Temas & Noticias



Chile derrota a Colombia 2-0 y se mete en su segunda final consecutiva de Copa América

Chile derrota a Colombia 2-0 y se mete en su segunda final consecutiva de Copa América

Chile derrota a Colombia 2-0 y se mete en su segunda final consecutiva de Copa América
junio 23

En un partido que estuvo suspendido por más de dos horas por una tormenta eléctrica, la “Roja” sacó pasajes a Nueva York para disputar el domingo frente a Argentina la finalísima de la Copa Centenario. Los goles fueron convertidos por Charles Aránguiz y José Pedro Fuenzalida, ambos en el primer tiempo.

En un partido que estuvo suspendido por más de dos horas por una tormenta eléctrica, la “Roja” sacó pasajes a Nueva York para disputar el domingo frente a Argentina la finalísima de la Copa Centenario. Los goles fueron convertidos por Charles Aránguiz y José Pedro Fuenzalida, ambos en el primer tiempo.

Tres horas y 26 minutos. Eso duró el partido de anoche entre Chile y Colombia en el Soldier Field Stadium de Chicago. Una anunciada tormenta eléctrica suspendió por más de dos horas la reanudación del pleito en la segunda fracción.

TORMENTA

Diez minutos después de concluido el primer tiempo comenzaron las lluvias, que se prolongaron por más de una hora. Al final el extendido entretiempo duró 2 horas y 38 minutos, y recién se reanudó el partido faltando poco más de 30 minutos para la medianoche.

La semifinal entre Chile y Colombia había comenzado de inmejorable manera para nuestra Selección. Antes de los 11 minutos, la “Roja” se encontró con los goles. El primero fue un verdadero acierto de Charles Aránguiz, después de un carrerón de José Pedro Fuenzalida. A los ocho del primer tiempo, El “Chapita” centra, pivotea equivocadamente Juan Guillermo Cuadrado ante la presión de Alexis Sánchez, y el volante del Bayer Leverkusen sin mayor inconveniente venció a David Ospina. Charles al final, fue la figura del partido.

CHILE COLOMBIA

El segundo gol llegaría sólo tres minutos más tarde. Esta vez fue un remate violento de Alexis, que pega en uno de los verticales, y que tras el rebote quedó servida para que Fuenzalida la metiera adentro.

Alexis -que jugó su partido número 100 por la “Roja”- tuvo el tercero pero luego de esa última llegada de Chile, Colombia comenzó a controlar el juego, sobre todo luego de la lesión de Pedro Pablo Hernández a los 28 minutos de juego. El argentino nacionalizado sufrió un esguince de rodilla, producto de una falta cometida en conjunto por Daniel Torres y Carlos Sánchez.

El cambio obligado -entró Erick Pulgar– desencajó el funcionamiento de Chile en el medio campo, lo que fue aprovechado por el equipo de Néstor Pékerman, que tuvo tres ocasiones claras para descontar. En las tres apareció Bravo, para evitar el gol colombiano. El arquero titular del Barcelona esta vez se vio muy conectado en el partido y fue determinante para que concluyera el primer tiempo con una tranquilizadora ventaja de dos goles para Chile.

BRAVO

Bravo volvió a ser el líder del equipo, ese líder que se echaba de menos de la Copa América pasada y de las Clasificatorias. En el segundo tiempo, en una cancha pesada producto de la lluvia donde era muy difícil jugar, supo controlar el ímpetu del rival y tapó otro par de ocasiones claras de los colombianos.

Al final, con un hombre menos tras la expulsión de Carlos Sánchez, a Colombia se le acababa el tiempo, mientras que Chile salía con rapidez en contragolpe. Alexis y el debutante Pulgar, pudieron alargar las cifras en la segunda fracción.

PIZZI CELEBRA

Hace menos de diez días sobraban las críticas sobre el desempeño de la selección chilena en la Copa América Centenario, hace menos de diez días se hablaba que este equipo no tenía una línea clara de juego. Pero luego de la histórica goleada ante México y tras el triunfo de anoche frente a Colombia, se puede señalar que Juan Antonio Pizzi por fin hizo revivir a esta generación dorada que tantas alegrías nos ha dado en los últimos años. Y al equipo titular que ganó la Copa América hace casi un año, ahora se suman otros nombres -como Fuenzalida y Puch- que no habían tenido notoriedad en procesos anteriores. Y eso es mérito del técnico.

Finalmente, otra gran virtud de este equipo que venció anoche a Colombia en la semifinal, fue haber jugado sin dos de sus máximas figuras: Arturo Vidal y Marcelo Díaz. Ambos deberían volver para la final.

En Argentina los diarios de hoy ya titulan que el domingo en Nueva York (20:00 hora de Chile) se va a jugar “La Revancha de América”. Así es, para ellos será una revancha. Pero para Chile será una fiesta, porque por primera vez en su historia la “Roja” disputará dos campeonatos internacionales consecutivos. Y pese a que somos los actuales campeones de América, a este lado de la cordillera muy pocos creían que realmente este equipo jugaría nuevamente el partido final. Pero “la final soñada” ya es una realidad.

Nicolás González S. El Libero, 23-06-2016

 

Social

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Asombroso lo que hizo
Intervención Cerro San Cristóbal
Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II

Humor

A comienzos de siglo XVIII reinó en Prusia un hombre muy temperamental. Federico Guillermo tenía la costumbre de pasear sin escolta por las calles de Berlín. Cuentan que cuando encontraba alguien que le desagradara, lo que ocurría con frecuencia, no dudaba en golpearlo con su bastón. Por esa razón cuando la gente lo veía a lo lejos, prudentemente huía lo más rápido posible.

En cierta ocasión, como de costumbre, el rey avanzaba golpeando el suelo con su bastón. Un berlinés, tomado por sorpresa, tratando de huir del monarca, se ocultó en un portal. Ahí lo sorprendió Federico Guillermo, y lo increpó de inmediato:

- Eh, tú, ¿A dónde vas?

El pobre hombre, que temblaba de miedo, le indicó con la cabeza una la puerta.

- ¿Vives ahí?, lo interrogó.

El hombre hizo un gesto de negación.

- ¿Es la casa de un amigo tuyo? Volvió a preguntar.

- No, Majestad.

El rey lo miró con sospecha,

-Entonces, ¿por qué entras en ella?

El hombre tuvo miedo de que se le considerara como ladrón, así que confesó:

- Lo hacía para evitar encontrarme con su Majestad. Federico Guillermo lo miró extrañado.

- ¿Y por qué quieres evitarme?

Bajando la vista, decidió decirle la verdad:

- Porque tengo miedo de su Majestad.

Al escuchar esto, Federico Guillermo montó en una de sus famosas rabietas. Agarró al infeliz por el cuello, lo sacudió violentamente, y lo increpó:

- ¿Cómo te atreves a tener miedo de mí? ¡Soy tu rey, así que tienes que amarme! ¡Ámame, desgraciado! ¡Te ordeno que me ames!

----------------------------------------------------------------