Temas & Noticias



Don Juan Valera, Shakespeare y el inglés

Don Juan Valera, Shakespeare y el inglés

Don Juan Valera, Shakespeare y el inglés
septiembre 10

Juan Valera, en su domicilio, en una foto de 1895

Diplomático, escritor, político y uno de los hombres más cultos de su época, su pronunciación en inglés dio lugar a una sabrosa anécdota

En estos tiempos en que muchos se ríen del nivel de inglés de algunos políticos, conviene recordar la anécdota que tuvo como protagonista al escritor, político y diplomático Juan Valera y a varias señorías de las que hacen bueno el dicho de que «la ignorancia es osada».

Es una de las anécdotas más famosas de la historia del parlamentarismo español, y relata el momento en que el diputado cordobés, en 1871, está dirigiendo un discurso en la Cámara Alta y en el transcurso del mismo pronuncia el nombre del escritor inglés Shakespeare. Pero lo hace tal cual se lee en español, un hecho que provocó las risas de varios senadores.

Don Juan, todo elegancia, hizo un inciso en su «speech» para disculparse: «Perdón, señores; creí que no sabían inglés». Y prosiguió su discurso en el idioma de Shakespeare, dejando a sus señorías corridos de vergüenza y ajenos al resto de sus palabras, de las que no entendieron nada.

Eligieron mal enemigo para reírse: resulta que Don Juan Valera fue embajador en distintos puntos de Europa y América, desde San Petersburgo a Nápoles, París, Washington o Viena. Y está considerado como uno de los hombres más cultos de su época, dueño de una memoria prodigiosa y capaz de explicarse a la perfección no sólo en inglés, sino también en francés, italiano y alemán.

ABC, Madrid, 06-09-2015

Social

Para leer en familia



Ver mas artículos

Video de la semana

Video Recomendado




JUAN PABLO II
Párroco: "Tenemos que mirar para adelante, decir que es la parroquia de Karadima es tendencioso"
Reabren la joya barroca de la Ópera del Margrave

Humor

Detrás de esa aura de inviolable dignidad y severidad de la reina Isabel II, se esconde su alma de bromista implacable y desconcertante.

La actriz Sheila Hancock recuerda que cuando fue invitada al Palacio de Buckingham, pisó a uno de los perros de la reina.

-“Me sentí mortificada y le ofrecí disculpas a la reina, pero ella contestó, sin que se le moviera un párpado:

- ‘Es su culpa (de la mascota), por ser del mismo color de la alfombra’

---------------------------

Durante una visita a una exposición de pinturas de Lucien Freud, Isabel se detuvo frente a sus característicos desnudos. El curador de la muestra le preguntó:

- “¿No fue usted pintada por Freud?”

- “Sí, pero no como a ellos”, contestó la Reina, muy seria.

--------------------------------------------------------