Temas & Noticias



El escaneado de la tumba de Tutankamon demuestra que contiene “espacios vacíos”

El escaneado de la tumba de Tutankamon demuestra que contiene “espacios vacíos”

El escaneado de la tumba de Tutankamon demuestra que contiene “espacios vacíos”
marzo 24

Los resultados del escaneado preliminar del radar muestran la existencia de “espacios vacíos” en las paredes norte y oeste de la tumba de Tuntankamón, pero la teoría de Nicholas Reeves necesitará nuevos análisis que se efectuarán a finales de este mes. Así lo ha anunciado este jueves el ministro de Antigüedades egipcio, Mamduh el Damati, en una concurrida rueda de prensa en El Cairo.

“Después de analizar en Japón los resultados preliminares del escaneado del radar, podemos decir que tenemos espacios vacíos, no totalmente vacíos pues incluyen materiales orgánicos y metálicos. Tenemos algo detrás de la cámara funeraria de Tuntankamón. ¿Qué es? Tenemos que esperar”, ha declarado El Damati ante las insistentes preguntas de los periodistas.

El enterramiento del faraón niño será sometido a nuevas pruebas con un radar “digital y mejorado” el próximo 31 de marzo que, según el ministro, aportará datos sobre la amplitud de esas oquedades detectadas en la tumba. “Espero poder decir entonces que estoy seguro al cien por cien de que hay cámaras detrás de las paredes de la cámara funeraria”, ha agregado El Damati interrogado por EL MUNDO.

La termografía por infrarrojos firmada el pasado noviembre por el japonés Hirokatsu Watanabe ha localizado las diferencias de temperatura y sugiere “fuertemente la existencia de dos habitaciones detrás de los muros norte y oeste” pero no proporciona información precisa sobre la composición de lo que ocultan las paredes.

“El radar no nos ha dado las dimensiones de los espacios vacíos. Lo que tendremos que hacer a final de este mes es usar otro radar digital y mejorado que buscará las dimensiones”, ha detallado el ministro, que se ha negado repetidamente a llamar “cámaras” a esos “espacios vacíos”. “Puedo decir que hay algo detrás”, ha zanjado una y otra vez.

Asimismo, ha rehusado “concretar que significa el hallazgo de materiales orgánicos y metálicos”. “El escaneado no nos dice más”, ha lamentado. Esos retos podrían indicar “la existencia de elementos arqueológicos que son difíciles de cuantificar en estos momentos”. Las nuevas pruebas -ha vaticinado- “nos permitirán saber cuales son los próximos pasos” aunque ha reiterado que no tomarán ninguna decisión sin tener certeza absoluta.

Así, solo cuando se confirme el hallazgo, se abordará el modo y el momento en el que equipo accederá a las estancias. “Puedo decir que hay más del 90% de probabilidades de que las cámaras estén allí pero jamás daremos el próximo paso sin estar cien por cien seguros”.

“Tenemos -ha agregado- nueva información que nos ha proporcionado unos buenos resultados pero necesitamos más apoyo para continuar el trabajo. Por esa razón el comité permanente ha aprobado un equipo mayor formado por miembros del ministerio de Antigüedades, la Universidad de Arizona y la facultad de ingeniería de la Universidad de El Cairo”. “Con el nuevo radar no tendremos que esperar. Los resultados serán inmediatos”, ha precisado El Damati.

“Algo detrás de las paredes”

tutankamon

Pinturas en el interior de la tumba de Tutankamón. EL MUNDO

El pasado noviembre, en una rueda de prensa celebrada en la ciudad sureña de Luxor, el ministro ya reconoció estar seguro “al 90%” de la existencia de “algo detrás de las paredes”. La localización de “espacios vacíos” alimenta la teoría que el egiptólogo británico Nicholas Reeves formuló el pasado agosto y que desde entonces mantiene en vilo a la Egiptología. Según sus cábalas, las probables estancias ocultas de la tumba de Tutankamón albergarían el descanso eterno de la esquiva reina Nefertiti, consorte, corregente y tal vez sucesora de Akenatón.

El ministro, sin embargo, ha vuelto a mostrar sus reservas. “Es probable que se trate de una tumba de otro miembro real, tal vez de una mujer. Si fuera la de Nefertiti sería algo muy importante para la Historia de Egipto y la Humanidad. Yo creo que nos podríamos encontrar a Kiya [segunda esposa de Akenatón y madre de Tutankamón] o Meritatón [primogénita de Akenatón y Nefertiti que se convertiría después en su esposa]”, ha insistido El Damati.

En cualquier caso, a su juicio, sería el “hallazgo del siglo”. “Significa redescubrir la tumba de Tutankamón y entender cuán grande y notable fue”. “Hasta ahora creíamos que era el enterramiento más pequeño del Valle de los Reyes”, ha recalcado. A partir del estudio de las fotografías en alta resolución que sirvieron al taller madrileño Factum Arte para construir la réplica de la tumba del faraón, Reeves propuso la existencia de dos estancias hasta ahora desconocidas tras los muros norte y oeste de la cámara funeraria.

“Habría una cámara lateral debajo de la decorada pared oeste de la cámara funeraria y una prolongación de la tumba más allá del muro norte”, apuntó el experto en una entrevista a este diario cuando publicó su tesis. En el primer caso -camuflado bajo el mural de los doce monos, símbolo de las doce horas nocturnas que debía transitar el monarca antes de renacer-, la puerta conduciría a un almacén contemporáneo al resto de lo ya hallado que podría albergar un ajuar tan maravilloso como el hallado por Howard Carter, con más de 5.000 objetos amontonados en la antecámara, la cámara funeraria, la cámara del tesoro y un anexo.

En la pared norte, en cambio, el pasaje llevaría hasta una cámara funeraria. “Mi hipótesis es que nos encontramos ante una tumba dentro de una tumba. El enterramiento de Tutankamón se habría realizado en la parte exterior de una sepultura que ya existía y que se habría adaptado para tal fin”. Ahí es donde yacería Nefertiti.

La búsqueda de la reina que fijó nuestro canon de belleza faraónico ha levantado polvareda entre la comunidad científica. En una entrevista a EL MUNDO, el egiptólogo y ex ministro de Antigüedades Zahi Hawass tildó esta semana de “completa sandez” la teoría de Reeves y acusó a su predecesor al frente del ministerio de ser “un ignorante”. “Nefertiti jamás fue enterrada en el Valle de los Reyes. Era creyente de Atón y en ningún caso el sacerdote de Amón le habría permitido situar allí su sepultura”, apuntó Hawass.

Preguntado por este diario, El Damati se ha reafirmado en los hallazgos presentados este jueves durante la rueda de prensa para refutar las iracundas críticas lanzadas por Hawass. “Deberías volver a preguntarle sobre el asunto”, ha recomendado antes de responder a la acusación de “ignorante” esbozada por el mediático egiptólogo en las páginas de este medio. “Soy profesor de Egiptología por la Universidad de Ain Shams. Eso es todo lo que tengo que decir”.

Francisco Carrión, El Cairo

El Mundo, España, 17-03-2016

Social

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II
Lo que está detrás de la ideología de género (Benigno Blanco)
Loving Vincent - Trailer 2016 (web)

Humor

En el 449, el emperador Valentín III, enemigo acérrimo de Atila, condenó al exilio a su propia hermana, Honoria. Ésta, en venganza, entregó su anillo a un oficial de los hunos para que se lo mostrara a su jefe como prueba de que ella era hermana de su enemigo. Atila entendió que la joya era una oferta de matrimonio y, desgraciadamente para Honoria, dijo “sí quiero”.
------------------------------------------------------

Hessy Taft, una guagua de padres judíos, apareció en las portadas de las revistas nazis y en los afiches del Tercer Reich al ganar el concurso “Modelo de raza Aria”.

Todo sucedió porque el fotógrafo, sin la autorización de los padres, envió la foto al concurso pensando que sería una buena lección que lo ganara una niña judía como modelo del ario perfecto. --------------------------------------------------------