Temas & Noticias



SUBASTAN LIBRETA DE POEMAS MANUSCRITOS DE DYLAN THOMAS

SUBASTAN LIBRETA DE POEMAS MANUSCRITOS DE DYLAN THOMAS

SUBASTAN LIBRETA DE POEMAS MANUSCRITOS DE DYLAN THOMAS
noviembre 20

SUBASTAN LIBRETA DE POEMAS MANUSCRITOS DE DYLAN THOMAS

thomas

Se trata de 19 poemas hallados en la casa de la madre de Caitlin Macnamara, esposa del escritor galés. Sotheby´s subastará la libreta el próximo 9 de diciembre, y estima que podría alcanzar los 190.000 euros.

Sotheby´s sacará a subasta el próximo 9 de diciembre, en Londres, una libreta con poemas manuscritos de Dylan Thomas. Se trata, según la casa de subastas, del “manuscrito más importante que se ha descubierto desde la muerte del poeta en 1953”. Las estimaciones apuntan a que el hallazgo podría alcanzar un valor de 190.000 euros en la subasta.

Según el comunicado de la entidad, se trata de una serie de poemas escritos en los años treinta, durante uno de los periodos de mayor creatividad del escritor. Parte de su valor reside en la posibilidad de apreciar su proceso creativo: los poemas están sometidos a escrituras y reescrituras, y aparecen rodeados de tachones y correcciones, lo que demuestra que Thomas no era ni mucho menos un improvisador, sino que, pese a lo aparentemente fortuito de sus imágenes, aplicaba todo su rigor crítico e intelectual a cada una de las imágenes que creaba. Todos los poemas de la libreta llegaron a ser publicados años después con sustanciales modificaciones respecto a los borradores.

Dylan Thomas abandonó esa libreta en casa de su suegra, Yvonne Macnamara, con la que tuvo siempre una relación, como poco, complicada. De hecho, Sotheby’s subastará también una carta en la que el poeta confiesa que “odia” a la madre de su esposa Caitlin. Acuciados por las dificultades económicas -que no abandonaron ni siquiera cuando Thomas se convirtió en un poeta célebre-, la pareja pasaba largas temporadas en casa de Yvonne.

Según expertos en la obra de Dylan citados por The Guardian, esta libreta sería la quinta que usó el poeta para sus composiciones (los cuatro anteriores se encuentran la Universidad Estatal de Nueva York, en Buffalo), y era, para los estudiosos de Thomas, algo así como el “santo grial” de su obra. Estos cuadernos, fundamentales para el poeta, han sido durante todos estos años una fuente inagotable de información para los expertos en su obra.

Que los borradores hayan sobrevivido es casi milagroso. Durante todos estos años, la libreta ha estado dentro de una bolsa, en un cajón de la casa de Yvonne Macnamara, con una nota escrita por Louie King, miembro del servicio doméstico de la casa. En la nota, King confiesa que la propia Yvonne le ordenó quemar el manuscrito en la caldera de la cocina, pero que él, consciente de su importancia, lo escondió. La incógnita está en saber si el poeta abandonó la libreta por un olvido, o porque carecía de valor para él.

El Cultural, España. 13-11-2014

Social

Powerpoint de la semana

Video Recomendado

Asombroso lo que hizo
Intervención Cerro San Cristóbal
Impresionantes Pinturas 3D del Artista Edgar Muller
La risa de Juan Pablo II

Humor

A comienzos de siglo XVIII reinó en Prusia un hombre muy temperamental. Federico Guillermo tenía la costumbre de pasear sin escolta por las calles de Berlín. Cuentan que cuando encontraba alguien que le desagradara, lo que ocurría con frecuencia, no dudaba en golpearlo con su bastón. Por esa razón cuando la gente lo veía a lo lejos, prudentemente huía lo más rápido posible.

En cierta ocasión, como de costumbre, el rey avanzaba golpeando el suelo con su bastón. Un berlinés, tomado por sorpresa, tratando de huir del monarca, se ocultó en un portal. Ahí lo sorprendió Federico Guillermo, y lo increpó de inmediato:

- Eh, tú, ¿A dónde vas?

El pobre hombre, que temblaba de miedo, le indicó con la cabeza una la puerta.

- ¿Vives ahí?, lo interrogó.

El hombre hizo un gesto de negación.

- ¿Es la casa de un amigo tuyo? Volvió a preguntar.

- No, Majestad.

El rey lo miró con sospecha,

-Entonces, ¿por qué entras en ella?

El hombre tuvo miedo de que se le considerara como ladrón, así que confesó:

- Lo hacía para evitar encontrarme con su Majestad. Federico Guillermo lo miró extrañado.

- ¿Y por qué quieres evitarme?

Bajando la vista, decidió decirle la verdad:

- Porque tengo miedo de su Majestad.

Al escuchar esto, Federico Guillermo montó en una de sus famosas rabietas. Agarró al infeliz por el cuello, lo sacudió violentamente, y lo increpó:

- ¿Cómo te atreves a tener miedo de mí? ¡Soy tu rey, así que tienes que amarme! ¡Ámame, desgraciado! ¡Te ordeno que me ames!

----------------------------------------------------------------