Temas & Noticias



Rubens se subasta en Londres

Rubens se subasta en Londres

Rubens se subasta en Londres
marzo 17

El próximo mes de julio Christies subasta Lot and his Daughters, un lienzo que Rubens pintó entre 1613 y 1614 y que ha permanecido en colecciones privadas durante más de un siglo

Fue el maestro de las sombras y el maestro de retratar la intimidad de su familia a través de la viveza de los ojos. Tras la última gran exposición del pintor flamenco Rubens en Amberes hace un año, su nombre vuelve a resonar en las esferas del arte. En esta ocasión se trata de la subasta en la casa Christies de Londres del lienzo Lot and his Daughters(1613-1614). La puja no se abre hasta verano, hasta el mes de julio exactamente, en unas jornadas comisariadas llamadas Classic Week. Tratándose de Rubens seguro que la venta se cierra en una más que generosa suma de libras.

La pieza es un ejemplo de los inicios de madurez artística y una de las piezas más importantes que ha permanecido lejos del alcance del público durante casi un siglo. Antes de ser puesta a la venta en Londres la obra será expuesta en Chrities Nueva York entre el 8 el 12 de abril y en Hong Kong entre el 20 y el 26 de mayo. Lot and his Daughters ha estado en manos de distinguidos comerciantes de Amberes, del gobernador general de los Países Bajos españoles, de Joseph I Holy y de los Duques de Marlborough. Además fue incluido en el primer volumen de The Enlgish Connossieur fechado en 1766 y desde entonces ha estado presente en todos los cuadernos de las obras de Rubens.

Para la fecha en la que el pintor gestó esta pieza su reputación como artista importante y moderno se había hecho hueco en las esferas de Amberes y de ahí se corrió la voz por toda Europa. Tras trabajar en la corte de Vicente I Gonzaga, Duque de Mantua, fue nombrado pintor de la corte de Bruselas para los archiduques Alberto e Isabela en 1609. Fue en esa temporada cuando el pintor concibió dos de sus mejores obras: The Raising of the Cross, realizada en 1610 para la iglesia de St Walburga y The Descent from the Cross, pintada para la catedral de Amberes entre 1611 y 1614. Aparte de estas obras públicas también trabajó para colecciones privadas con obras como la que ahora se vende.

Lot and his Daughters, uno de los cuentos del Antiguo Testamento ha interesado durante la historia a diversos artistas desde el Renacimiento como Lucas van Leyden, Jan Massays, Joachim Wtewael y Hendrick Goltzius. Esta historia de vicio y virtud cautivó a Rubens y fue un tema al que recurrió a lo largo de su trayectoria. La historia cuenta los eventos de la familia Lot tras su huida de la ciudad de Sodoma hacia el desolado pueblo de las montañas de Zoar. Sus dos castas hijas, alimentadas por el deseo de continuar con el linaje siguiendo las destrucciones de Sodoma y Gomorra, conspiran para seducir a su padre con quien, según la Biblia, se relaciona Jesucristo a través de la abuela de David, Ruth, que era descendiente de Moab.

“Después de la venta de dos retratos de Rembrandt a Francia y Holanda este año, Christies ofrece esta monumental pieza. El impacto del lienzo es estremecedor: queremos ver la reacción de la gente que venga a la exposición en Nueva York, Hong Kong y Londres”, dice Paul Raison, vicepresidente de Old Master Pictures de la casa de subastas.

El Cultural, España, 11-03-2016

Social

Para leer en familia



Ver mas artículos

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Psiquiatra Marian Rojas Explica Que Es La Ideología De Genero
LA DEVOCION MARIANA DE UN SANTO
Asombroso lo que hizo
Intervención Cerro San Cristóbal

Humor

Al desembarcar en África durante una de sus campañas, Julio Cesar tropezó y cayó al suelo al descender del barco. Pensando que los soldados podrían ver en la caída un signo de mala suerte, hizo como si esta fuera voluntaria y besando el suelo exclamó: ¡África, por fin te tengo!

-------------------------------------------

En la Francia prerrevolucionaria el tuteo se consideraba una impertinencia grosera. Con la Revolución, cambiaron las costumbres y a partir de 1793 el tuteo se hizo obligatorio en la administración pública por considerarlo un gesto de fraternidad universal. Pero la moda solo duró un año, hasta la caída de Robespierre.

--------------------------------------------------------