Temas & Noticias



Balance económico

Balance económico

Balance económico

En España, la consolidación del crecimiento de la economía llegó en 2015

Tras superar la recesión y crecer en 2014 por encima de la media europea, la economía española consolidaba su senda alcista en 2015, y lograba crecer un 3,4% con datos del tercer trimestre de 2015, según el último dato del Instituto Nacional de Estadística. Con esta alza, la economía encadena nueve trimestres de aumentos del PIB consecutivos. Según las estimaciones del boletín de diciembre del Banco de España, la economía acabará el año con un crecimiento del 3,2%.

En el entretanto, Rajoy confirma un crecimiento del 3,2% y sube el salario mínimo

Si se observan los datos de la evolución del Producto Interior Bruto español (PIB) en los últimos años pueden verse las consecuencias de la crisis económica sobre este medidor de la riqueza nacional. Según datos de Eurostat, decreció un 3,6% en 2009 y no consiguió remontar durante años. En 2010 terminó plano, en 2011 bajó un 0,6%, en 2012 un 2,1% y en 2013 un 1,2%.

No sin dudas y dificultades, en 2014 lograba subvertirse la tendencia y la economía española lograba su primer crecimiento anual. En concreto, el PIB avanzaba un 1,4%, por encima de la media de la Eurozona, que incrementó su PIB en un 0,9%.

Este avance se producía en un momento en que las dudas llegaban a las principales economías de la zona de la moneda única. Francia, Italia y Alemania mostraban signos de debilidad. En este sentido, llegó a hablarse de España como una nueva Alemania, tradicional motor de la economía europea, tras las reformas emprendidas en pos de la austeridad en las cuentas públicas y el aumento de productividad de la economía.

Pero si 2014 fue el año de la recuperación, 2015 se ha convertido en el de la consolidación del crecimiento de la economía española. Todo indica que crecerá por encima del 3%, lo que la consolida como una de las economías más dinámicas de la Eurozona.

El rumbo alcista de la economía española ha estado impulsado por el buen comportamiento del sector exterior de la economía, con datos récord de exportaciones y turismo. Según las estimaciones del Ministerio de Industria, el año finalizará con un nuevo récord de visitas turísticas, 68 millones, un 6,2% más que el pasado año, en el que se registraron 65 millones de llegadas a España. Además, los turistas gastan cada vez más: se calcula que este año dejarán 67.000 millones de euros, frente a los 63.000 millones que gastaron durante el año precedente.

Los máximos turísticos se unen al récord de exportaciones: en 2015 se alcanzó la cifra jamás vista de 208.430,4 millones de euros hasta noviembre, según los datos del Ministerio de Economía.

Mientras tanto, el consumo interno muestra signos de mayor vigor, según ha constatado el Banco de España en sus boletines mensuales.

Además de las reformas emprendidas, otros factores fundamentales engrasan la maquinaria de la economía. Por un lado, los bajos precios del petróleo y la energía, con el crudo, que España se ve obligada a comprar en el exterior, en mínimos históricos –el barril Brent ronda los 36 dólares-, por otro, la política de facilidad monetario del Banco Central Europeo, que mantiene los tipos bajos y se esfuerza por introducir liquidez en el sistema financiero, con un euro débil en su cotización frente al dólar y otras divisas.

Las cuentas públicas, asignatura pendiente

A pesar del crecimiento del PIB, el equilibrio de las cuentas públicas continúa siendo una asignatura pendiente. Para este año, está previsto que el déficit del conjunto de las administraciones se sitúen en el 4,2% del PIB. Sin embargo, los organismos internacionales no lo tienen tan claro. El Fondo Monetario Internacional considera que España se desviará hasta el 4,4%, mientras que la Comisión Europea es todavía más pesimista y prevé un desequilibrio del balance público del 4,7%. Por su parte, Funcas eleva su vaticinio de déficit hasta el 5,2%.

En cuanto a la deuda pública, a pesar de las facilidades de financiación de la economía española, sigue muy elevada: se espera que se sitúen el 98,7% del PIB en 2015 con lentos descensos que, previsiblemente, la situarán en el 92,8% en 2018.

El futuro inmediato

Si se mira al futuro, la previsión es que la senda de crecimiento continúe. A pesar del periodo de incertidumbre política abierto tras las elecciones de este 20 de diciembre, el Gobierno ya aprobó los Presupuestos Generales del Estado para el próximo año 2016, de forma excepcional, en agosto. El Ejecutivo justificó esta iniciativa al argumentar que de esta manera se aseguraba la estabilidad presupuestaria del siguiente ejercicio.

Según Funcas y el Banco de España, la economía española terminará este año con un crecimiento del 3,2%, mientras que el siguiente el alza será algo menor, del 2,8%. La Comisión Europea cree que España crecerá un 2,7%, mientras que el Fondo Monetario Internacional es el organismo más optimista y habla de un 3,1%.

En todo caso, se habla de avances del entorno del 3%. Para poner en contexto esta dinámica se debe tener en cuenta que antes del pinchazo de la burbuja inmobiliaria, en los mejores momentos de la economía española se creció un 3,2% en 2004, un 3,7% en 2005, un 4,2% en 2006 y un 3,8% en 2007.

Parece, en todo caso, que la economía española ha cambiado de ciclo tras dejar atrás una larga crisis. El debate que ahora se abre es cuánto durará.

Daniel Villagrasa. El Imparcial, España, 02-01-2016

Social

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II
Lo que está detrás de la ideología de género (Benigno Blanco)
Loving Vincent - Trailer 2016 (web)

Humor

En el 449, el emperador Valentín III, enemigo acérrimo de Atila, condenó al exilio a su propia hermana, Honoria. Ésta, en venganza, entregó su anillo a un oficial de los hunos para que se lo mostrara a su jefe como prueba de que ella era hermana de su enemigo. Atila entendió que la joya era una oferta de matrimonio y, desgraciadamente para Honoria, dijo “sí quiero”.
------------------------------------------------------

Hessy Taft, una guagua de padres judíos, apareció en las portadas de las revistas nazis y en los afiches del Tercer Reich al ganar el concurso “Modelo de raza Aria”.

Todo sucedió porque el fotógrafo, sin la autorización de los padres, envió la foto al concurso pensando que sería una buena lección que lo ganara una niña judía como modelo del ario perfecto. --------------------------------------------------------