Temas & Noticias



Nuevo concepto de jubilación

Nuevo concepto de jubilación

Nuevo concepto de jubilación

La realidad demográfica indica que para el año 2020 se espera que tengamos la misma proporción de mayores de 60 años que de niños, mientras que la expectativa de vida seguirá en aumento.

Bajar la cotización en salud a los jubilados es una política pública que se inició durante el gobierno del ex Presidente Sebastián Piñera y que está en vías de universalizar la Presidenta Michelle Bachelet. Resulta difícil oponerse a una medida de protección financiera para un grupo vulnerable -la tercera edad- pues la mayoría de los jubilados cuentan con una escasa o casi nula capacidad económica.

Sin embargo, debe comprenderse que la atención en salud y el bienestar de los adultos mayores no pasan por aumentar la capacidad del gasto de sus bolsillos. La realidad demográfica indica que para el año 2020 se espera que tengamos la misma proporción de mayores de 60 años que de niños, mientras que la expectativa de vida seguirá en aumento.

Este fenómeno se denomina transición demográfica, y en los países desarrollados se vivió a lo largo de todo el siglo XX, permitiéndoles una exitosa adaptación social. En cambio en Chile, enfrentamos una transformación en un menor plazo, y los pasos para avanzar en la adaptación de las ciudades y sus servicios de transporte, de atención en salud, de espacios públicos o esparcimiento, por nombrar algunos, han tenido una velocidad muy baja. El incremento de la expectativa de vida de los chilenos es una realidad, por lo que el país debiera estar debatiendo un cambio en el concepto de la jubilación.

El adulto mayor requiere mantener una actividad productiva acorde a sus capacidades, por ejemplo, con jornadas de trabajo reducidas, por las que debiera recibir una justa remuneración de modo que además de la cantidad, aumentemos la calidad de vida.

Patricia Matus

Jefa Dpto. Salud Pública Facultad de Medicina, U. de los Andes

La Tercera, 05-08-2015

Social

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Asombroso lo que hizo
Intervención Cerro San Cristóbal
Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II

Humor

A comienzos de siglo XVIII reinó en Prusia un hombre muy temperamental. Federico Guillermo tenía la costumbre de pasear sin escolta por las calles de Berlín. Cuentan que cuando encontraba alguien que le desagradara, lo que ocurría con frecuencia, no dudaba en golpearlo con su bastón. Por esa razón cuando la gente lo veía a lo lejos, prudentemente huía lo más rápido posible.

En cierta ocasión, como de costumbre, el rey avanzaba golpeando el suelo con su bastón. Un berlinés, tomado por sorpresa, tratando de huir del monarca, se ocultó en un portal. Ahí lo sorprendió Federico Guillermo, y lo increpó de inmediato:

- Eh, tú, ¿A dónde vas?

El pobre hombre, que temblaba de miedo, le indicó con la cabeza una la puerta.

- ¿Vives ahí?, lo interrogó.

El hombre hizo un gesto de negación.

- ¿Es la casa de un amigo tuyo? Volvió a preguntar.

- No, Majestad.

El rey lo miró con sospecha,

-Entonces, ¿por qué entras en ella?

El hombre tuvo miedo de que se le considerara como ladrón, así que confesó:

- Lo hacía para evitar encontrarme con su Majestad. Federico Guillermo lo miró extrañado.

- ¿Y por qué quieres evitarme?

Bajando la vista, decidió decirle la verdad:

- Porque tengo miedo de su Majestad.

Al escuchar esto, Federico Guillermo montó en una de sus famosas rabietas. Agarró al infeliz por el cuello, lo sacudió violentamente, y lo increpó:

- ¿Cómo te atreves a tener miedo de mí? ¡Soy tu rey, así que tienes que amarme! ¡Ámame, desgraciado! ¡Te ordeno que me ames!

----------------------------------------------------------------