Temas & Noticias



POSTAL DE PABLO PICASSO SUBASTADA EN MÁS DE 188 MIL DÓLARES

POSTAL DE PABLO PICASSO SUBASTADA EN MÁS DE 188 MIL DÓLARES

POSTAL DE PABLO PICASSO SUBASTADA EN MÁS DE 188 MIL DÓLARES
junio 25

La pieza fue escrita por el pinto en 1918 e iba dirigida a su amigo, el poeta Guillaume Apollinaire, quien jamás la recibió.

Una postal de Pablo Picasso, escrita en 1918 a su amigo, el poeta Guillaume Apollinaire, fue subastada hoy en la localidad alemana de Bietigheim-Bissingen por 166 mil euros (más de 188 mil dólares).

La pieza fue adjudicada a un coleccionista privado del otro lado del Atlántico, que pujó por teléfono y cuya identidad no fue revelada por la casa de subastas Gärtner.

La venta estuvo precedida por un duelo entre distintos pretendientes, que alternaron sus ofertas en alemán, inglés, francés y ruso.

La pieza consiste en una imagen de la ciudad de Pau, en el sur de Francia, y, en el reverso aparece estampado, a modo de saludo a su amigo, un dibujo de Picasso, relacionado con su fase de naturalezas muertas cubistas.

La postal fue enviada por el genial pintor español al poeta francés el 5 de septiembre de 1918 y su autenticidad fue verificada por los expertos de la casa de subastas.

El mensaje nunca llegó a su destinatario, sino que fue devuelta al remitente, tal vez porque Picasso la dirigió a “Don Guillermo Apollinaire”, en español.

EMOL

Social

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II
Lo que está detrás de la ideología de género (Benigno Blanco)
Loving Vincent - Trailer 2016 (web)

Humor

Hacia 1770, la moda de las pelucas empolvadas de la aristocracia francesa e inglesa habían alcanzado tal magnitud, que las pelucas podían alcanzar 1,2 metros de alto, y se decoraban hasta con pájaros embalsamados, réplicas de jardines, platos de fruta o barcos a escala.

La falta de higiene (no se las quitaban por semanas o meses) y el volumen de estas pelucas ocasionaba que no sólo piojos y pulgas las infestaran, sino que hasta pequeños ratones hicieran de ellas su hogar.

----------------------------------------------------

Cuando los conquistadores ingleses llegaron a Australia se asombraron al ver unos extraños animales que daban saltos increíbles.

Inmediatamente llamaron a uno nativos e intentaron preguntarles mediante señas qué era eso.

Al notar que siempre decían “Kan Ghu Ru” adoptaron el vocablo inglés “kangaroo” (canguro). Los lingüistas determinaron tiempo después que los indígenas querían decir “No le entiendo”.

----------------------------------------------------