Temas & Noticias



Andrés Santa Cruz: “Realismo sin renuncia tendrá su clara respuesta con la reforma laboral”

Andrés Santa Cruz: “Realismo sin renuncia tendrá su clara respuesta con la reforma laboral”

Andrés Santa Cruz: “Realismo sin renuncia tendrá su clara respuesta con la reforma laboral”

Ex líder de la CPC señaló enfático que se intenta imponer ideas con una suerte de “matonaje”.

Sólo 23 minutos bastaron para que el ex presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), Andrés Santa Cruz, desmenuzara el proyecto de reforma laboral y, de paso, terminara por derribarlo con un crudo análisis. De entrada lanzó que la iniciativa pierde el foco al olvidar retos como la capacitación, y aseguró que lo peor es que “se intenta construir una suerte de matonaje de algunos, de intentar imponer cuáles son las agendas y las reformas para enfrentar los desafíos de una sociedad que cambia”.

Repasando ocho materias clave del articulado, coincidió que en al menos tres de ellas había un claro sentido de privilegiar lo colectivo por sobre lo individual. Comenzando por la titularidad sindical, planteó que los grupos negociadores no pueden optar a la huelga ni tampoco contarán con fuero, lo que apunta a que no existan y a que sólo se privilegie el sindicato como organización de los trabajadores.

En ese sentido, cuestionó el por qué restringir la libertad de otros que quieran negociar sus condiciones económicas, de bienestar o seguridad, por otras vías que no sea exclusivamente a través del sindicato.

El también líder de la comisión laboral de la CPC aterrizó en uno de los puntos más polémicos del proyecto, cuestionando lo que sucederá en hospitales, hogares de ancianos, bancos o en el Metro cuando no haya reemplazo en huelga. En esa línea, agregó que “no queda claro que se llegue a un acuerdo de qué son los servicios mínimos”, dudando de lo que pasará si los servicios mínimos que se acordaran no llegaran a ser cumplidos. Entonces, siguió su intervención, “vemos aquí una legislación anacrónica que va a conseguir, sin ninguna duda, mayor desempleo y conflictividad”.

El punto medular para Santa Cruz, eso sí, son las sanciones para quienes ejerzan actos violentos. Materia que estaba contemplada en el proyecto original del gobierno, pero que luego fue eliminada. “Cuando haya trabajadores o dirigentes que ejerzan la violencia, lo lógico es que tengan un costo: el fuero y además inhabilitarlo de ejercer la labor sindical. Sería como lo mínimo”, puntualizó.

Lo peor de todo, explicó, “es que no sacamos nada ni con tener reemplazo en huelga ni con tener servicios mínimos si se ejerce violencia en contra de los trabajadores que quieren volver (…) y eso queda impune”.

Arregladas las otras materias, si esto no cambia, dijo que será “letra muerta” hasta el reemplazo con trabajadores internos.

Y Santa Cruz fue por más con una dura sentencia. Si hay una “cosa buena”, dijo, es que “toda discusión que hoy se está dando en el país sobre qué significa ‘realismo sin renuncia’ va a tener su clara respuesta con el proyecto de reforma laboral que impulse el gobierno. Eso podrá clarificar qué significa ‘realismo sin renuncia’ y los chilenos vamos a saber a qué atenernos”.

Consultado por los trascendidos que apuntan a que se mantendría la idea de prohibir el reemplazo en huelga, sostuvo que “es una señal clara en el sentido contrario de cooperar al entendimiento del país y a fomentar la inversión”. Y sobre su “sentencia” comentó que “todavía soy optimista de que la luz llega a iluminar a quienes debe iluminar”.

Karen Peña. Diario Financiero, 14-08-2015

Social

Para leer en familia



Ver mas artículos

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Psiquiatra Marian Rojas Explica Que Es La Ideología De Genero
LA DEVOCION MARIANA DE UN SANTO
Asombroso lo que hizo
Intervención Cerro San Cristóbal

Humor

Doña María Manuela Kirkpatrick, condesa de Montijo, acudía a todos los actos sociales que se celebraban con el propósito de ‘colocar’ a sus hijas Francisca y Eugenia.

Durante una recepción en el Palacio del Elíseo, en 1849, el Presidente de la República Francesa, futuro Napoleón III, fijó sus ojos en su benjamina Eugenia, y quedó prendado de ella.

En un encuentro posterior, el maduro pretendiente quiso ir más allá con la joven, a la que llevaba 18 años de diferencia, y le preguntó cómo podría llegar hasta su alcoba. Sin inmutarse, Eugenia de Montijo contestó: -Por la Iglesia.

El 30 de enero de 1853, él ya convertido en Emperador de los franceses, Napoleón III y la bella española se casaron en la catedral de Notre Dame.

---------------------------------------------------------