Temas & Noticias



CINE EN EL CINE

CINE EN EL CINE

CINE EN EL CINE

Dicen que junio es uno de los peores meses para el cine, que la llegada del invierno y el la copa América alejan a los espectadores de la oscuridad de las salas. Solo una rescatable para entretener a todos: Jurasic World.


dinosJURASIC WORLD: MUNDO JURASICO”*** Todo espectador

Ficha técnica:

Director: Colin Trevorrow

Reparto: Chris Pratt, Bryce Dallas Howard, Ty Simpkins, Nick Robinson, Irrfan Khan, Vincent D’Onofrio.

Sinopsis:

Veintidós años después de los acontecimientos de Jurassic Park (1993), Isla Nubla ahora cuenta con un parque temático de dinosaurios en pleno funcionamiento, Mundo Jurásico, como se había previsto por John Hammond. Después de 10 años de funcionamiento y las tasas de los visitantes en declive, con el fin de cumplir con el mandato corporativo, se crea una nueva atracción para volver a despertar el interés de los visitantes, lo que resulta brutalmente contraproducente.

A propósito de “Jurasic World”: Cuando el cine resucitó a los dinosaurios

La fascinación del cine por los dinosaurios viene de lejos. En 1914, Winsor McCay nos trajo el primer dibujo animado con personalidad propia: un dinosaurio de largo cuello llamado Gertie. Por aquel entonces McCay necesitó miles de dibujos para regalarnos unos segundos de animación en Gertie, el Dinosaurio. Desde entonces, las técnicas han mejorado sin parar y la gran pantalla se ha visto poblada por todo tipo de reptiles enormes.

Quizás los dinosaurios más famosos han sido los de Parque Jurásico, la saga creada por Steven Spielberg en 1993 a partir de la novela de Michael Crichton. Hoy se estrena Jurassic World, la nueva película de esta exitosa franquicia. En esta entrega la dirección corre a cargo de Colin Trevorrow, que intentará no defraudar a los fans del Rey Midas de Hollywood. Nuevos dinosaurios, más grandes, más listos y más espectaculares. Entretenimiento asegurado.

No deja de resultar curioso, pero válido, que el motivo por el que en el Parque Jurásico crean genéticamente una nueva especie sea para atraer más turistas, algo directamente proporcional a que, al mismo tiempo, llevará más público cuando una nueva atracción de Jurassic World abra en los parques de Universal…

Es difícil medir la escala de este tipo de película. El director Colin Trevorrow saltó de un filme mucho más pequeño (Seguridad no garantizada, un título premonitorio con la trama de Jurassic World), pero no desentona con el tamaño extra large del asunto.

Aquí, como en la original, hay dos hermanitos (ahora son varones), que mientras intuyen el divorcio de sus padres están dispuestos a pasarla bárbaro en el Parque, donde la tía (Bryce Dallas Howard, hija de Ron) es la manager. Claire les consiguió pases VIP y debería acompañarlos a todos lados, pero está más preocupada porque todo funcione bien, los inversores queden conformes, la nueva criatura esté lista como gran atracción, además de correr por el parque con sus tacos aguja y mantener cierta distancia de Owen (Chris Pratt, de Guardianes de la galaxia), con el que salió, pero cuyo rol no es el de ex.

Owen está para otra cosa.Es el Indiana Jones del filme.

Por supuesto llegará el caos, la nueva bestia Indominus Rex (“híbrido genéticamente modificado”) es más inteligente que los malos que quieren utilizar a los raptores como arma militar, que el millonario dueño del parque y que unos cuantos más que serán engullidos, mordidos o aplastados. El desmadre es parecido al de las otras películas de la saga, entonces, ¿qué diferencia -si algo la diferencia-, de sus predecesoras?

A decir verdad, no mucho. En cuanto a su trama, es fiel a la original: tiene sus pausas -gracias a Dios, y a Spielberg, esto no es Transformers-, y sigue el estilo del relato clásico que tan bien sabe hacer Spielberg cuando dirige. Aquí como productor, aseguran que no pisó el set, pero tampoco dejó de ver vía Internert las tomas diarias y dar indicaciones a la distancia.

Y como en aquel filme de hace 22 años, los dos chicos serán acosados por la Indominus Rex (pariente del tiranosaurio de la primera). Vaya el aviso a los padres: el gore y las escenas de acción pueden aterrar a menores. Obviamente la utilización del 3D ayuda.

Pero si algo hay que reconocerle siempre a Steven Spielberg, como mínimo, es su gran ojo y suspicacia para acertar casi siempre en la diana. Cuando nadie se esperaba que la saga pudiera continuar (a pesar de que los primeros borradores de guión datan de 2004, hace ya 11 años) el bueno de Steven puso el ojo en un casi un desconocido Colin Trevorrow, quien había dirigido una película sobre viajes en el tiempo, pequeña, humilde y poco conocida en nuestro país llamada Safety Not Guaranteed (Seguridad no garantizada). Por tanto, de golpe y porrazo el señor Trevorrow pasó a dirigir la segunda película de su carrera con el nombre de una gran franquicia como telón y el apoyo de todo el grupo de distribución cinematográfica como Universal Pictures. Y le ha salido bien a tenor del resultado plasmado en la pantalla, a falta de cumplir las altas previsiones taquilleras que se auguran para el filme en multitud de países.

Jurassic World sigue basándose en los personajes y el universo ideado en las páginas del novelista Michael Crichton pero tiene algunas novedades a destacar con respecto a la primera e inolvidable película. Entre ellas, los líderes del reparto pasan a ser Chris Pratt, encarnando a Owen Grady, especialista en amaestrar a los Raptors o Velociraptores, mientras que Bryce Dallas Howard es Claire, una joven empresaria con cerebro táctico, jefa del complejo a nivel operacional. Ella dirige un parque temático descomunal, inmenso y paradisíaco que recibe diariamente a 20.000 visitantes, donde se puede disfrutar de las asombrosas maravillas de la jungla que alberga decenas de tipos de dinosaurios con atracciones personalizadas, incluyendo las acuáticas. El sueño ideado más de dos décadas atrás por John Hammond, científico de las industrias InGen, se ha cumplido a pesar del fracaso que supuso su idea inicialmente en la Isla Nublar. Ahora, en el mundo de Jurassic World sí se puede vivir dicha realidad (ficticiamente ambientado en una de las islas de Hawai).

Al igual que en la primera entrega, la presencia de dos niños (los jóvenes actores Ty Simpkins y Nick Robinson) es fundamental para atrapar el lado infantil y en este caso los dos chicos interpretan a los sobrinos de la protagonista, que se verán inmersos en una aventura que no esperaban.

Comentario valórico:

La idea es no estropear la película pero la línea argumental básica nos habla de la ambición desmedida de algunos seres humanos, representados en el imparable actor Vincent D’Onofrio (La chaqueta metálica, serie Daredevil), al buscar beneficio económico para mejorar el número de visitas del parque. Por ello buscan experimentar con un dinosaurio totalmente nuevo y espectacular. Es un híbrido carnívoro que se les irá de las manos creando un caos absoluto en el ecosistema que se mantenía perfectamente hasta ese momento. Le llaman Indominus Rex pero eso no hará olvidar a nadie que también aparecen muchas otras especies, incluyendo al conocido y temible Tyrannosaurus Rex.

Sin duda, se puede asegurar que ha vuelto la magia. Spielberg como productor y Trevorrow como eficaz creador de imágenes han creado la aventura prehistórica más apasionante de estos tiempos. El cine –entre otras cosas-debe ser diversión, entretenimiento, transmisor de emociones o al menos vehículo para transitar en otros mundos y no aburrirse en ellos. En Jurassic World ahí mucho de todo eso y a la vez existen escenas épicas que recuperan la esencia y espíritu de aquella película original, que marcó muchas infancias. Precisamente la infancia vuelve a ser lo más importante y con Jurassic World podrán vivirla durante algo más de dos horas en un 3D mucho más que loable.

Como detalle final, nombrar la excelente y destacable banda sonora a cargo de Michael Giacchino, de gran nivel, que se completa con la canción principal compuesta en su día por John Williams, que se mantiene.

Ver tráiler: https://youtu.be/-2Vx77hbtx4


dark_places_movie_poster_1LUGARES OSCUROS”* Jóvenes 18 años.

Ficha técnica:

Título original Dark Places

Año 2015

Duración 113 min.

Año: 2015

País: Francia

Elenco: Charlize Theron, Chloë Grace Moretz

Director: Gilles Paquet-Brenner

Sinopsis:

Una chica de Kansas sobrevive a la masacre de su familia y testifica en contra de su hermano como el asesino. 25 años después será visitada por una sociedad secreta que reclama la inocencia de su hermano. De algún modo, tan sólo reviviendo la tragedia podrá averiguar la verdad.

Con Perdida en el recuerdo, el francés Gilles Paquet-Brenner tenía tanto a favor como en contra a la hora de adaptar otra novela de Gillian Flynn, en este caso Dark Places, conocida como La llamada del Kill Club. Visto el resultado, lo mejor que le ha quedado a la película es el nombre de la escritora en la portada, veremos si un seguro de cara a la taquilla, porque Dark Places potencia el aspecto televisivo de la obra de Flynn, presentando un discreto empleo de los elementos cinematográficos mientras muestra la verdadera naturaleza de las obras de la escritora.

Comentario valórico:

Sin cambios de ritmo y con algo de torpeza para narrar en dos tiempos una trama de misterio muy inocente, Dark Places avanza en punto muerto de principio a fin, disfrazando de drama oscuro una historia que demuestra que David Fincher solo hay uno y que no todos los directores son capaces de aportar personalidad a la hora de transformar una historia mil veces vista en un ejercicio de estilo.

Charlize Theron hace lo que puede con su personaje, una mujer que vive con el tormento de haber sido testigo del asesinato de toda su familia tres décadas atrás. El empleo del satanismo se reduce a un incontable número de merchandising de los Misfits y a fumar marihuana, clichés tan inocentes que pueden llegar a provocar alguna risa en el espectador más puesto en el tema sectario. Además, el resto de personajes deambulan sin ton ni son, sobre todo ese Nicholas Hoult con un montón de dinero en su cartera, y el error de casting de Chloe Moretz como joven satánica de los ochenta impregna de ingenuidad todo el film.

Dark Places es una película muy de domingo de sobremesa en cualquier cadena de televisión, y sin llegar a ser una muy mala película, es posible que ande necesitada de la austeridad habitual de un Clint Eastwood, de alguien un poco más aburrido pero también menos pretencioso. O puede que también ande necesitada de la implicación que sí tuvo Flynn en el guión de la anterior.

Una película demasiado inocente que nunca acaba de ser emocionante, aterradora ni misteriosa. Un telefilm, pero sin el lujo de la estupenda película del director de Zodiac.

Ver video: https://youtu.be/8JfVu6FPJZ4


Mapsstars_vistaPOLVO DE ESTRELLAS”* Adultos.

Maps to the Stars

ficha técnica:

111 min. | Drama

Año: 2014

Países: Alemania, Canadá, EE.UU., Francia

Dirección: David Cronenberg

Intérpretes: Mia Wasikowska, Robert Pattinson, Julianne Moore, John Cusack, Carrie Fisher, Sarah Gadon, Olivia Williams, Niamh Wilson,Emilia McCarthy, Evan Bird

Sinopsis:

Se centra en la familia Weiss, la cual se abre camino en un caluroso sur de California colmado de dinero, sueños, fama, envidias, angustias, ambiciones… y traumas sin fin. Sanford Weiss (John Cusack) es un famoso terapeuta televisivo cuya programa de auto-ayuda le ha traído una clientela de famosos de alto nivel. Entretanto, Cristina Weiss (Olivia Williams) tiene la agenda completa manejando la carrera de su malcriado hijo, la precoz estrella de cine Benjie (Evan Bird), quien acaba de salir de Desintoxicación con apenas 13 años. Pero lo que ninguno sabe es que otro miembro de la familia Weiss acaba de llegar a la ciudad: la misteriosamente deformada y atormentada Agatha (Mia Wasikowska), recién salida del hospital psiquiátrico y lista para volver a empezar. Ésta última pronto conoce y se hace amiga de un conductor de limusinas (Robert Pattinson) y se convierte en la asistente personal de la actriz en horas bajas Havana Segrand (Julianne Moore), la cual a su vez vive atormentada por el fantasma de su legendaria madre Clarice (Sarah Gadon) y sobre quien planean hacer una gran película de Hollywood. Pero Agatha está en busca de la redención – e incluso en este reino de lo artificial, la ficción y lo esotérico, ella está dispuesta a encontrarla, no importa cuál sea el precio.

Comentario valórico:

Estrambótica mirada al mundo del cine servida por un experto en películas de atmósfera malsana, el canadiense David Cronenberg, que maneja un guión de Bruce Wagner, personaje de irregular carrera como guionista, director, productor e incluso ocasional actor. El título, más o menos irónico y de doble sentido, alude a los mapas para turistas que permiten teóricamente saber donde viven o vivieron en Hollywood las grandes estrellas de cine.

Por un lado seguimos a la popular y rarita actriz Havana Segrand, sobre la que siempre ha pesado la sombra de su madre actriz, que murió en un incendio; y que acoge como ayudante a la recién llegada a Hollywood Agatha, recomendada por Carrie Fisher, que la conoció en Twitter. Por otro lado tenemos a una familia de cine, los Weiss, con el insoportable actor adolescente Benjie, y sus padres Stafford, escritor, y Christina, algo parecido a una agente de Benjie. A medida que los conocemos sabremos que Agatha es la hermana de Benjie, y que ambos son hijos del incesto, Stafford y Christina son hermanos.

Comentario valórico:

Verdaderamente lo que se nos cuenta en Maps to the Stars no logra interesar demasiado, se reduce a una broma hueca. En otras ocasiones el retorcido Cronenberg nos ha sumergido en los demonios ocultos del ser humano, y al menos lograba perturbarnos, nos recordaba que todos albergamos dentro un lado oscuro, egoísta y desagradable, al que a veces concedemos desacertadamente el control, con imprevisibles consecuencias. Su intención de hacer lo mismo en ese subgénero de cine dentro del cine no logra dar con el tono, sus personajes no despiertan empatía, a pesar del lustroso reparto donde las mejores composiciones son para Julianne Moore y Mia Wasikowska. La humorada negra no tiene maldita la gracia, ocurrencias como la de un niño que “ve muertos” –¿un chiste, que justifica la presencia de Olivia Williams, que actuaba en El sexto sentido?– no se entienden, tampoco la ocurrencia incestuosa. Y cuando llega la violencia desagradable –que llega, son cosas del carácter de Cronenberg, no puede evitarlo, como el escorpión–, el asesinato a Oscarazo –u otro premio contundente y pesado– limpio, deja al espectador absolutamente atónito.

Ver tráiler: http://www.cinehoyts.cl/Pelicula/1309/polvo-de-estrellas


A SU MARE 2”** Jóvenes 18 años.

Ficha técnica:

Hace muy poco que Cachín trabaja en Pataclaun. Es un trabajo estable, le alcanza para vivir y está contento con lo que tiene, pero le falta algo: el amor de su vida, Emilia. Luego de bailar juntos, Cachín decide conquistarla. Su principal problema es Ricky, un chico adinerado, apuesto. Cachín debe enfrentar muchas situaciones difíciles en donde predominan las diferencias sociales, para ser aceptado por la familia y amigos de Emilia. Debido a esto, oculta muchos aspectos de su vida y hasta a sus amigos. Es en este momento, que debe decidir qué es lo mejor para él y el camino que debe seguir para ser

Comentario valórico:

“A su Mare 2″, cinta de Ricardo Maldonado, basa su premisa en un concepto: el chico debe superar todas las barreras sociales posibles para obtener a la chica. Barreras que pueden ser desde estar en una discoteca pituca hasta un cumpleaños en donde uno se siente totalmente extraño. Y aquí es donde comienzan los problemas del filme. Nunca llega a transmitirse ese sentimiento en una puesta en escena que no explota los diversos elementos expresivos que trae una situación como la planteada. Las diferencias entre los personajes son casi siempre explicadas a partir de diálogos (la escena de la discoteca, que ocurre en los primeros 15 minutos de película, es muy clara en ese aspecto). La narración, de esta manera, está llena de chistes verbales o chascarrillos que pueden ser más o menos graciosos, pero que no le otorgan cohesión a la propuesta.

Y es que todo el tiempo se siente que “¡Asu mare! 2” está más preocupada en ilustrar su concepto y en apegarse lo más posible a su guion que en aprovechar las situaciones que plantea su historia para generar delirio, desenfreno, absurdo. Por eso, el filme está casi siempre con una camisa de fuerza puesta: la película va acumulando secuencias que siempre se terminan sintiendo como ilustraciones aplicadas de un mismo concepto, como para que queden muy claras las diferencias entre el chico de barrio y la joven pituca, y los efectos que tiene esa distancia en la vida de los protagonistas. Y esa repetición termina desgastando la propuesta.

Tampoco ayuda, por ejemplo, que el peso del antagónico recaiga tanto en un personaje como el de Christian Meier. No es por culpa del actor (cuyo ‘timing’ cómico le da algo de vida a su rol), sino por el diseño del personaje mismo: se trata de una caricatura sin matices de un villano. Entendemos que estamos en una comedia, y que las caricaturas suelen formar parte del imaginario del género. Pero incluso en esos casos los personajes no suele ser tan unidimensionales en su diseño: algún tipo de malicia, de inteligencia o hasta de capacidad de intimidación hay en ellos, incluso cuando pueden ser objeto de risa. Nada de eso ocurre con el personaje de Meier, que acumula clichés que son siempre objeto de burla, pero que nunca consigue ser un contrapeso a los embates de ‘Cachín’ por conseguir a la chica de sus sueños.

Ver tráiler: https://youtu.be/36lVPs4dWdo

Social

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II
Lo que está detrás de la ideología de género (Benigno Blanco)
Loving Vincent - Trailer 2016 (web)

Humor

En el 449, el emperador Valentín III, enemigo acérrimo de Atila, condenó al exilio a su propia hermana, Honoria. Ésta, en venganza, entregó su anillo a un oficial de los hunos para que se lo mostrara a su jefe como prueba de que ella era hermana de su enemigo. Atila entendió que la joya era una oferta de matrimonio y, desgraciadamente para Honoria, dijo “sí quiero”.
------------------------------------------------------

Hessy Taft, una guagua de padres judíos, apareció en las portadas de las revistas nazis y en los afiches del Tercer Reich al ganar el concurso “Modelo de raza Aria”.

Todo sucedió porque el fotógrafo, sin la autorización de los padres, envió la foto al concurso pensando que sería una buena lección que lo ganara una niña judía como modelo del ario perfecto. --------------------------------------------------------