Temas & Noticias



¿Por qué tanto odio, Petra?

¿Por qué tanto odio, Petra?

¿Por qué tanto odio, Petra?
septiembre 16

¿Por qué tanto odio, Petra?

Carta a la mujer que derribó a mi padre

Osama Abudl Moshen, con sus hijos Almuhamad y Zaid haciendo el símbolo de la victoria en Múnich.

“¿Por qué este odio, Petra? Cuando vi lo que hiciste estaba, estábamos, profundamente conmocionados. Fue una cosa tan terrible que no se puede describir con palabras. Lo que sé es que no pudimos dormir durante toda la noche. Mi padre sólo corría con mi hermano en brazos. Te voy a contar quién es. Quiénes somos. Él se llama Osama Abdul Mohsen. Tiene cuatro hijos. ¿Qué quiere que le cuente de nuestras vidas? No somos ricos ni pobres. Somos una familia de clase media que ha huido de Siria por la guerra. Nos fuimos tan rápido que apenas tengo fotos, porque salimos de allí desplazados y no cogimos todas nuestras cosas. Una parte estamos hoy en Turquía. Antes estábamos juntos todos. Hasta que mi padre, angustiado por nuestra situación económica, cogió a Zaid para buscar un mejor futuro. Y partieron. Él siempre nos dice: aún no sabemos nuestro destino. Yo quisiera terminar en España, pero eso lo decidirá papá. Y yo le obedeceré… Él ha puesto en riesgo su honor por el bien de su familia… Cuando él decidió huir a Europa pensábamos que los principios de los Derechos Humanos no permiten que nadie ataque a un padre que sólo sostiene a su hijo. Esperemos que este tipo de ataque racista no se permita más. Nosotros sólo queremos la paz. Y por eso decidimos arriesgar nuestras vidas… Al ver caer a mi padre y mi hermano, sentí un dolor muy profundo. ¿Por qué ese odio, Petra?”

Firmado: Almuhamad Abdullmhseen

Diario El Mundo, España, 16-09-2015

Social

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II
Lo que está detrás de la ideología de género (Benigno Blanco)
Loving Vincent - Trailer 2016 (web)

Humor

Hacia 1770, la moda de las pelucas empolvadas de la aristocracia francesa e inglesa habían alcanzado tal magnitud, que las pelucas podían alcanzar 1,2 metros de alto, y se decoraban hasta con pájaros embalsamados, réplicas de jardines, platos de fruta o barcos a escala.

La falta de higiene (no se las quitaban por semanas o meses) y el volumen de estas pelucas ocasionaba que no sólo piojos y pulgas las infestaran, sino que hasta pequeños ratones hicieran de ellas su hogar.

----------------------------------------------------

Cuando los conquistadores ingleses llegaron a Australia se asombraron al ver unos extraños animales que daban saltos increíbles.

Inmediatamente llamaron a uno nativos e intentaron preguntarles mediante señas qué era eso.

Al notar que siempre decían “Kan Ghu Ru” adoptaron el vocablo inglés “kangaroo” (canguro). Los lingüistas determinaron tiempo después que los indígenas querían decir “No le entiendo”.

----------------------------------------------------