Temas & Noticias



Pesimismo sobre China arrastra por segunda semana a los mercados

Pesimismo sobre China arrastra por segunda semana a los mercados

Pesimismo sobre China arrastra por segunda semana a los mercados

Las bolsas del gigante asiático volvieron a desplomarse más de 5% tras conocerse débiles datos de inflación. En tanto, un asesor del gobierno chino cuestionó que el país pueda alcanzar la meta de crecimiento de 6,5% en los próximos cinco años.

Las bolsas chinas extendieron las pérdidas de la semana pasada con descensos superiores a 5%, lo que reavivó los temores sobre el verdadero estado de la segunda economía del mundo.

La plaza de Shanghái se hundió 5,3%, con lo que acumuló un desplome de 14,76% en lo que va del año. El Índice de Shenzhen se derrumbó 6,6%, prolongando las mermas a 19,96% en las últimas seis jornadas.

Cifras publicadas durante el fin de semana revelaron que los precios a los consumidores subieron 1,6% anual en diciembre, muy por debajo de la meta de cerca de 3%, mientras que los precios a los productores (IPP) cayeron 5,9% anual, con lo que completaron su mes número 46 en terreno negativo. Los datos alentaron las especulaciones sobre una desaceleración más profunda.

Las bruscas disminuciones en China arrastraron al resto del mundo. Las ruedas europeas revirtieron las ganancias en la última hora de transacción. Wall Street también fluctuó entre los avances y las pérdidas. En América Latina, el Merval argentino lideró los declives y el IPSA chileno terminó 0,44% por debajo del cierre del viernes.

Mayor volatilidad

El pesimismo es el sentimiento predominante”, afirmó a Bloomberg William Wong, jefe de transacción de ventas de la corredora Shenwan Hongyuan. “La cifra de IPP confirma que la economía china está atrapada en un bajón. Las condiciones del mercado se mantendrán desafiantes dado el débil crecimiento, la volatilidad en los mercados externos y la presión de depreciación del yuan”, agregó.

Según analistas, la volatilidad se ha visto exacerbada por los erráticos mensajes que ha enviado Beijing acerca de las reglas de las bolsas y la trayectoria de la moneda china.

Las autoridades se vieron obligadas a suspender la semana pasada un mecanismo de corto circuito sólo cuatro días después de su implementación, porque el sistema parecía acelerar la liquidación masiva de acciones. Además, un día antes de que expirara una prohibición sobre la venta de títulos de los grandes inversionistas, el gobierno decidió modificar dicho límite.

Por su parte, la segunda devaluación del yuan en cinco meses tomó por sorpresa a los inversionistas.

Meta de 6,5% en duda

La incertidumbre sobre la economía se vio reforzada tras los comentarios de Li Wei, presidente del Centro de Investigación de Desarrollo del Consejo Estatal, quien sostuvo durante el fin de semana que el país tendrá problemas para lograr un crecimiento por encima de 6,5% entre 2016 y 2020.

En los últimos 30 años de reformas y apertura, el Producto Interno Bruto de China ha anotado un crecimiento anual de cerca de 10%. Frente a esto, 6,5% no es alto, pero será muy difícil lograr este ritmo de crecimiento”, declaró Li en un evento.

Según el asesor gubernamental, los principales factores que impedirían alcanzar la meta fijada por el presidente Xi Jinping son la desaceleración económica mundial, los crecientes costos laborales que erosionan la ventaja competitiva de la nación y las mayores preocupaciones medioambientales, que se traducen en que el país no puede industrializar terrenos cultivables tan rápido como en el pasado.

En tanto, el ganador del premio Nobel, Joseph Stiglitz, aseguró que el gigante asiático no está enfrentando una ralentización “cataclísmica” y apuntó al mal diseño del mecanismo de corto circuito como el responsable de las turbulencias.

Siempre ha habido una brecha entre lo que está pasando en la economía real y los mercados financieros”, sostuvo en una entrevista con Bloomberg Television. “Lo que está ocurriendo en China es una desaceleración de todas maneras. Es un lento proceso de desaceleración, pero no es uno cataclísmico”, opinó.

Constanza Morales. La Tercera, 11-01-2016

Social

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Asombroso lo que hizo
Intervención Cerro San Cristóbal
Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II

Humor

A comienzos de siglo XVIII reinó en Prusia un hombre muy temperamental. Federico Guillermo tenía la costumbre de pasear sin escolta por las calles de Berlín. Cuentan que cuando encontraba alguien que le desagradara, lo que ocurría con frecuencia, no dudaba en golpearlo con su bastón. Por esa razón cuando la gente lo veía a lo lejos, prudentemente huía lo más rápido posible.

En cierta ocasión, como de costumbre, el rey avanzaba golpeando el suelo con su bastón. Un berlinés, tomado por sorpresa, tratando de huir del monarca, se ocultó en un portal. Ahí lo sorprendió Federico Guillermo, y lo increpó de inmediato:

- Eh, tú, ¿A dónde vas?

El pobre hombre, que temblaba de miedo, le indicó con la cabeza una la puerta.

- ¿Vives ahí?, lo interrogó.

El hombre hizo un gesto de negación.

- ¿Es la casa de un amigo tuyo? Volvió a preguntar.

- No, Majestad.

El rey lo miró con sospecha,

-Entonces, ¿por qué entras en ella?

El hombre tuvo miedo de que se le considerara como ladrón, así que confesó:

- Lo hacía para evitar encontrarme con su Majestad. Federico Guillermo lo miró extrañado.

- ¿Y por qué quieres evitarme?

Bajando la vista, decidió decirle la verdad:

- Porque tengo miedo de su Majestad.

Al escuchar esto, Federico Guillermo montó en una de sus famosas rabietas. Agarró al infeliz por el cuello, lo sacudió violentamente, y lo increpó:

- ¿Cómo te atreves a tener miedo de mí? ¡Soy tu rey, así que tienes que amarme! ¡Ámame, desgraciado! ¡Te ordeno que me ames!

----------------------------------------------------------------