Temas & Noticias



El niño nace con la percepción del bien y el mal.

El niño nace con la percepción del bien y el mal.

El niño nace con la percepción del bien y el mal.
junio 23

Paul Bloom, profesor de psicología de la Universidad de Yale (EE.UU.), su mujer Karen Wynn y Kiley Hamlin, de Laboratorio de Cognición Infantil de esa universidad, estudiaron profundamente la capacidad de valoración moral en los niños entre seis y diez meses de edad. Llegaron a la conclusión de que, ya en esa edad, los niños distinguen entre las personas buenas y malas, manifestando atracción por las primeras y rechazo por las segundas.

El equipo de investigadores de Yale publicó recientemente un libro en el cual se concluye que los bebés no son moralmente indiferentes sino que tienden a sonreír y aplaudir delante de las cosas buenas y bellas, y hacer muecas y volver la cabeza frente a cosas malas o feas. Para los científicos, los niños nacen con un instinto que les permite discernir instintivamente el bien y el mal, lo bello y lo feo.

En consecuencia, comentamos, la moral no es de ninguna manera un fruto del condicionamiento ambiental, cultural, social o religioso, sino algo que deriva de la misma naturaleza humana, creada por Dios.

Por otra parte, esta investigación debe servir de advertencia a los padres sobre la delicada misión que les incumbe de educar a sus hijos, aún desde la más tierna infancia.

Fuente: Acción Familia, 09-06-2016

 

Social

Para leer en familia



Ver mas artículos

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Intervención Cerro San Cristóbal
Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II
Lo que está detrás de la ideología de género (Benigno Blanco)

Humor

Paseaban por el campus de la Universidad de Princeton el matemático Oswald Veblen y el periodista del Manchester Guardian J. G. Crowther.

– Allí viene Einstein, debe Ud. conocerle, dijo el matemático.

Se acercaron y Veblen lo presentó como “el corresponsal científico del Manchester Guardian”. Einstein se inclinó y dijo:

– El Manchester Guardian es el mejor periódico del mundo.

Cuando el periodista regresó a Londres, uno de los ejecutivos del diario le preguntó si había oído ciertos rumores sobre Einstein.

– ¿Qué rumores?

– Corre el rumor en Fleet Street de que se ha vuelto loco.

– Si es así – dijo Crowther – es una desgracia para el Manchester Guardian.

– ¿Qué quiere decir?

– Le conocí hace poco y me dijo “el Manchester Guardian es el mejor periódico del mundo”.

– ¡Oh!, - contestó el ejecutivo- es evidente que nuestra información es incorrecta.

-----------------------------------------------------