Temas & Noticias



El Valle Sagrado cautiva a Explora

El Valle Sagrado cautiva a Explora

El Valle Sagrado cautiva a Explora

El Cusco ha atraído siempre a almas indómitas, desde Bingham hasta Neruda. Ahora, sus émulos tienen en el Valle Sagrado de los Incas un campamento base soñado: el hotel Explora. Ubicado en Urquillos, en uno de los predios del prócer Mateo Pumacahua, el Explora combina el lujo con una propuesta de rutas inéditas a pie y en bicicleta.

Aquí no se llega para tumbarse en la piscina y ser arreado en tours turísticos a los sitios arqueológicos. Aquí cada quien es dueño de su destino y su ambición.

A las cinco de la tarde, los huéspedes se unen a los guías y eligen la excursión del día siguiente. Desde llegar a los apacibles huertos de Yucay o visitar el pueblo de Písac, hasta completar las más difíciles rutas a Cinco Lagunas o al nevado Verónica. En total, una veintena de opciones de exigencia y duración diversas.

Los grupos expedicionarios no tienen más de siete miembros y son dirigidos por guías tan simpáticos como profesionales.

Si no subes la montaña, no podrás apreciar el paisaje”, escribió alguna vez el chileno Pablo Neruda. Su paisano Pedro Ibáñez, fundador de Explora, en eso adscribe a pie juntillas las recomendaciones del poeta que cantó a las “Alturas de Machu Picchu”.

valle

Pedro Ibáñez, creador de la saga, con David Mellado, cápac chullo de Quispicanchis.

Ibáñez fundó el primer Explora en la Patagonia chilena, en el Parque Nacional Torres del Paine. Joya arquitectónica emplazada estratégicamente frente a la descomunal cordillera, ha sido reconocida como el mejor hotel boutique de Chile por segundo año consecutivo.

El Explora Valle Sagrado es el cuarto de la serie, después del de Patagonia, el de Atacama y el de la isla de Pascua, en medio del pétreo misterio en el Pacífico.

El Explora Valle Sagrado tardó 10 años en tomar forma, desde que los maizales de Urquillos sedujeron al impenitente Ibáñez. El diseño estuvo a cargo del galardonado arquitecto chileno José Cruz –premio Espíritu de la Naturaleza de la Arquitectura en Madera 2008–, y la obra supervigilada por el Instituto Nacional de Cultura.

El interior es totalmente de madera y a través de sus amplios ventanales queda enmarcada la majestuosa cordillera del Vilcanota. El hotel tiene 50 habitaciones acondicionadas para satisfacer las exigencias de los exploradores más sofisticados: una cama enorme y suave; un jacuzzi reparador.

valle

Pero no hay room service ni televisor en los cuartos. El Explora se define como “el lujo de lo esencial”. Sus amplios ambientes comunes convocan a los grupos a conocerse y a compartir sus impresiones de viaje.

El pago es all-inclusive e incluye el alojamiento, las excursiones, la comida y la bebida. Una vez cruzado el umbral, el dinero no existe. Los únicos números a tomar en cuenta son las alturas que uno puede alcanzar: 3,000, 4,000, 5,000 metros sobre el nivel del mar.

En octubre se inaugura el spa en lo que fuera una de las casas de Pumacahua. Rodeada de cultivos de choclos gigantes, sus muros y frisos han sido impecablemente restaurados.

En la magnífica barra zumba la licuadora con dosis inspiradoras de pisco sour.

REVISTA CARETAS, Perú, 21-08-2016

Social

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Asombroso lo que hizo
Intervención Cerro San Cristóbal
Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II

Humor

A comienzos de siglo XVIII reinó en Prusia un hombre muy temperamental. Federico Guillermo tenía la costumbre de pasear sin escolta por las calles de Berlín. Cuentan que cuando encontraba alguien que le desagradara, lo que ocurría con frecuencia, no dudaba en golpearlo con su bastón. Por esa razón cuando la gente lo veía a lo lejos, prudentemente huía lo más rápido posible.

En cierta ocasión, como de costumbre, el rey avanzaba golpeando el suelo con su bastón. Un berlinés, tomado por sorpresa, tratando de huir del monarca, se ocultó en un portal. Ahí lo sorprendió Federico Guillermo, y lo increpó de inmediato:

- Eh, tú, ¿A dónde vas?

El pobre hombre, que temblaba de miedo, le indicó con la cabeza una la puerta.

- ¿Vives ahí?, lo interrogó.

El hombre hizo un gesto de negación.

- ¿Es la casa de un amigo tuyo? Volvió a preguntar.

- No, Majestad.

El rey lo miró con sospecha,

-Entonces, ¿por qué entras en ella?

El hombre tuvo miedo de que se le considerara como ladrón, así que confesó:

- Lo hacía para evitar encontrarme con su Majestad. Federico Guillermo lo miró extrañado.

- ¿Y por qué quieres evitarme?

Bajando la vista, decidió decirle la verdad:

- Porque tengo miedo de su Majestad.

Al escuchar esto, Federico Guillermo montó en una de sus famosas rabietas. Agarró al infeliz por el cuello, lo sacudió violentamente, y lo increpó:

- ¿Cómo te atreves a tener miedo de mí? ¡Soy tu rey, así que tienes que amarme! ¡Ámame, desgraciado! ¡Te ordeno que me ames!

----------------------------------------------------------------