Temas & Noticias



Atracón de series al estilo Netflix

Atracón de series al estilo Netflix

Atracón de series al estilo Netflix

Las cadenas de televisión por cable han apostado tradicionalmente por “dosificar” semanalmente las series y otros programas de su parrilla de ofertas. La idea es que, manteniéndolos el mayor tiempo posible en su programación, perdurarán mucho más en la conversación cultural.

No es eso lo que piensan en Netflix.

Dicha plataforma apuesta por las entregas en bloque; por colgar de una vez toda la temporada de una serie. Es, al parecer, lo que le está garantizando la fidelidad de los consumidores, que se dan verdaderos “atracones” televisivos, según un análisis de la propia compañía.

Todo está medido. Netflix ha rastreado su base global de suscriptores y, durante siete meses, ha registrado el modo en que aquellos han visto la primera temporada de más de 100 series televisivas. La conclusión es que los usuarios destinan una semana a esa primera entrega, a razón de dos horas diarias.

Si los telespectadores tardan menos de una semana en ver la primera temporada de una serie en Netflix, la tendencia con las temporadas posteriores es a verlas aun más rápidamente

Hay diferencias, sin embargo, en la rapidez con que los televidentes se “zampan” una serie y otra, en dependencia de las temáticas que estas desarrollen. Netflix muestra una gradación, desde “devoradores” a “saboreadores”, que se puede distribuir en tres categorías principales, como hace The New York Times:

El adicto velocísimo. Tarda en promedio cuatro días en terminar una temporada, a razón de 2 horas y media diarias. Los géneros que se consumen a esa velocidad son el de terror, el thriller y la ciencia ficción (Breaking Bad, The Walking Dead, American Horror Story, etc.). Según Cindy Holland, vicepresidenta de Netflix, “son los géneros que la gente consume mucho más rápidamente, pues no necesariamente tiene que pensar sobre esos asuntos, o decodificar todas las bromas, o coger un respiro tras un gran momento dramático”.

El adicto veloz. Dedica cinco días a completar una temporada, al ritmo de dos horas diarias. Las series vistas así son las comedias, las policíacas y las de superhéroes (Fargo, The Blacklist, Orange is the New Black, etc.).

El adicto ligeramente más relajado. Dedica una hora y 45 minutos diarios a una entrega, durante seis días. Los géneros incluidos en esta categoría son las comedias irreverentes y los dramas políticos e históricos (House of Cards, El Ala Oeste de la Casa Blanca, Homeland, Mad Men, etc.). En este punto, y citando el ejemplo de Unbreakable Kimmy Schmidt, Holland señala que, cuando los espectadores se enfrentan a chistes disparados como ráfagas de ametralladora, tienden a tomarse más tiempo entre episodios, “para digerirlos”. Algo que también tienden a hacer entre capítulo y capítulo de House of Cards y El Ala Oeste…”.

Habiendo tomado nota del apetito de los consumidores según la rapidez con que se les “sirve la mesa” y el tipo de “menú”, la compañía tiene claro que lo que funciona es colocar en su parrilla todos los episodios de una temporada.

Solo una duda: dado que el estudio se realizó solo con primeras temporadas, ¿se mantiene ese ritmo con las siguientes? “La tendencia general –afirma Holland– es que las temporadas posteriores se consumen incluso más rápidamente que las precedentes”.

No es de extrañar, en tal sentido, que al gestionar en su beneficio la “voracidad” del público por las series, Netflix esté incidiendo decisivamente en el retroceso paulatino del servicio de TV por cable.

En marzo de 2015, The Wall Street Journal aseguraba que las cadenas de TV habían registrado caídas de audiencia de hasta el 10% en los trimestres anteriores, y que el 40% de la disminución era atribuible a la irrupción de los servicios de streaming, Netflix incluido.

Creemos que la industria televisiva estadounidense está entrando en un período de prolongado declive estructural, causado por la migración de los televidentes desde plataformas financiadas por la publicidad hacia otras no financiadas o menos”, explicaba al WSJ un analista del grupo inversionista Alliance Bernstein; mientras que otro experto, Steve Gigliotti, de Scripps Networks Interactive, confesaba que hubo un tiempo en que trabajar con Netflix “sonaba como una buena idea”, pero “ahora hay ciertos recelos al respecto”.

ACEPRENSA, 14-06-2016

Social

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II
Lo que está detrás de la ideología de género (Benigno Blanco)
Loving Vincent - Trailer 2016 (web)

Humor

En el 449, el emperador Valentín III, enemigo acérrimo de Atila, condenó al exilio a su propia hermana, Honoria. Ésta, en venganza, entregó su anillo a un oficial de los hunos para que se lo mostrara a su jefe como prueba de que ella era hermana de su enemigo. Atila entendió que la joya era una oferta de matrimonio y, desgraciadamente para Honoria, dijo “sí quiero”.
------------------------------------------------------

Hessy Taft, una guagua de padres judíos, apareció en las portadas de las revistas nazis y en los afiches del Tercer Reich al ganar el concurso “Modelo de raza Aria”.

Todo sucedió porque el fotógrafo, sin la autorización de los padres, envió la foto al concurso pensando que sería una buena lección que lo ganara una niña judía como modelo del ario perfecto. --------------------------------------------------------