Temas & Noticias



Volkswagen admite: hay 11 millones de autos con el software trucado

Volkswagen admite: hay 11 millones de autos con el software trucado

Volkswagen admite: hay 11 millones de autos con el software trucado

En tanto las acciones del grupo alemán, líder mundial de ventas de automóviles, se siguen hundiendo con pérdidas que superan el 20%.

Volkswagen admitió en las últimas horas que el dispositivo para hacer trampa en los controles de datos de emisiones contaminantes había sido instalado en once millones de automóviles en todo el mundo y en varias marcas de sus vehículos.

El fabricante alemán, cuya acción caía más de un 20% en la Bolsa de Frankfurt, anunció además haber aprovisionado 6.500 millones de euros en el tercer trimestre para enfrentar las consecuencias potenciales del escándalo, revelado la semana pasada en Estados Unidos.

En tanto, el ministerio de Transporte de Italia anunció que abrirá una investigación sobre el grupo germano. “Estamos preocupados por el asunto”, escribió en una carta el ministerio, que pide que se aclare “si lo que ocurrió en Estados Unidos puede ocurrir en la Unión Europea, aun si las reglas de homologación son diferentes” y si vehículos de ese tipo han sido vendidos en Italia.

volkswagen

EXPLICACIONES DE LA EMPRESA

Respecto a la polémica de adulteración de emisiones, la firma explicó que sólo en los motores del tipo EA 189 se produce una desviación notable entre los resultados de las pruebas y del uso real en carretera.

“Volkswagen trabaja intensivamente para eliminar esta desviación mediante medidas técnicas. La compañía está en contacto con las autoridades relevantes y la Oficina Federal de Transporte Automovilístico” (KBA por sus siglas en alemán), añade el comunicado.

“Volkswagen trabaja a toda velocidad para clarificar las irregularidades relacionadas con un software particular usado en motores diesel”, añadió la compañía en un comunicado.

volkswagen

Los nuevos vehículos del grupo Volkswagen con motores diesel EU 6 disponibles en la Unión Europea (UE) cumplen los requerimientos y estándares medioambientales, según la compañía alemana.

“El software en cuestión no afecta a la conducción, ni al consumo, ni a las emisiones. Esto da claridad a los clientes y concesionarios”, añadió Volkswagen.

La compañía alemana agregó que el software está también instalado en otros vehículos con motor diesel del grupo Volkswagen, que también tiene marcas como Audi.

“Para la mayor parte de estos motores el software no tiene ningún efecto”, explicó.

La Agencia de Medioambiente de EEUU (EPA) detectó una manipulación en las pruebas de certificación de vehículos diesel que Volkswagen comercializaba en ese país.

La manipulación se producía en los vehículos que realizaban el test, mediante el software, para superar las pruebas.

El modelo finalmente comercializado emite gases contaminantes hasta 40 veces superiores a lo permitido en EEUU.

La multa a la que se podría enfrentar Volkswagen en Estados Unidos por haber manipulado los datos de emisiones contaminantes asciende a 18.000 millones de dólares, además del daño incalculable para su imagen, aunque algunos expertos prevén que la cantidad será menor si se llega a un acuerdo extrajudicial.

La Justicia estadounidense ha abierto también una investigación por posible conducta criminal de la compañía Volkswagen, según algunos medios de comunicación.

La Tercera

Social

Para leer en familia



Ver mas artículos

Video de la semana

Video Recomendado



JUAN PABLO II
Párroco: "Tenemos que mirar para adelante, decir que es la parroquia de Karadima es tendencioso"
Reabren la joya barroca de la Ópera del Margrave
Psiquiatra Marian Rojas Explica Que Es La Ideología De Genero

Humor

Durante un viaje en avión a Chicago, un amigo del multimillonario Philip Knight Wrigley (1894-1977) le preguntó que por qué seguía publicitando los chicles que fabricaba su empresa si esta ya era la más exitosa en todo el mundo. Wrigley le respondió:

—Por la misma razón que el piloto de este avión deja los motores en marcha cuando ya estamos en el aire.

------------------------------------

El rey español Felipe IV (1605-1665) le pidió al escritor Francisco de Quevedo (1580-1645) que improvisara una cuarteta.

—Dadme pie —le dijo Quevedo.

El rey, creyendo hacer una gracia, le alargó la pierna. Pero el escritor, que siempre fue de respuesta rápida e ingenio agudo, lejos de darse por vencido, improvisó, como le habían pedido, la siguiente cuarteta:

—En semejante postura / dais a entender, señor, / que yo soy el herrador / y vos la cabalgadura.

------------------------------------------------