Temas & Noticias



SAN JUAN PABLO II Y LA EUCARISTÍA

SAN JUAN PABLO II Y LA EUCARISTÍA

SAN JUAN PABLO II Y LA EUCARISTÍA

El escritor católico Jason Evert, autor del libro “San Juan Pablo II El Grande. Sus cinco amores”, reveló que, al dialogar con un sacerdote cercano a San Juan Pablo II, quedó sorprendido por la frecuencia de las visitas del santo polaco a la Eucaristía.

Evert es también un conferencista famoso por promover, junto a su esposa Crystalina, la vivencia de la castidad.

En un video realizado por OneBillionStories.com, Evert recordó que “le pregunté a un sacerdote que era amigo (de San Juan Pablo II) ‘¿cuán frecuentemente él iba a visitar la Eucaristía?’”

El sacerdote, recordó el joven católico, le dijo que el santo adoraba al Santísimo “alrededor de 20 veces al día”.

Para Jason Evert, esto deja claro que “la fuente de la santidad de todos los santos ha sido siempre la misma: Cristo”.

Así que ya sea Santa Teresa de Lisieux, o Tomás de Aquino o Juan Pablo II, todos bebieron de la misma fuente, que es Cristo”, aseguró.

El pontificado de San Juan Pablo II duró 26 años, desde que fuera elegido el 22 de octubre de 1978. En ese tiempo realizó 104 visitas pastorales fuera de Italia, valiéndole el apelativo de “Papa peregrino”.

El santo polaco falleció el 2 de abril de 2005. Fue beatificado por su sucesor, Benedicto XVI, el 1 de mayo de 2011.

El 27 de abril de 2014, el Papa Francisco proclamó santo a Juan Pablo II. Su fiesta se celebra el 22 de octubre, en recuerdo del inicio de su pontificado.

ACI/EWTN Noticias. 02-06-2015

Video de la semana

KATICA ILLÉNYI theremin - O sole mio

Video Recomendado





JUAN PABLO II
Párroco: "Tenemos que mirar para adelante, decir que es la parroquia de Karadima es tendencioso"

Humor

Durante el mandato de Napoleón Bonaparte se pintó un banco de los jardines del Palacio de las Tullerías (por aquel entonces residencia imperial). Para evitar que alguna de las damas de la corte manchara su vestido al sentarse, ordenó colocar a un soldado de guardia con el propósito de avisar que la pintura todavía estaba fresca.

Cuando la emperatriz Eugenia, esposa de Napoleón III se instaló en el Palacio de las Tullerías se percató que había un soldado de guardia frente a un banco del jardín.

Tras observar varios días seguidos que dicho asiento siempre estaba vigilado por alguno de los soldados del palacio, se interesó por el asunto y descubrió que aquella orden dada por Napoleón I cuarenta años atrás ¡nadie se había ocupado de anularla!

------------------------------------------------------