Temas & Noticias



EL AGENTE DE C.I.P.O.L

EL AGENTE DE C.I.P.O.L

EL AGENTE DE C.I.P.O.L
septiembre 10

La CIA cuenta con un arma secreta; antes era un genio ladrón pero ahora es un espía. Napoleón Solo es un hombre de acción, peligro y mujeres, hasta el día de hoy que encontró a su contraparte, el directo de la KGB Illya Kuryakin, el agente perfecto, quijada cuadrada y cara de piedra, juntos tratarán de detener el caos mundial, quieran o no.

Por fin llega el remake de la serie de televisión de los sesentas que nadie, absolutamente nadie pidió. Esta cinta dirigida por el hiperkinético Guy Ritchie, sufre tremendamente de una historia desigual y faltante de ritmo, después de la secuencia inicial cae en caída libre y sin control, el deceso llega. El interés muere.

Ver esta cinta y recordar la frase “no hay nada nuevo bajo el sol”, es inevitable. La premisa es irrelevante y la historia es simple y predecible. El filme se desarrolla entre chistes ligeros e insinuaciones disfrazadas, hay tensión sexual entre sus protagonistas. Una historia de espías que intentan detener un desastre mundial, lo hemos visto y sabemos el resultado.

Está protagonizada por “Superman” Henry Cavill y “El llanero solitario” Armie Hammer. El toque femenino lo pone Victoria Vinciguerra. Alicia Vikander también aparece aunque su participación tontamente se desaprovecha.

El agente de C.I.P.O.L es una película entretenida y sin mucha ciencia que intenta capturar la emoción de una cinta clásica de espías pero no logra apegarse a su material de referencia. Ve y disfruta, te prometemos que pasaras un tiempo agradable pero no esperes algo más.

SDPNOTICIAS.COM

Social

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Asombroso lo que hizo
Intervención Cerro San Cristóbal
Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II

Humor

A comienzos de siglo XVIII reinó en Prusia un hombre muy temperamental. Federico Guillermo tenía la costumbre de pasear sin escolta por las calles de Berlín. Cuentan que cuando encontraba alguien que le desagradara, lo que ocurría con frecuencia, no dudaba en golpearlo con su bastón. Por esa razón cuando la gente lo veía a lo lejos, prudentemente huía lo más rápido posible.

En cierta ocasión, como de costumbre, el rey avanzaba golpeando el suelo con su bastón. Un berlinés, tomado por sorpresa, tratando de huir del monarca, se ocultó en un portal. Ahí lo sorprendió Federico Guillermo, y lo increpó de inmediato:

- Eh, tú, ¿A dónde vas?

El pobre hombre, que temblaba de miedo, le indicó con la cabeza una la puerta.

- ¿Vives ahí?, lo interrogó.

El hombre hizo un gesto de negación.

- ¿Es la casa de un amigo tuyo? Volvió a preguntar.

- No, Majestad.

El rey lo miró con sospecha,

-Entonces, ¿por qué entras en ella?

El hombre tuvo miedo de que se le considerara como ladrón, así que confesó:

- Lo hacía para evitar encontrarme con su Majestad. Federico Guillermo lo miró extrañado.

- ¿Y por qué quieres evitarme?

Bajando la vista, decidió decirle la verdad:

- Porque tengo miedo de su Majestad.

Al escuchar esto, Federico Guillermo montó en una de sus famosas rabietas. Agarró al infeliz por el cuello, lo sacudió violentamente, y lo increpó:

- ¿Cómo te atreves a tener miedo de mí? ¡Soy tu rey, así que tienes que amarme! ¡Ámame, desgraciado! ¡Te ordeno que me ames!

----------------------------------------------------------------