Temas & Noticias



8 FORMAS EN QUE FACEBOOK ARRUINA MATRIMONIOS

8 FORMAS EN QUE FACEBOOK ARRUINA MATRIMONIOS

8 FORMAS EN QUE FACEBOOK ARRUINA MATRIMONIOS
mayo 07

Un artículo publicado por “The Christian Post” (Facebook users are more likely to divorce, study finds) muestra que tan sólo en Estados Unidos la American Academy of Matrimonial Lawyers ha visto crecer en más de un 80% los problemas matrimoniales a causa del uso de redes sociales.

¿Puede ser Facebook una causa que lleve al divorcio? A esta pregunta da respuesta “Social network sites, marriage well-being and divorce: Survey and state-level evidence from the United States”, un estudio impulsado por la Pontificia Universidad Católica de Chile, una de las más prestigiosas universidades a nivel mundial, y cuyas conclusiones apuntan a que, efectivamente, hay una relación entre uso de esa red social y problemas maritales.

Un artículo publicado por “The Christian Post” (Facebook users are more likely to divorce, study finds) muestra que tan sólo en Estados Unidos la American Academy of Matrimonial Lawyers ha visto crecer en más de un 80% los problemas matrimoniales a causa del uso de redes sociales. A continuación las 8 manifestaciones concretas que pueden servir como test para ver si puedes estar poniendo en peligro tu matrimonio:

1. Revisar Facebook en tu teléfono en lugar de hablar con tu pareja

Según el Daily Mail, una nueva investigación dice que la gente pasa más tiempo en sus teléfonos inteligentes que con sus cónyuges. Las personas tienden a usar sus teléfonos inteligentes durante unos 119 minutos al día, mientras que pasan cerca de 97 minutos con su ser querido.

2. Te preocupa más lo que otras personas publican de lo que hace tu pareja

Algunos le llaman “el efecto Instagram”, pero la idea es simple: uno se preocupa más sobre lo que sus amigos y familiares están publicando en Facebook que lo que está haciendo tu pareja justo en frente de tus ojos. Instagram tiene más de 150 millones de usuarios (muchos de los cuales publican sus cosas en Facebook, también), así que la gente va a ver algunas cosas que van a llamarle la atención y los van a alejar de sus cónyuges.

3. No le das un “me gusta” al estado de tu ser querido

Esto puede parecer simple, pero es muy importante. Mucho se ha escrito por bloggers y sitios web de citas sobre los efectos de dar un “me gusta” al estado de alguien, sobre todo porque un gran número de “likes” implica que el que lo está dando está interesado en el que lo está recibiendo. Si evitas darle el botón de “me gusta” a tu ser querido, puedes estar dando la impresión de que no te interesa.

4. Si te gusta demasiado el estatus de otra persona

Según datos de Facebook, las interacciones de Facebook son fuertes ​​entre los que pronto serán pareja, comparten las mismas publicaciones y se dan un “like” con mayor frecuencia dentro de los 100 días antes del comienzo de una relación. Si estás dando muchos “me gusta” a alguien, puedes dar la impresión equivocada de que no estás en una relación o que estás buscando una manera de salir de ella.

5. Cuidado con algunos de los amigos de Facebook

Es seguro que tú y tu cónyuge van a tener algunos amigos en común. Pero ten cuidado de ellos, ya que pueden causar conflictos. De acuerdo con el Pew Research Center, la mitad de los usuarios de Facebook tiene más de 200 amigos en su red, por lo que los amigos en común seguro aparecerán entre las parejas casadas. Sólo asegúrate de que esos 200 amigos no vayan a comentar algo desagradable o desalentador sobre el estado de tu ser querido. Podría crear problemas en el matrimonio y en los círculos de amistad también.

6. Te sales de Facebook, pero todavía haces preguntas

Según la investigación citada por el Daily Mail, más personas están diciéndole adiós a las redes sociales, ya que están preocupados por la privacidad y por volverse adictos a la web. Pero cuando hayas cerrado tu cuenta de Facebook, puedes comenzar a hacer preguntas a tu ser querido —con quién está interactuando, lo que ha estado publicando y lo que haya visto recientemente en la web, por ejemplo— y eso podría aumentar discusiones y complicaciones relativas a la confianza en la pareja.

7. No hiciste un buen trabajo con la configuración de privacidad

El matrimonio debe involucrar confianza y ser capaz de abrirse a alguien. Pero Facebook crea la posibilidad de que muchas otras personas vean todo lo que te pasa. NBC News informó que la privacidad es una preocupación importante para los usuarios de Facebook, ya que los deja abiertos a revisión y juicio por parte de sus amigos y, posiblemente, del público. Conversaciones que deben suceder primero entre el esposo y la esposa se ​​publican para que el público las vea. Facebook también puede llevar a la gente a descubrir cosas sobre ti antes que tu cónyuge las sepa, lo cual es otra señal de falta de confianza.

8. Tu foto de Facebook no es… apropiada

Eso es. La foto que subes como imagen de perfil dice mucho de ti. De hecho, The Atlantic informó que lo que hace que una imagen de perfil sea popular es la cantidad de “likes” y comentarios que tenga. Pero si tienes una foto que a nadie le gusta, tu cónyuge puede sentir la presión de pedirte que pongas otra.

laFamilia.info

Social

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Asombroso lo que hizo
Intervención Cerro San Cristóbal
Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II

Humor

A comienzos de siglo XVIII reinó en Prusia un hombre muy temperamental. Federico Guillermo tenía la costumbre de pasear sin escolta por las calles de Berlín. Cuentan que cuando encontraba alguien que le desagradara, lo que ocurría con frecuencia, no dudaba en golpearlo con su bastón. Por esa razón cuando la gente lo veía a lo lejos, prudentemente huía lo más rápido posible.

En cierta ocasión, como de costumbre, el rey avanzaba golpeando el suelo con su bastón. Un berlinés, tomado por sorpresa, tratando de huir del monarca, se ocultó en un portal. Ahí lo sorprendió Federico Guillermo, y lo increpó de inmediato:

- Eh, tú, ¿A dónde vas?

El pobre hombre, que temblaba de miedo, le indicó con la cabeza una la puerta.

- ¿Vives ahí?, lo interrogó.

El hombre hizo un gesto de negación.

- ¿Es la casa de un amigo tuyo? Volvió a preguntar.

- No, Majestad.

El rey lo miró con sospecha,

-Entonces, ¿por qué entras en ella?

El hombre tuvo miedo de que se le considerara como ladrón, así que confesó:

- Lo hacía para evitar encontrarme con su Majestad. Federico Guillermo lo miró extrañado.

- ¿Y por qué quieres evitarme?

Bajando la vista, decidió decirle la verdad:

- Porque tengo miedo de su Majestad.

Al escuchar esto, Federico Guillermo montó en una de sus famosas rabietas. Agarró al infeliz por el cuello, lo sacudió violentamente, y lo increpó:

- ¿Cómo te atreves a tener miedo de mí? ¡Soy tu rey, así que tienes que amarme! ¡Ámame, desgraciado! ¡Te ordeno que me ames!

----------------------------------------------------------------