Temas & Noticias



Cuánto cuesta la universidad en Europa y cuánto ayuda el Estado

Cuánto cuesta la universidad en Europa y cuánto ayuda el Estado

Cuánto cuesta la universidad en Europa y cuánto ayuda el Estado
octubre 29

¿Cuánto dinero le cuestan los estudios a un universitario europeo? Un informe de Eurydice muestra que, mientras en los países nórdicos o Alemania la subvención cubre todo el costo de la matrícula, en el Reino Unido los universitarios tienen que poner una importante cantidad de sus bolsillos, aunque también tienen facilidad para obtener préstamos o becas. Entre medias, España, Italia o Francia, con tasas más bajas pero con menos proporción de alumnos becados.

Eurydice es una agencia de la UE dedicada al estudio de los datos y las políticas educativas. Su reciente informe analiza el gasto privado en enseñanza universitaria en cada país, así como los diferentes criterios para conceder ayudas públicas.

Del gratis total a los 12.300 euros

En cuanto al precio de la matrícula, se aprecia una división geográfica. En los países escandinavos, junto con Escocia y Grecia, todos los alumnos están exentos de tasas. En Centroeuropa (Alemania, Austria, República Checa, Eslovaquia) solo pagan –más allá de una módica suma por gastos administrativos– los estudiantes que no cumplan con una serie de exigencias académicas, por ejemplo aquellos que no han terminado la carrera en un determinado tiempo. En Estonia, una reforma legislativa que entró en vigor en el curso 2013/14 permite a las universidades cobrar tasas a los estudiantes nacionales que no consigan al menos 30 créditos por semestre. Antes solo pagaban los estudiantes extranjeros o a tiempo parcial.

En unos pocos Estados estudian gratis (para sus bolsillos) los que tienen una dedicación a tiempo completo, pero no los que compatibilizan la universidad con un trabajo. En el resto del continente (Francia, Italia, España, Bélgica, Holanda y Reino Unido, entre otros), todos deben abonar algo.

El precio depende mucho de cada país. Solo en el Reino Unido el importe medio supera los 5.000 euros por estudiante al año. En 2010 el parlamento de mayoría conservadora aprobó una reforma para subir hasta 9.000 libras (más de 12.300 euros) el tope de las tasas que pueden cobrar las universidades (lo cobran más de la mitad de ellas). En un segundo grupo, con tasas entre 1.000 y 5.000 euros, están algunos países donde la mayoría de los estudiantes pagan de su bolsillo una parte (España, Portugal, Holanda, Lituania), pero también otros donde muy pocos lo hacen (Hungría o Letonia). La suma es inferior a los 1.000 euros en Francia y casi todo el este europeo.

Ayudas

El informe también analiza las ayudas públicas concedidas a los universitarios: tanto su cuantía media como los requisitos establecidos para acceder a ella y el porcentaje de universitarios beneficiados. Las prestaciones se dividen según las reciba directamente el estudiante (becas, préstamos) o su familia (desgravaciones fiscales o prestaciones), y según el criterio seguido para concederlas: necesidad económica o mérito.

Entre los países que cobran a los universitarios más de 1.000 euros, la gran mayoría de las becas se conceden en función de las posibilidades económicas del estudiante. En cambio, allí donde las tasas son bajas o insignificantes, también el mérito académico es un motivo muy frecuente. Francia y Bélgica son excepciones a esta regla: a pesar de que los alumnos pagan poco, casi todas las becas obedecen a un criterio económico. Bulgaria, Serbia y Bosnia son los únicos Estados donde no se tiene en cuenta la renta de los universitarios, solo su currículum. De ahí que esta sea una de las regiones con menor proporción de becados (menos del 10%), junto con Italia y Lituania.

En la mayor parte del continente, los estudiantes que se benefician de una beca oscilan entre el 10% y el 50%. Solo son más de la mitad en los países escandinavos (donde los estudios están completamente subvencionados, pero los Estados financian además parte de la vivienda y la manutención a la gran mayoría de los alumnos), y el Reino Unido (55% de becados).

La costumbre de que los universitarios pidan un préstamo para sus estudios está institucionalizada en varios países europeos, donde existe un sistema nacional (además de los bancos privados) que fija las cantidades y los intereses. Así ocurre sobre todo en el norte del continente, aunque también en parte del centro (Alemania, Eslovaquia o Hungría). En cambio, no es frecuente en el sur, a excepción de Grecia y Turquía.

Más extendidas están las subvenciones indirectas (no al estudiante, sino a su familia), en forma de ventajas fiscales o pagos. Las primeras existen desde las repúblicas bálticas a Italia o Irlanda, mientras que la otra fórmula es común sobre todo en el centro de Europa. Entre los países que no ofrecen ninguna de las dos están por un lado España, Bulgaria o Rumanía, donde el Estado solo ofrece becas, y por otro la región nórdica, Reino Unido y Turquía, donde además hay un importante programa oficial de préstamos.

Modelos distintos

Si se compara a España con los países de su entorno geográfico y cultural, se observa que los precios de las matrículas son similares a los de Italia o Portugal, pero significativamente superiores a los de Francia (salvo los de las grandes écoles, las instituciones más prestigiosas y minoritarias). No obstante, en los estudios de máster España es el país más caro de los cuatro con diferencia.

En cuanto a las becas, el porcentaje de alumnos que se benefician de ellas es mucho menor en Italia y Portugal, y algo mayor en Francia. El importe medio de la beca es más bajo que en Italia y más alto que en Francia. Tanto en Francia como en Portugal existen ayudas a las familias. En España e Italia, no.

Más allá del ámbito español, el informe traza un panorama de la educación universitaria europea donde se observan diferentes modelos (ver tabla): desde el nórdico (donde todos los gastos corren a cuenta del Estado), pasando por el alemán (parecido en cuanto a las tasas pero con un sistema de ayudas extras mucho más selectivo), el inglés (con unas matrículas muy caras pero también con un programa de préstamos muy desarrollado y relativamente asequible) o el italiano (precios medios y becas generosas pero muy selectivas).

universidad

ACEPRENSA

Social

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II
Lo que está detrás de la ideología de género (Benigno Blanco)
Loving Vincent - Trailer 2016 (web)

Humor

En el 449, el emperador Valentín III, enemigo acérrimo de Atila, condenó al exilio a su propia hermana, Honoria. Ésta, en venganza, entregó su anillo a un oficial de los hunos para que se lo mostrara a su jefe como prueba de que ella era hermana de su enemigo. Atila entendió que la joya era una oferta de matrimonio y, desgraciadamente para Honoria, dijo “sí quiero”.
------------------------------------------------------

Hessy Taft, una guagua de padres judíos, apareció en las portadas de las revistas nazis y en los afiches del Tercer Reich al ganar el concurso “Modelo de raza Aria”.

Todo sucedió porque el fotógrafo, sin la autorización de los padres, envió la foto al concurso pensando que sería una buena lección que lo ganara una niña judía como modelo del ario perfecto. --------------------------------------------------------