Temas & Noticias



13 horas, los soldados secretos de Bengasi

13 horas, los soldados secretos de Bengasi

13 horas, los soldados secretos de Bengasi

El 11 de septiembre de 2012 se produjo un asalto al consulado estadounidense en Bengasi que acabó con la muerte del embajador; la película se centra en un grupo de soldados norteamericanos que intentaron proteger a los suyos en aquel lugar. Cinta de gran realismo que no se centra sólo en la pura acción.

Acción Thriller Drama

Público apropiado: Jóvenes

Valoración moral: Adecuada

Año: 2016

Dirección: Michael Bay

Contenidos

Violencia | Sin detalles sensuales | Sin escenas sexuales explícitas | Sin diálogos soeces | Sin ideas de fondo inmoral

Contenidos: Imágenes (varias V)

Dirección:Michael Bay. País:USA. Género:Drama. Interpretación:John Krasinski, Max Martini, David Denman, Pablo Schereiber, James Badge Dale. Guion: Chuck Hogan; basado en el libro de Mitchell Zuckoff. Música: Steve Jablonsky.

Reseña:

El 11 de septiembre de 2012 se produjo un asalto al consulado estadounidense en Bengasi que acabó con la muerte del embajador; la película se centra en un grupo de soldados norteamericanos que intentaron proteger a los suyos en aquel lugar.

Película vibrante, entretenida, tremendamente realista y seria. Vuelve a traer a colación las ventajas e inconvenientes del tan cacareado intervencionismo internacional norteamericano, una cuestión nada fácil de solventar.

En películas de este tipo, con acción y ritmo desenfrenados, es complicado a veces saber quién es quién y ese tema se amplía en este caso ya que hasta los propios soldados americanos desconocen la identidad del enemigo. Aunque presumiblemente cuentan con habitantes amigos, nunca saben si lo son de verdad, si van a traicionarles. Esto ofrece momentos de tensión, bien resueltos, verosímiles y trasladan una desasosegante sensación de desconcierto. Cinta de gran realismo que no se centra sólo en la pura acción. Deja tiempo para conocer a los protagonistas, para humanizarles, especialmente a los dos soldados norteamericanos que llevan casi todo el peso anímico del film.

(Almudí JD).

Social

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Asombroso lo que hizo
Intervención Cerro San Cristóbal
Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II

Humor

A comienzos de siglo XVIII reinó en Prusia un hombre muy temperamental. Federico Guillermo tenía la costumbre de pasear sin escolta por las calles de Berlín. Cuentan que cuando encontraba alguien que le desagradara, lo que ocurría con frecuencia, no dudaba en golpearlo con su bastón. Por esa razón cuando la gente lo veía a lo lejos, prudentemente huía lo más rápido posible.

En cierta ocasión, como de costumbre, el rey avanzaba golpeando el suelo con su bastón. Un berlinés, tomado por sorpresa, tratando de huir del monarca, se ocultó en un portal. Ahí lo sorprendió Federico Guillermo, y lo increpó de inmediato:

- Eh, tú, ¿A dónde vas?

El pobre hombre, que temblaba de miedo, le indicó con la cabeza una la puerta.

- ¿Vives ahí?, lo interrogó.

El hombre hizo un gesto de negación.

- ¿Es la casa de un amigo tuyo? Volvió a preguntar.

- No, Majestad.

El rey lo miró con sospecha,

-Entonces, ¿por qué entras en ella?

El hombre tuvo miedo de que se le considerara como ladrón, así que confesó:

- Lo hacía para evitar encontrarme con su Majestad. Federico Guillermo lo miró extrañado.

- ¿Y por qué quieres evitarme?

Bajando la vista, decidió decirle la verdad:

- Porque tengo miedo de su Majestad.

Al escuchar esto, Federico Guillermo montó en una de sus famosas rabietas. Agarró al infeliz por el cuello, lo sacudió violentamente, y lo increpó:

- ¿Cómo te atreves a tener miedo de mí? ¡Soy tu rey, así que tienes que amarme! ¡Ámame, desgraciado! ¡Te ordeno que me ames!

----------------------------------------------------------------