Temas & Noticias



Más presión sobre la UE

Más presión sobre la UE

Más presión sobre la UE

Los atentados de París complican las soluciones a la crisis de los refugiados

Tal como había advertido la canciller alemana, Ángela Merkel, la falta de acuerdo para aplicar una política común de asilo y un sistema permanente de reparto de refugiados ha acabado afectando al espacio Schengen y a la libre circulación de personas. Antes incluso de la conmoción causada por los atentados de París y las informaciones sobre la posible infiltración de yihadistas entre los refugiados, Suecia se sumó al cierre de fronteras que habían decretado Alemania y Austria, y Eslovenia, tras una primera reacción de brazos abiertos a los que huyen de la guerra, ha decidido levantar una valla en su frontera con Croacia. Otros países, como Dinamarca, Noruega o Finlandia, han endurecido también las condiciones de asilo.

Ahora, la matanza complica todo de manera extraordinaria. El hallazgo de un pasaporte sirio cerca del cuerpo de uno de los terroristas suicidas de París alimenta los temores, expresados desde hace semanas, de que haya terroristas que aprovechen la crisis de los refugiados para entrar en la UE. Los ministros europeos de Interior abordarán este problema el próximo viernes, pero ya hay voces que anticipan el nuevo frenazo, como la del primer ministro de Eslovaquia: “Espero que la gente abra los ojos ahora”. El responsable para Europa del nuevo Gobierno de Polonia ha advertido de que, a la luz de lo ocurrido en Francia, “no hay posibilidades políticas” de aplicar los acuerdos de ubicación de refugiados. Dirigentes de Bulgaria y otros países del Este se han expresado en términos similares.

El fracaso en la gestión de esta crisis, unido al cuestionamiento de los acuerdos alcanzados, se está traduciendo, como se temía, en un nuevo debilitamiento de la Unión Europea. Sin una respuesta conjunta a la emergencia y con las imágenes de París en la retina, incluso los países más abiertos al derecho de asilo, como Suecia y Alemania, están retrocediendo. El Gobierno socialdemócrata sueco ha advertido de que no puede seguir asumiendo más asilados. Suecia es el país que mayor número de refugiados acoge en relación a su población, y Alemania asume el mayor contingente en números absolutos. Berlín necesita apoyo urgente. La cohesión de Europa depende de que Merkel —con tensiones políticas internas derivadas de la crisis de los refugiados— pueda mantener su visión del problema y ejercer el liderazgo en un momento crucial.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, cree que va a poder mantener el enfoque sobre el reparto de refugiados y dijo ayer, muy razonablemente, que los líderes no deben ceder “ante reacciones primarias”. Pero antes de París la situación ya era lamentable: casi dos meses después de haber acordado el reparto de 160.000 refugiados entre los diferentes países de la UE, apenas 147 han sido recolocados. La Comisión tiene dificultades para reunir los 3.000 millones de euros comprometidos con Turquía para ayudarla a atender a 2,2 millones de sirios en su territorio y evitar así que intenten entrar en Europa. La cumbre de Malta de la pasada semana fue otra ocasión fallida para encarrilar una crisis que evoluciona hacia el peor escenario posible: el del sálvese quien pueda.

Editorial de El País, España, 16-11-2015

Social

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II
Lo que está detrás de la ideología de género (Benigno Blanco)
Loving Vincent - Trailer 2016 (web)

Humor

En el 449, el emperador Valentín III, enemigo acérrimo de Atila, condenó al exilio a su propia hermana, Honoria. Ésta, en venganza, entregó su anillo a un oficial de los hunos para que se lo mostrara a su jefe como prueba de que ella era hermana de su enemigo. Atila entendió que la joya era una oferta de matrimonio y, desgraciadamente para Honoria, dijo “sí quiero”.
------------------------------------------------------

Hessy Taft, una guagua de padres judíos, apareció en las portadas de las revistas nazis y en los afiches del Tercer Reich al ganar el concurso “Modelo de raza Aria”.

Todo sucedió porque el fotógrafo, sin la autorización de los padres, envió la foto al concurso pensando que sería una buena lección que lo ganara una niña judía como modelo del ario perfecto. --------------------------------------------------------