Temas & Noticias



TÚNEZ, MILES DE CIUDADANOS MARCHAN CONTRA EL TERRORISMO ISLÁMICO

TÚNEZ, MILES DE CIUDADANOS MARCHAN CONTRA EL TERRORISMO ISLÁMICO

TÚNEZ, MILES DE CIUDADANOS MARCHAN CONTRA EL TERRORISMO ISLÁMICO

Esperanzadora respuesta democrática del país musulmán después de la tragedia del Museo del Bardo

El terrorismo nunca tendrá la última palabra. Después del atentado mortal en Túnez, el presidente del país norteafricano, Béji Caïd Essebsi, ha invitado a una delegación interreligiosa. Y ayer miles de personas salieron a la calle en una manifestación pacífica contra el terrorismo.

Entre los invitados interreligiosos destaca el escritor Marek Halter, Jane Stranz (responsable de diálogo interreligioso en la Federación Protestante Francesa), Moshe Lewin, el gran rabino de Francia; Hassen Chalghoumi, presidente de la confederación de imanes de Francia y Kema de Gassama, imán de París. Por parte católica está Ilario Antoniazzi, arzobispo de Túnez.

El diálogo como prevención y como cura de las heridas. Es esto lo que pretende Túnez después de un atroz episodio que terminó con la vida de 21 personas en el Museo Nacional del Bardo el pasado 18 de marzo.

La célula que perpetró el atentado que acabó con la vida de 21 personas en el Museo Nacional del Bardo en Túnez el 18 de marzo estaba integrada por “16 terroristas” y su jefe ya ha sido detenido, según ha informado la cadena de radio local Mosaique.

La manifestación de ayer ha unido a los tunecinos para hacer un frente común contra el terrorismo; algo reconocido un poco por todos”, ha dicho a Fides el padre Jawad Alamat, Director Nacional de las Obras Misionales Pontificias (OMP) de Túnez, donde el domingo 29 de marzo más de 70.000 personas, entre ellas decenas de líderes políticos de todo el mundo, han participado en una marcha contra el terrorismo.

El evento ha tenido lugar en Túnez, 11 días después del ataque contra el Museo del Bardo que causó más de 20 muertes, la mayoría de ellos turistas extranjeros.

Incluso aquellos que no han participado físicamente en la marcha se han sentido involucrados – destaca el p. Jawad -. El domingo me encontraba en Sousse, a 150 km de la capital, y traté de recoger las reacciones de la población local. Debo decir que los tunecinos están orgullosos del hecho de que su país ha organizado una manifestación valiente contra el terrorismo”.

Las personas con las que he podido hablar me han expresado la esperanza de que esto se convierta en una marcha diaria, que no sea sólo un espectáculo único y de obligación después del atentado al Museo del Bardo, sino que se convierta en un compromiso diario de todos para hacer frente a este peligro”, concluyó el Director Nacional de las OMP.

ALETEIA

Social

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Asombroso lo que hizo
Intervención Cerro San Cristóbal
Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II

Humor

A comienzos de siglo XVIII reinó en Prusia un hombre muy temperamental. Federico Guillermo tenía la costumbre de pasear sin escolta por las calles de Berlín. Cuentan que cuando encontraba alguien que le desagradara, lo que ocurría con frecuencia, no dudaba en golpearlo con su bastón. Por esa razón cuando la gente lo veía a lo lejos, prudentemente huía lo más rápido posible.

En cierta ocasión, como de costumbre, el rey avanzaba golpeando el suelo con su bastón. Un berlinés, tomado por sorpresa, tratando de huir del monarca, se ocultó en un portal. Ahí lo sorprendió Federico Guillermo, y lo increpó de inmediato:

- Eh, tú, ¿A dónde vas?

El pobre hombre, que temblaba de miedo, le indicó con la cabeza una la puerta.

- ¿Vives ahí?, lo interrogó.

El hombre hizo un gesto de negación.

- ¿Es la casa de un amigo tuyo? Volvió a preguntar.

- No, Majestad.

El rey lo miró con sospecha,

-Entonces, ¿por qué entras en ella?

El hombre tuvo miedo de que se le considerara como ladrón, así que confesó:

- Lo hacía para evitar encontrarme con su Majestad. Federico Guillermo lo miró extrañado.

- ¿Y por qué quieres evitarme?

Bajando la vista, decidió decirle la verdad:

- Porque tengo miedo de su Majestad.

Al escuchar esto, Federico Guillermo montó en una de sus famosas rabietas. Agarró al infeliz por el cuello, lo sacudió violentamente, y lo increpó:

- ¿Cómo te atreves a tener miedo de mí? ¡Soy tu rey, así que tienes que amarme! ¡Ámame, desgraciado! ¡Te ordeno que me ames!

----------------------------------------------------------------