Temas & Noticias



¿VIENTO EN CONTRA?

¿VIENTO EN CONTRA?

¿VIENTO EN CONTRA?

¿VIENTO EN CONTRA?

ludersLa caída del precio del petróleo beneficia a Chile, y no sólo por el mayor crecimiento global; directamente lo hace porque en el corto plazo el país tendrá que desembolsar al menos unos US$ 3.500 millones anuales menos por sus importaciones energéticas.

El martes, el ministro de Hacienda declaraba que nuestra economía podría ser catalogada como un avión que tiene cuatro motores. Sostenía que efectivamente está con algún viento externo en contra, pero tiene la fuerza para salir adelante (La Tercera, 2.12.14). Estos motores, agregaba, son el alto tipo de cambio, el precio del petróleo bajando, la expansión del gasto fiscal, y la alianza público-privada. El viento externo en contra sería la economía internacional, que -como veremos, y contrariamente a lo que dice el ministro- está jugando ahora a nuestro favor. Y no obstante tener viento de cola, el avión sigue en rodaje.

Las declaraciones de Arenas obedecieron al reciente desplome del precio del petróleo, a la caída del precio del cobre, y a la significativa devaluación del peso. En cierto sentido estos fenómenos están relacionados con, primero, el desarrollo del esquisto bituminoso (shale oil) y con la decisión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) de dejar que el mercado fije el precio del petróleo; y segundo, con la leve desaceleración económica de China. Para algunos, este es el fin de la OPEP; en cambio, para otros es solamente un interregno acordado para disuadir una mayor expansión de las explotaciones del mencionado esquisto.

En todo caso, el resultado ha sido una caída del precio del petróleo de alrededor del 30%, que se espera perdure en el mediano plazo.

A nivel mundial se anticipa que la caída del precio del petróleo tendría un efecto benéfico sobre el crecimiento, eso es, aceleraría en varias décimas una tasa de crecimiento global ya proyectada sobre un 3% anual. Por ejemplo, Christine Lagarde, directora del Fondo Monetario Internacional, declaró que los EE.UU podrían crecer ahora en 2015 unas cuatro décimas más.

La caída del precio del petróleo beneficia a Chile, y no sólo por el mayor crecimiento global; directamente lo hace porque en el corto plazo el país tendrá que desembolsar al menos unos US$ 3.500 millones anuales menos por sus importaciones energéticas. Indirectamente favorece al país porque bajarán las presiones de alza de precios que hemos estado experimentando y eso le permitirá al Banco Central adoptar una política monetaria más expansiva. Desafortunadamente, el menor desembolso mencionado se verá contrarrestado por los efectos de la caída del precio del cobre sobre el valor de las exportaciones del metal.

Sumando y restando, el escenario externo representa ahora una brisa que favorece el crecimiento de nuestra economía. ¿Por qué tenemos entonces una tasa de crecimiento tan baja? La explicación, como lo hemos sostenido en anteriores columnas, se encuentra en la desconfianza y en la incertidumbre que han despertado en el empresariado y en miles de otros ciudadanos el anuncio de reformas estructurales de fondo, basadas en el uso de instrumentos juzgados inadecuados. Me temo mucho que mientras perdure esta última situación, los motores del avión del ministro no tendrán el poder suficiente para que el avión pueda despegar.

Blog de Rolf Lüders, economista. La Tercera.

Social

Para leer en familia



Ver mas artículos

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Intervención Cerro San Cristóbal
Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II
Lo que está detrás de la ideología de género (Benigno Blanco)

Humor

Paseaban por el campus de la Universidad de Princeton el matemático Oswald Veblen y el periodista del Manchester Guardian J. G. Crowther.

– Allí viene Einstein, debe Ud. conocerle, dijo el matemático.

Se acercaron y Veblen lo presentó como “el corresponsal científico del Manchester Guardian”. Einstein se inclinó y dijo:

– El Manchester Guardian es el mejor periódico del mundo.

Cuando el periodista regresó a Londres, uno de los ejecutivos del diario le preguntó si había oído ciertos rumores sobre Einstein.

– ¿Qué rumores?

– Corre el rumor en Fleet Street de que se ha vuelto loco.

– Si es así – dijo Crowther – es una desgracia para el Manchester Guardian.

– ¿Qué quiere decir?

– Le conocí hace poco y me dijo “el Manchester Guardian es el mejor periódico del mundo”.

– ¡Oh!, - contestó el ejecutivo- es evidente que nuestra información es incorrecta.

-----------------------------------------------------