Temas & Noticias



NO HABRÁ ENSEÑANZA PÚBLICA DE CALIDAD MÍNIMAMENTE ACEPTABLE

NO HABRÁ ENSEÑANZA PÚBLICA DE CALIDAD MÍNIMAMENTE ACEPTABLE

NO HABRÁ ENSEÑANZA PÚBLICA DE CALIDAD MÍNIMAMENTE ACEPTABLE

A propósito del anuncio de nuevos pasos en la reforma educacional, me permito simplemente transcribir lo que Gonzalo Vial Correa escribiera para La Segunda el martes 29 de julio de 2003:

“Con inefable presunción, haré ahora el listado de los requisitos necesarios, sine qua non, para tener una enseñanza pública, es decir, gratuita (la única que recibe el 90% de los chilenos), a nivel básico y medio, de una calidad mínimamente aceptable:

1. No habrá enseñanza pública de calidad mínimamente aceptable sin que el Estado y el legislador reconozcan, protejan y estimulen el matrimonio legal y la familia que de él proviene, así como el derecho privilegiado y excluyente de esos padres a decidir sobre la educación de sus hijos.

2. No habrá enseñanza pública de calidad mínimamente aceptable si no se dobla -promedio- el importe de la actual subvención escolar.

3. No habrá enseñanza pública de calidad mínimamente aceptable si no se anula el proceso de recentralización educativa en marcha desde 1990. Recuperando en consecuencia los municipios, los sostenedores, los establecimientos y las comunidades escolares, las atribuciones que el Ministerio les ha arrebatado, especialmente las relativas a los profesores -designación, reemplazo, sueldos, estímulos, perfeccionamiento-, los textos escolares, el manejo de planes y fondos, etcétera.

4. No habrá enseñanza pública de calidad mínimamente aceptable, mientras los cursos sean de 40, 45 o 50 alumnos.

5. No habrá enseñanza pública de calidad mínimamente aceptable si no se concluye de instaurar y se mantiene la Jornada Escolar Completa.

6. No habrá enseñanza pública de calidad mínimamente aceptable sin que los directores de establecimientos municipales sean a plazo fijo, nombrados o renovados por concurso, y con una libertad razonable para formar y modificar sus equipos docentes, y para manejar recursos.

7. No habrá enseñanza pública de calidad mínimamente aceptable mientras la remoción de profesores y directores municipales no esté sujeta a causas y procedimientos sensatos.

8. No habrá enseñanza pública de calidad mínimamente aceptable sin libertad de planes y programas (currículo), y de métodos pedagógicos, y sin que los contenidos mínimos obligatorios, y su distribución entre los diversos niveles, ciclos y cursos de enseñanza, sean verdaderamente ‘mínimos’, apropiados a las exigencias individuales y sociales y al tiempo disponible.

9. No habrá enseñanza pública de calidad mínimamente aceptable sin profesores formados de modo que puedan darla.

10. No habrá enseñanza pública de calidad mínimamente aceptable si -cumplidos todos los requisitos anteriores- no son sancionados de alguna forma los establecimientos o directores que no alcancen estándares aceptables, en un plazo prudencial y medidos por parámetros objetivos y simples.

11. No habrá enseñanza pública de calidad mínimamente aceptable si las condiciones que preceden no se cumplen de manera conjunta”.

Por lo que veo, no vamos a hacer caso y los esfuerzos serán en vano. No digan los señores congresistas, las autoridades ejecutivas, los expertos y opinantes de este tema que no estaban advertidos.

Pedro Vial Vial

Social

Video de la semana

Video Recomendado

Párroco: "Tenemos que mirar para adelante, decir que es la parroquia de Karadima es tendencioso"
Reabren la joya barroca de la Ópera del Margrave
Psiquiatra Marian Rojas Explica Que Es La Ideología De Genero
LA DEVOCION MARIANA DE UN SANTO

Humor

Durante un viaje en avión a Chicago, un amigo del multimillonario Philip Knight Wrigley (1894-1977) le preguntó que por qué seguía promocionando los chicles que fabricaba su empresa si esta ya era la más exitosa de todos los tiempos en todo el mundo. Wrigley le respondió:

—Por la misma razón que el piloto de este avión deja los motores en marcha cuando ya estamos en el aire.

----------------------------------------------------------

Al devolver un original no solicitado a un autor novel, el sabio estadounidense Samuel Johnson (1709-1784), sin más miramientos, le dijo:

—Su manuscrito es a la vez bueno y original; pero la parte que es buena no es original, y la parte que es original no es buena.

-----------------------------------------------------