marshall le preguntó al actor si quería protagonizar el film dirigido por Clint Eastwood. Pero dijo que no, por lo que recurrió a Tom Hanks.

Decine21.com, 11-11-2016

Social

Para leer en familia



Ver mas artículos

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Psiquiatra Marian Rojas Explica Que Es La Ideología De Genero
LA DEVOCION MARIANA DE UN SANTO
Asombroso lo que hizo
Intervención Cerro San Cristóbal

Humor

Doña María Manuela Kirkpatrick, condesa de Montijo, acudía a todos los actos sociales que se celebraban con el propósito de ‘colocar’ a sus hijas Francisca y Eugenia.

Durante una recepción en el Palacio del Elíseo, en 1849, el Presidente de la República Francesa, futuro Napoleón III, fijó sus ojos en su benjamina Eugenia, y quedó prendado de ella.

En un encuentro posterior, el maduro pretendiente quiso ir más allá con la joven, a la que llevaba 18 años de diferencia, y le preguntó cómo podría llegar hasta su alcoba. Sin inmutarse, Eugenia de Montijo contestó: -Por la Iglesia.

El 30 de enero de 1853, él ya convertido en Emperador de los franceses, Napoleón III y la bella española se casaron en la catedral de Notre Dame.

---------------------------------------------------------