Temas & Noticias



Egipto cada vez más cerca de encontrar tumba de Nefertitis

Egipto cada vez más cerca de encontrar tumba de Nefertitis

Egipto cada vez más cerca de encontrar tumba de Nefertitis
septiembre 24

Un arqueólogo británico afirma que tras la tumba de Tutankamón se encontrarían los restos de la reina de Egipto y para probarlo, se realizarán muestras con un radar en los próximos días.

En agosto pasado, el arqueólogo británico Nicholas Reeves reavivó las especulaciones sobre el que podría ser uno de los hallazgos más importantes del último tiempo: el sitio exacto donde se encontraría el cuerpo de la reina egipcia Nefertiti, inubicable hasta hoy, y quien pasó a la historia por convertir su reino al monoteísmo al imponer el culto exclusivo al dios del sol Atón.

El arqueólogo basa su tesis en que tras la cámara mortuoria donde fue enterrado el faraón Tutankamón en el Valle de los Reyes en Egipto existirían dos tumbas más, y una de ellas sería la de Nefertiti.

Según Reeves, la clave son las posibles grietas del muro que habrían quedado ocultas al pintar el lugar, y que fueron descubiertas recientemente gracias a imágenes de alta resolución.

“Si estoy equivocado, lo estoy. Pero si tengo razón, podría ser el mayor descubrimiento arqueológico de todos los tiempos”, indicó el arqueólogo, quien además afirma que la inesperada muerte de rey Tutankamón, quien murió en 1324 a.C. a los 19 años, posiblemente fue la causa su improvisada ubicación, en la cámara exterior de la tumba donde originalmente descansaban los restos de Nefertiti, ya que aún no se había construido su tumba.

Sin embargo, sólo se puede llegar a conclusiones exactas con investigaciones sobre el terreno.

El radar

Y las pruebas parecen estar cada vez más cerca. Esto, porque el ministerio de antigüedades de Egipto entregó su aprobación inicial para el uso de un radar en el sitio, con el objetivo de verificar la teoría de Reeves. De acuerdo a Mouchira Moussa, asesor de medios del ministro, la autorización final se obtendrá probablemente en un mes, y el procedimiento no le causará daño alguno al monumento.

Será el mismo egiptólogo británico Nicholas Reeves quien llegará el próximo lunes a Egipto para verificar su teoría, para revelar los primeros resultados el 1 de octubre en El Cairo. Asimismo, el ministerio egipcio señaló que luego se realizará un segundo examen de los muros de la tumba con un aparato importado especialmente desde Japón.

Francisco Aguirre. La Tercera, 22-09-2015

Social

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Asombroso lo que hizo
Intervención Cerro San Cristóbal
Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II

Humor

A comienzos de siglo XVIII reinó en Prusia un hombre muy temperamental. Federico Guillermo tenía la costumbre de pasear sin escolta por las calles de Berlín. Cuentan que cuando encontraba alguien que le desagradara, lo que ocurría con frecuencia, no dudaba en golpearlo con su bastón. Por esa razón cuando la gente lo veía a lo lejos, prudentemente huía lo más rápido posible.

En cierta ocasión, como de costumbre, el rey avanzaba golpeando el suelo con su bastón. Un berlinés, tomado por sorpresa, tratando de huir del monarca, se ocultó en un portal. Ahí lo sorprendió Federico Guillermo, y lo increpó de inmediato:

- Eh, tú, ¿A dónde vas?

El pobre hombre, que temblaba de miedo, le indicó con la cabeza una la puerta.

- ¿Vives ahí?, lo interrogó.

El hombre hizo un gesto de negación.

- ¿Es la casa de un amigo tuyo? Volvió a preguntar.

- No, Majestad.

El rey lo miró con sospecha,

-Entonces, ¿por qué entras en ella?

El hombre tuvo miedo de que se le considerara como ladrón, así que confesó:

- Lo hacía para evitar encontrarme con su Majestad. Federico Guillermo lo miró extrañado.

- ¿Y por qué quieres evitarme?

Bajando la vista, decidió decirle la verdad:

- Porque tengo miedo de su Majestad.

Al escuchar esto, Federico Guillermo montó en una de sus famosas rabietas. Agarró al infeliz por el cuello, lo sacudió violentamente, y lo increpó:

- ¿Cómo te atreves a tener miedo de mí? ¡Soy tu rey, así que tienes que amarme! ¡Ámame, desgraciado! ¡Te ordeno que me ames!

----------------------------------------------------------------