Temas & Noticias



BOLIVIA-CHILE Y LA HAYA

BOLIVIA-CHILE Y LA HAYA

BOLIVIA-CHILE Y LA HAYA

BOLIVIA-CHILE Y LA HAYA

Más allá de lo que desee plantear Bolivia, en el centro de este caso estará el pleno respeto al tratado de 1904.

Chile ha formulado excepciones preliminares a la competencia de la Corte Internacional de Justicia en el caso de la demanda presentada por Bolivia en contra de Chile, en que le solicita a la Corte que declare que nuestro país está obligado a negociar de buena fe con ese país un acceso soberano de Bolivia al Océano Pacífico.

En el caso de Chile y Bolivia como estados partes del Pacto de Bogotá, el reconocimiento de la competencia de la Corte fue efectuado con la limitación que no se puede someter a conocimiento de la Corte asuntos ya resueltos por arreglos entre las partes, o que se hallen regidos por acuerdos o tratados en vigencia al 30 de abril de 1948, que es la fecha de celebración del referido pacto.

Lo que pretendieron las partes de este tratado interamericano fue precisamente evitar que se reabrieran asuntos ya resueltos entre ellas o regidos por tratados vigentes. Por lo tanto, si se le someten este tipo de asuntos, la Corte es incompetente y deberá declarar su incompetencia.

Como lo que pretende Bolivia con su demanda es que se le obligue a Chile a negociar un acceso soberano al Océano Pacífico y los asuntos de soberanía territorial de Chile en relación a Bolivia se encuentran regidos por el tratado de 1904 -tratado entre las partes plenamente vigente por más de cien años -, resulta claro que la Corte no tiene competencia para conocer de esta materia. Formulada por Chile esta excepción preliminar, el tratamiento del fondo se suspende hasta que se resuelva la referida excepción.

Más allá de lo que desee plantear Bolivia, en el centro de este caso estará el pleno respeto al tratado de 1904. Recordemos que dicho tratado fue suscrito por Bolivia y Chile 20 años luego de suscrito el Pacto de Tregua de 1884 y la negociación que se inició fue propuesta por Bolivia, presentando ella las bases de la misma. Ismael Montes realizó su campaña electoral en Bolivia defendiendo las bondades de este tratado, fue elegido Presidente de Bolivia y más tarde reelegido.

Bolivia consideró entonces que el tratado era enormemente beneficioso para ella, y por eso lo impulsó con tanta fuerza. Hay que tener presente que Chile le otorga a ese país, entre otras materias, el más amplio y libre derecho de tránsito por su territorio y puertos chilenos. Fue sólo años después de la suscripción de este tratado que Bolivia planteó su aspiración marítima a Chile.

Nuestro país ha estado dispuesto a lo largo de su historia a profundizar un diálogo en los más variados temas, en una agenda vinculada a la necesidad de desarrollar los vínculos de cooperación e integración vecinales, pero no puede aceptar que se le pretenda obligar a ceder territorios soberanos a través de un tribunal internacional.

Esta es la importancia que reviste -en este caso- la decisión de la Corte Internacional de Justicia para Chile y la comunidad internacional, que vería con preocupación que dicha Corte fallara sobre tratados vigentes que delimitan fronteras suscritas libremente por los dos países, y en este caso, propuesto y alabado por el país que hoy demanda.

Soledad Alvear. La Tercera, 04-03-2015

Social

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Asombroso lo que hizo
Intervención Cerro San Cristóbal
Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II

Humor

A comienzos de siglo XVIII reinó en Prusia un hombre muy temperamental. Federico Guillermo tenía la costumbre de pasear sin escolta por las calles de Berlín. Cuentan que cuando encontraba alguien que le desagradara, lo que ocurría con frecuencia, no dudaba en golpearlo con su bastón. Por esa razón cuando la gente lo veía a lo lejos, prudentemente huía lo más rápido posible.

En cierta ocasión, como de costumbre, el rey avanzaba golpeando el suelo con su bastón. Un berlinés, tomado por sorpresa, tratando de huir del monarca, se ocultó en un portal. Ahí lo sorprendió Federico Guillermo, y lo increpó de inmediato:

- Eh, tú, ¿A dónde vas?

El pobre hombre, que temblaba de miedo, le indicó con la cabeza una la puerta.

- ¿Vives ahí?, lo interrogó.

El hombre hizo un gesto de negación.

- ¿Es la casa de un amigo tuyo? Volvió a preguntar.

- No, Majestad.

El rey lo miró con sospecha,

-Entonces, ¿por qué entras en ella?

El hombre tuvo miedo de que se le considerara como ladrón, así que confesó:

- Lo hacía para evitar encontrarme con su Majestad. Federico Guillermo lo miró extrañado.

- ¿Y por qué quieres evitarme?

Bajando la vista, decidió decirle la verdad:

- Porque tengo miedo de su Majestad.

Al escuchar esto, Federico Guillermo montó en una de sus famosas rabietas. Agarró al infeliz por el cuello, lo sacudió violentamente, y lo increpó:

- ¿Cómo te atreves a tener miedo de mí? ¡Soy tu rey, así que tienes que amarme! ¡Ámame, desgraciado! ¡Te ordeno que me ames!

----------------------------------------------------------------